Conoce qué medidas son necesarias para que el sector de la construcción en España esté alineado con los objetivos climáticos de 2030

El consorcio del proyecto BUILD UP Skills ‘Construye 2030’, cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea y coordinado por la Fundación Laboral de la Construcción, ha publicado una Hoja de Ruta de Formación con medidas prioritarias dirigidas a que determinadas profesiones del sector sean capaces de alcanzar los objetivos sostenibles de Europa.

Medidas incluidas en la Hoja de Ruta 2030.
Medidas incluidas en la Hoja de Ruta 2030.

El documento, en línea con el Pacto por las Competencias en la construcción suscrito por los interlocutores sociales europeos sectoriales en 2022, se enfoca en tres áreas principales:

  • Incrementar el número de profesionales cualificados.
  • Hacer el sector más atractivo para mujeres y jóvenes.
  • Y (re)cualificar a profesionales procedentes de industrias altamente contaminantes, como la minería.

Medidas necesarias para una construcción sostenible

Para la elaboración de la Hoja de Ruta, los socios del proyecto ‘Construye 2030’ han llevado a cabo una revisión bibliográfica, grupos de trabajo e informes, que les ha permitido analizar las barreras que dificultan el aumento del número de profesionales formados, identificadas en el ‘Estudio sobre el panorama actual del sector de la construcción’. 

Además, han constituido varios grupos de trabajo con diferentes agentes sectoriales y del ámbito de la formación para definir las medidas necesarias para que el sector alcance estos objetivos climáticos, que fueron posteriormente priorizadas, validadas e incluidas en el documento. El resultado ha sido la Hoja de Ruta Construye 2030 que recoge las medidas propuestas, agrupadas en:

  • Medidas formativas, que abordan la necesidad de actualizar la formación de acuerdo con los nuevos requisitos de sostenibilidad para perfiles universitarios y no universitarios, como el análisis del ciclo de vida de los edificios, el Certificado Energético del edificio o la regeneración urbana, entre otros.
  • Medidas de apoyo a los sistemas de formación y de empleo, como la mejora de la coordinación entre centros de formación, empresas y Administración pública. También se destaca la importancia de aplicar nuevas metodologías didácticas, desarrollar recursos para orientadores laborales o la creación de servicios de asesoramiento y acompañamiento a empresas.
  • Medidas de atracción al sector para responder a la necesidad de relevo generacional incorporando mano de obra cualificada, como pueden ser los incentivos para la contratación o el lanzamiento de campañas de difusión sobre el atractivo del sector, especialmente dirigidas a mujeres, jóvenes y profesionales de otros sectores.

(Re)lanzamiento de la Red Construye

Otro de los resultados del proyecto ‘Construye 2030’ ha sido el (re)lanzamiento la Red Construye, que se trata de un espacio colaborativo dedicado a la formación para el sector de la construcción, donde se debate sobre la formación necesaria para lograr los objetivos de eficiencia energética y sostenibilidad en el ámbito de los edificios.


Plataforma Red Construye. Formación y competencias
Plataforma Red Construye. Formación y competencias.

En la versión digital de la Red Construye se comparte documentación relevante, eventos y noticias de interés, se realizan encuestas, y se organizan eventos presenciales, entre otras actividades.

Accede tanto al portal de acceso como de registro, ¡te esperamos!

La iniciativa BUILD UP Skills en España

En 2011, la Comisión Europea puso en marcha la iniciativa BUILD UP Skills con el objetivo de mejorar la capacitación de profesionales del sector de la construcción en áreas clave como la eficiencia energética y las energías renovables, y cumplir de este modo con los requisitos climáticos establecidos en Europa.

Consorcio del proyecto BUILD UP Skills 'Construye 2030'.
Consorcio del proyecto BUILD UP Skills ‘Construye 2030’.

Hasta la fecha, en España ha habido cuatro iniciativas BUILD UP Skills de ámbito nacional, que han sido lideradas por la Fundación Laboral de la Construcción que ha coordinado diferentes consorcios hasta llegar al actual ‘Construye 2030’, formado por: Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Comisiones Obreras del Hábitat (CCOO del Hábitat), Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT-FICA), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Green Building Council España (GBCe) y Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae).

Sin embargo, la meta de las iniciativas BUILD UP Skills no finaliza aquí, y continuará próximamente con una nueva edición: el proyecto ‘Construye 2030+’, centrado en la formación y certificación de microcompetencias para la transición ecológica del sector

Cofinanciado por la Unión Europea. Los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o CINEA. Ni la Unión Europea ni la autoridad competente pueden ser consideradas responsables de las mismas.

Related Post

Edificios ‘camaleón’: cambian de color para absorber o emitir calor

Absorber o emitir calor en el interior en función de la temperatura exterior. Ese es el objetivo de los edificios ‘camaleón’, construcciones de colores que protegen tanto del calor como del frío. Utilizan un novedoso material, diseñado por los investigadores de la Escuela Pritzker de Ingeniería Molecular (PME) de la Universidad de Chicago, que permitirá ahorrar en electricidad y gas hasta un 10%, una tecnología que podría contribuir al desarrollo de un futuro más sostenible.

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León.

De sólido a líquido y de calor a frío. El comportamiento de estos edificios sería igual que el de una persona, pues “se agrega una capa cuando tienen frío y se quita otra cuando tienen calor”, explica Po-Chun Hsu, director de la investigación. El material que lo permite es electrocrómico (modifica su color en contacto con una corriente eléctrica), no inflamable y contiene una capa de poliuretano, una lámina de grafeno y una rejilla de oro. Con estos compuestos, el material cambia, las veces necesarias, entre dos estados: una solución líquida, que emite infrarrojos, o cobre sólido, que conserva el calor infrarrojo. En poco tiempo y con sólo una pequeña cantidad de electricidad se consigue que el cobre permanezca sólido y retenga el calor, o bien se mantenga acuoso para emitir los infrarrojos y, por tanto, el calor. Hasta que no llega una nueva corriente, el compuesto no cambia de estado. 

En los días con mayor temperatura, el material emite hasta el 92% del calor infrarrojo que posee para enfriar el interior del edificio, mientras que los días más fríos puede emitir sólo un 7% de infrarrojo para mantener cálida la estancia. «Este tipo de material inteligente nos permite mantener la temperatura de un edificio sin utilizar grandes cantidades de energía. Una vez que cambia de estado, no necesita aplicar más energía para permanecer en cualquiera de los dos estados. Entonces, para los edificios en los que no es necesario cambiar entre sólido o líquido con mucha frecuencia, en realidad se utiliza una cantidad de electricidad muy insignificante», explica Po-Chun Hsu. 

Casos reales

El equipo lideró varias pruebas en diversos edificios de 15 ciudades de Estados Unidos. Hasta hoy, las conclusiones a las que llegan se basan en que este material inteligente no requiere de mucha energía y resulta sostenible. Uno de los casos prácticos que exponen es que, en un edificio comercial, la electricidad empleada para producir cambios electrocrómicos en el revestimiento sería inferior al 0,2% de su uso total, pero su tecnología podría ahorrar hasta un 8,4% de los costes de calefacción, aire acondicionado y ventilación.

Fuente informativa: El Español

Related Post

Francis Kéré, el arquitecto burkinés ganador del Pritzker 2022

Kéré pertenece a un escaso grupo de promotores no inversores que promueven el cambio social. Su elección como ganador del premio Pritzker supone un cambio de paradigma en la historia de este premio y una transformación radical en la escala de valores de la arquitectura. Una forma diferente de ejercer la arquitectura en distintas latitudes del mundo, adaptándose a las técnicas locales y a la escasez de recursos. Compromiso social y métodos participativos son sus señas de identidad.

“Para avanzar, las personas necesitan inspiración: necesitan edificios que mejoren su creatividad y les empujen a tomar su futuro en sus propias manos”.

“Para avanzar, las personas necesitan inspiración: necesitan edificios que mejoren su creatividad y les empujen a tomar su futuro en sus propias manos”.

Hijo primogénito del jefe de un poblado en Gando (Burkina Faso), Diébédo Francis Kéré se graduó como arquitecto con 30 años, en 2004. Nunca olvidó el calor que pasó durante sus primeras clases en el colegio de Tenkodogo, construido con bloques de hormigón. Se convirtió en promotor mientras estudiaba arquitectura, y levantó la primera Escuela Primaria de Gando, con una idea fija en la cabeza: que los alumnos no pasaran calor. Hoy, la escuela alberga a 700 estudiantes.

Desde entonces, su trayectoria profesional no ha hecho más que crecer. La Fundación Kéré eV ha contribuido a la creación de una infraestructura en Gando, en Burkina Faso. Tienen proyectos en el ámbito de la educación, el medioambiente y la salud. Comprometidos en construir y compartir conocimiento, abarcan un amplio espectro de proyectos, desde infraestructuras cívicas hasta instalaciones temporales, desde el concepto hasta la ejecución.

Instituto de Tecnología, en Koudougou (Burkina Faso).

Instituto de Tecnología, en Koudougou (Burkina Faso).

El año pasado, Kéré culminó en Kenia el Campus del Lions Club, una residencia para estudiantes de tecnología de la información, especialmente diseñada para protegerse del sol y rebajar la temperatura del inmueble.

Su proyecto más actual es la construcción de un parlamento en Porto-Novo, la capital de Benín, y ya ha proyectado otro para la capital de su país, Uagadugú.

Dicen los expertos que en sus obras nada sobra, y que su diseño, conmueve. Al ganar el Pritzker, Kéré declaró que esperaba empujar a la gente a soñar y arriesgarse, a tomar el futuro en sus propias manos. “Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen consuelo. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones comunes a todos nosotros”.

Related Post