Los arquitectos técnicos lanzan una calculadora energética que mide el ahorro de los hogares

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha presentado la Calculadora Energética, una nuevo instrumento que permite al ciudadano conocer su gasto en energía, según el Certificado de Eficiencia Energética de su hogar, y analizar el ahorro que podría alcanzar con una vivienda más eficiente.

La herramienta, accesible a través de la web del CGATE de forma gratuita, incluye una comparativa que indica cuál es el consumo medio en función de la letra de la calificación, y permite conocer el ahorro económico que se produciría si esta fuese A o B, estableciendo una equiparación entre el gasto medio en todas las situaciones.

Un problema de desconocimiento

El principal objetivo de esta calculadora es hacer más sencillo y entendible para la población el concepto de Certificado Energético, ya que, según una encuesta realizada por la consultora GAD3 para el CGATE, cerca del 50 % de los usuarios afirman desconocerlo y “muy pocos valoran su utilidad” desde que se puso en marcha hace ocho años.

El 50 % de los usuarios afirman desconocer el Certificado de Eficiencia Energética

El 50 % de los usuarios afirman desconocer el Certificado de Eficiencia Energética.

Creemos que la falta de comprensión le ha restado importancia al certificado; por eso hemos querido simplificarlo y traducir el dato del consumo de energía primaria a cuántos euros me gasto al año en calefacción, aire acondicionado o Agua Caliente Sanitaria (ACS), que es un mensaje que entendemos todos”, explicó Juan López-Asiain, responsable del Gabinete Técnico del CGATE.

Además, aunque desde 2013 es obligatorio presentar este Certificado de Eficiencia a la hora de vender o alquilar un inmueble, son una minoría los propietarios que lo valoran más allá del propio trámite informativo. “Aunque la implantación de este documento tenía como objetivo mejorar la eficiencia energética de nuestro parque residencial, pronto se ganó la mala fama de ser un impuesto más para el ciudadano, una percepción que es errónea”, explicó Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

Uso de la herramienta

Su uso es sencillo e intuitivo y para utilizarla sólo hay que introducir tres datos que se pueden encontrar en el Certificado de Eficiencia Energética. De esta forma, la función de la herramienta es traducir estos números en gasto anual en euros.

“Nuestras viviendas tienen una ‘hipoteca oculta’, la energética, que no sólo debemos de pagar siempre, sino que, además –por el precio de la electricidad– tiende a subir”, indicó Sanz.

Related Post

El Gobierno presenta una guía para optimizar la tramitación de ayudas a la rehabilitación energética de edificios

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y el Consejo Superior de Arquitectos de España (CSCAE), junto al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), han lanzado la Guía práctica para la gestión de ayudas a la rehabilitación energética de edificios. Con este documento, el Gobierno pretende optimizar la gestión técnico-administrativa en la tramitación de ayudas del Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) antes de la llegada de las ayudas europeas.

En la presentación de la guía, Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra del Miteco animó a las comunidades autónomas a agotar la dotación inicial porque “hay recursos adicionales para poder intervenir”. En este sentido, a los 300 millones del plan se sumarán 62 millones más que irán destinados a Asturias, País Vasco y Navarra, las regiones que más solicitudes están tramitando hasta el momento.

Este documento, publicado digitalmente, se ha elaborado con la finalidad de proporcionar a los arquitectos una herramienta para facilitar la solicitud de ayudas del PREE, optimizar recursos y hacer posible que se beneficien de sus actuaciones el mayor número de familias españolas.

El 85 % de los edificios europeos no son eficientes energéticamente.

El 85 % de los edificios europeos no son eficientes energéticamente.

Además, la vicepresidenta destacó el abanico de posibilidades que ofrece el PREE, entre ellas la de reducir la pobreza energética, el impulso del empleo y la mejora del bienestar de barrios enteros. En definitiva, Ribera lo calificó como “una oportunidad para reactivar la economía en clave verde”.

El “real estate” europeo suspende en eficiencia

Precisamente, esta semana la Comisión Europea identificó la renovación del parque de edificios europeos como una de las prioridades para la transición ecológica, ya que según sus estimaciones, más de 200 millones de edificios que fueron construidos antes de 2001 no son energéticamente eficientes, lo que supone el 85 % de los edificios europeos.

De esta forma, calculan que serán necesarios 90.000 millones de euros anuales de inversión pública y privada para lograr el ritmo de renovación deseado y reducir las emisiones.

Ante esta situación, la Comisión Europea recomienda que la rehabilitación de edificios sea una de las prioridades de los planes de recuperación nacionales, actuaciones que podrán impulsar dos objetivos europeos: la transición ecológica y la digitalización de la economía.

 

Related Post

La rehabilitación, el futuro y un buen negocio en época de crisis

Aunque el objetivo de rehabilitar energéticamente 1,2 millones de casas en la próxima década fue definido por el Gobierno antes del Covid-19, esta línea de actuación se rebela ahora como un buen negocio capaz de captar gran cantidad de fondos europeos, que aumentaría los ingresos públicos entre 1.000 y 4.000 millones de euros cada año.

La rehabilitación es una de las palancas que el sector de la construcción identifica como elemento propulsor no sólo de su actividad, sino también de la economía tras la crisis sanitaria. Solo la rehabilitación energética en el sector de la edificación podría crear entre 33.000 y 88.000 puestos de trabajo.

Las viviendas suponen oficialmente el 40 % de las emisiones contaminantes. Un porcentaje que se eleva al 56 % si se suman otros edificios, frente al 13 % que representan los automóviles, según la Plataforma de Edificación Passivhaus, que, sin ánimo de lucro, promueve desde 2008 la construcción de edificios altamente eficientes.

Su presidente, Bruno Gutiérrez, considera que cuatro de cada cinco edificios son ineficientes, lo que significa que no cuentan con los niveles adecuados de aislamiento térmico o incluso carecen de él, que tienen filtraciones de aire incontroladas que repercuten en el consumo energético y no emplean sistemas de generación eficientes.

Desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ya se ha dicho que elaborará un plan, en principio para los próximos dos años, por importe de 2.000 millones de euros, para rehabilitar 120.000 viviendas anuales.

En total, lo previsto por el Gobierno es movilizar una inversión de 27.122 millones de euros a lo largo de la década, de los que un 27 % (7.307 millones) provendrían de fondos públicos (estatales y europeos), para la rehabilitación de la envolvente térmica de 1,2 millones de viviendas y la sustitución de unas 3.845.000 instalaciones térmicas.

El futuro de la edificación: la inevitable reconversión hacia la rehabilitación

En el sector son optimistas y en la reciente cumbre de la CEOE, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, incidió en que destinar 2.000 millones de euros en rehabilitar 120.000 viviendas al año generaría riqueza por valor de 52.000 millones. “El sector tiene capacidad para ser motor y base de una recuperación económica duradera”, aseguró Juan Lazcano.

Eso sí, la patronal demanda bonificaciones fiscales ligadas a la calificación energética de los edificios, establecer un IVA reducido a la rehabilitación y que las ayudas y subvenciones no tributen como incremento patrimonial.

Desde el Consejo General de Economistas de España se considera que la construcción ha de ser uno de los sectores que lidere ahora la recuperación, manteniendo las inversiones en proyectos estratégicos, “especialmente los vinculados a rehabilitación de viviendas –sobre todo en cuestiones para el ahorro energético– y áreas relacionadas con la sostenibilidad, el cambio climático y la digitalización, lo que redundará en una mayor competitividad de nuestro país”.

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) señala que ya en 2008 la rehabilitación tiró de la construcción. “Y de nuevo es el momento de activar políticas de rehabilitación. Es una inversión en la que la mayoría de los países de Europa nos lleva ventaja de una o dos décadas. Además es una obligación”. En estos momentos “en la rehabilitación está el gran nicho de mercado. Genera más empleo que otra actividad, requiere más habilidad, más formación, es una actividad más estable”, puntualiza Andimac.

 

Fuente: ABC, La Información, El Periódico de la energía.

Related Post