Las siete claves del anteproyecto de Ley de FP

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá presentó el pasado martes al Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de la nueva Formación Profesional que derogará la actual, vigente desde 2002. El texto trae importantes modificaciones para la FP que supondrán una reestructuración prácticamente total de lo que se conoce actualmente como Formación Profesional.

A continuación, os mostramos las siete claves del anteproyecto:

Isabel Celaá, ministra de Educación y FP

Isabel Celaá, ministra de Educación y FP

Formación dual

El nuevo proyecto del Ministerio de Educación y FP convertirá la Formación Profesional actual en FP Dual de dos tipos. Por un lado, la general, donde los estudiantes deberán tener una estancia en empresa (sin carácter laboral) de entre el 25 % y el 35 % del total de la formación, y por otro, la avanzada, con una formación en empresa de entre el 35 % y el 50 %, donde sí deberá establecerse una relación contractual entre el alumno y la entidad.

Así, se refuerza la relación entre los centros donde se imparte la formación y los centros de trabajo.

Figura del tutor

La nueva FP incorporará la figura del tutor de la empresa que complementará al tutor del centro de formación. De esta manera, este nuevo actor se encargará de la evaluación de los aprendizajes del alumnado, pudiendo colaborar incluso en la redacción del currículo. Sin embargo, la evaluación final seguirá siendo responsabilidad del centro educativo.

Alumno de la Fundación Laboral de la Construcción.

Micromódulos

El texto, que previsiblemente se aprobará a finales de 2021, presenta los “micromódulos”: una formación basada en cursos especializados y elementales, de aproximadamente 50 horas, que se impartirán en los centros oficiales de FP. Estas “microformaciones” podrán ser cursadas por cualquier alumno, independientemente de la edad o la formación que hayan recibido.

Pasarela hacia la Universidad

La nueva Ley creará pasarelas entre la FP Superior y la Universidad. Esto supondrá el reconocimiento de créditos o que directamente los estudiantes de FP puedan recibir formación universitaria y viceversa. El texto desarrolla también proyectos compartidos y el préstamo de espacios para generar transferencia de conocimiento y experiencia.

El objetivo es el reconocimiento mutuo para establecer itinerarios que puedan reconocer la formación adquirida previamente en la Universidad o mediante FP.

Actualización de cualificaciones

La llegada de la nueva FP pretende actualizar hasta el 80 % de las cualificaciones profesionales que ya existen y doblar el número de trabajadores formados en España.

Alumnos de FP de la Fundación Laboral de la Construcción.

Alumnos de FP de la Fundación Laboral de la Construcción.

Además, a partir de ahora las formaciones tendrán una nueva clasificación: de la A a la E, siendo la A “microformaciones” específicas para empleados con una duración de entre 30 y 50 horas, B y C otorgarán certificados de Competencia Profesional y Profesional, respectivamente, y D y E serán cursos de especialización con mayor nivel.

Sistema de acreditación más ágil

Una de las prioridades del nuevo texto será la agilización de acreditación de competencias profesionales que los alumnos adquirirán mediante la experiencia laboral. Hasta ahora, este procedimiento era tan lento que solo 300.000 personas han podido lograr la acreditación en una década. El objetivo ahora será acreditar 450.000 al año.

Actualmente, un 48 % de los trabajadores no tiene ningún título formativo. Con este nuevo sistema, los empleados podrán acreditar sus competencias profesionales que les darán reconocimiento y acceso a más formación.

Unificación de la FP

En definitiva, el anteproyecto de Ley unifica en un único sistema la Formación Profesional educativa y la FP para el empleo, lo que facilitará la formación a lo largo de toda la vida profesional. Estas ramas, hasta ahora independientes, pasan a ser complementarias.

Fuente: Ministerio de Educación y FP, Cinco Días.

Related Post

La FP se va consolidando en España: en la última década sus matriculaciones se han incrementado un 75 %

El cambio de educación en España ya se está produciendo. Si hace años la única opción de estudios superiores era la Universidad, ahora la Formación Profesional se está consolidando y cada vez más jóvenes se decantan por esta educación.

Según el Informe Datos y Cifras del curso escolar 2020/21, del Ministerio de Educación y Formación Profesional, las matriculaciones en FP crecieron un 75 %, pasando de 537.571 estudiantes matriculados en 2009-2010, a 934.204 en este curso 2020-2021. Por ello, desde el Gobierno se está preparando una nueva ley de FP para “impulsar reformas estructurales”, con el fin de “atender las necesidades no sólo de la formación de los jóvenes, sino de los ciudadanos que requieren formación y cualificación intermedia”, según la ministra Isabel Celaá.

Jóvenes de un ciclo de FP impartido en la Fundación Laboral de la Construcción

Alumnos de un ciclo de FP sobre energías renovables impartido en la Fundación Laboral de la Construcción.

Existe un hecho contrastado que marca una gran diferencia entre FP y la Universidad: “La FP ofrece una mayor especialización y una mayor vertiente práctica; también hay mucha más interacción con la empresa“, explica Gonzalo Jaén, docente en el Centro Integrado de Formación Profesional Zonzamas, Arrecife, Lanzarote.

Actualmente, el objetivo es conectar las nuevas titulaciones con las profesiones más demandadas y que marquen los nuevos tiempos, como es el caso de ámbitos como la digitalización, el internet de las cosas, el 5G o la inteligencia artificial.

La tasa de ocupación en 2019 de la FP se situó en el 68,2 % y fue especialmente elevada en los ciclos de Grado Superior, con el 71,8 %

De hecho, la inserción laboral de este modelo formativo también va en aumento: la tasa de ocupación en 2019 de la FP en conjunto se situó en el 68,2 %, y fue especialmente elevada en los ciclos de Grado Superior, con el 71,8 %, según los datos de Dualiza Bankia en su Observatorio de la Formación Profesional en España.

Por todo ello, la Formación Profesional se presenta como un elemento indispensable y un modelo educativo apropiado para poder afrontar las transformaciones tecnológicas, económicas y geopolíticas que están teniendo lugar en el mundo, al combinar enseñanza con trabajo, teoría con práctica.

La tasa de ocupación en 2019 de la FP en conjunto se situó en el 68,2 %.

Alumno de la Fundación Laboral de la Construcción en el taller práctico del Centro de Formación de Vicálvaro (Madrid).

No obstante, expertos en educación y representantes de los distintos sectores de la FP señalan algunas necesidades urgentes que la formación profesional requiere para desarrollarse y consolidarse. Las propuestas se realizaron en un webinar organizado recientemente por el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP), dentro de la iniciativa denominada “Nueva Ley de Formación Profesional. Más FP, más futuro”, para la elaboración de la nueva normativa de FP.

“Aquellas empresas que más titulados en FP tienen y más formación para sus empleados dedican son las que tienen mejores resultados en productividad e innovación”

Entre las medidas que deben estar contempladas en la futura ley de FP destacaron:

  • Compromiso a tres bandas entre gobiernos, empresas y sociedad. Antón Costas, catedrático de Política Económica de la Universitat de Barcelona, aboga por “un nuevo contrato social por la FP, donde los gobiernos recobren su interés por la economía productiva, y así la FP recobraría el prestigio social que necesita para ser vista como el modelo educativo ideal para enfrentarse a los retos del siglo XXI”.
  • Flexibilidad en el acceso a la FP, el inicio de curso, los criterios de homologación, las condiciones para otorgar una titulación, y la plantilla del profesorado. Fernando Marhuenda, catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valencia, añadió que, junto con la flexibilización y el dinamismo, la formación profesional necesita que se mejore la especialización, lo que demanda una transformación tanto del currículum y de la organización de los centros en los que se imparte esta modalidad formativa.
  • Orientación profesional, clave en todo el proceso formativo. Señala el catedrático Fernando Marhuenda, la necesidad de tener una estructura estable y de apoyo, así como presupuesto, para poder atender a las personas y ayudarlas a construir su proyecto de vida y profesional en un mundo cambiante como el actual.
  • Mayor planificación de la formación, para que la orientación sea más efectiva. Según Marhuenda, la orientación debe ayudar, más que a fomentar la empleabilidad, a aclarar las posibilidades de carrera profesional de las personas, que es un proceso de toma de conciencia individual y también colectiva.
  • Reforzar la relación entre la FP y las empresas, especialmente las pymes, donde está menos presente, siendo el tejido empresarial más predominante en España. Para Mónica Moso, responsable del Centro de Conocimiento e Innovación de Fundación Bankia, la Formación Profesional aporta valor al mundo de la empresa; “aquellas empresas que más titulados en FP tienen y más formación para sus empleados dedican son las que tienen mejores resultados en productividad e innovación”.

El próximo webinar que organiza el Ministerio para dar voz a la comunidad educativa sobre la nueva Ley de FP se llevará a cabo hoy jueves, 25 de febrero, a las 11:00 horas, y estará enfocado a la “Formación Profesional Dual. Un reto inmediato”. Participarán: el consejero de Empleo y FP de la embajada de Alemania en España, Jan Böning; el director del departamento de Educación y Formación de CEOE, Juan Carlos Tejeda; la secretaria de Empleo, Cualificación Profesional y Migraciones de CCOO, Lola Santillana; y la directora del C.P.I.F.P. Montearagón, Marga Botaya.


Fuente: Ministerio de Educación y Formación Profesional, Educaweb, El Economista.

Related Post

La FP, una solución eficaz frente al desempleo, por la que apuesta la OCDE

Es indudable que la Formación Profesional se postula como la mejor opción frente al desempleo de nuestros jóvenes. Son cada vez más las voces, los informes y los estudios que la sitúan como la educación “más inclusiva y la que más facilita la transición desde el sistema educativo al mercado laboral”.

Su aprendizaje en el centro educativo y en el entorno laboral, proporciona múltiples ventajas: no solo en la adquisición de conocimientos teórico-prácticos, sino por su proximidad a la realidad; los futuros profesionales se adaptan a las necesidades actuales del lugar de trabajo y se familiarizan con los procedimientos específicos requeridos por las empresas.

De esta manera, el último informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), titulado “Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2019”, considera a la FP como el camino “más efectivo para desarrollar habilidades que permitan acceder antes al mercado laboral”.

En este sentido, la FP también está llamada a terminar con el desajuste educativo: parados con muy baja cualificación que el mercado laboral no puede absorber porque los perfiles que se requieren son más elevados o de otro sector.

A pesar de todo ello, solo el 18,7 % del alumnado español de 17 años de edad elige esta formación en la segunda etapa de la Educación Secundaria, frente a la media de la OCDE, que alcanza el 31 %.

Alumnos de la Fundación Laboral.

Alumnos de la Fundación Laboral en curso de Electricidad.

Pero no hay que ser pesimistas, el alumnado matriculado en enseñanzas de FP ha subido un 19,8 % en los últimos cinco años, según la Estadística del Alumnado de Formación Profesional para el curso 2018-2019, publicada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Las familias profesionales con mayor peso en el alumnado fueron: Administración y Gestión, Electricidad y Electrónica, Informática-Comunicaciones y Sanidad.

Esta tendencia de crecimiento también se ha mantenido durante el curso 2020-2021. Tal y como ha publicado recientemente el Ministerio de Educación y Formación Profesional en su informe “Datos y cifras del curso escolar 2020-2021”, durante este curso, la FP es la enseñanza que más crece en España, con un aumento del 5,2 % en el número de alumnos matriculados. De esta manera, las matrículas alcanzan las 934.204, lo que supone un incremento de 46.494 alumnos frente al curso 2019-2020.

Desde el Gobierno, se ha lanzado un plan estratégico de 1.500 millones de euros, en cuatro años, para que la Formación Profesional sea motor del empleo en España. Para ello, se ha apostado por un plan de modernización, basado en tres pilares: la ampliación y actualización de la oferta formativa, la incorporación de la digitalización, la innovación y el emprendimiento a estas enseñanzas, y el reconocimiento y la acreditación de competencias profesionales.

Alumnos y profesor de la Fundación Laboral de la Construcción. Curso de Electricidad.

En la actualidad, la FP oferta más de 150 ciclos formativos dentro de 26 familias profesionales. En estos momentos pretende adaptarse a las nuevas demandas del mercado. El plan estratégico incluye el diseño y actualización de titulaciones relacionadas con la industria 4.0, Big Data, la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica. Fabricación Inteligente, Digitalización del Mantenimiento Industrial, Ciberseguridad en Entornos de Producción, Ciberseguridad en Entornos IT, Señalización o Telecomunicaciones Ferroviarias son títulos que ya se incorporarán en el curso 2020-2021.

La otra actuación planteada es la acreditación de las competencias profesionales de más de tres millones de personas, el 40 % de la población activa menor de 55 años, mediante un sistema permanente y abierto. Se trata de personas que han aprendido su oficio trabajando, pero carecen de formación o título académico y acreditando sus competencias se demuestra de manera oficial su experiencia. Estas acreditaciones ya se realizaban, pero en convocatorias puntuales; a partir de ahora se procederá a la acreditación de manera permanente.

* Descarga el último informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) “Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2019”.

* Conoce los ciclos de FP de la Fundación Laboral en Aragón, Baleares, Cantabria, La Rioja y Navarra, una opción de futuro para los jóvenes.

Fuente: OCDE, La Vanguardia.

Related Post