DSC03981-kwo--620x349@abc

Así es la casa del futuro: una cápsula adaptable, inteligente, ecológica, asequible ¡y española!

La gran pantalla ha jugado, en muchas ocasiones, a adivinar cómo serán las casas del futuro y, en este caso, sus ideas no han ido desencaminadas.

La vivienda del futuro será sostenible, eficiente y autónoma y, además, asequible. Esta es la propuesta planteada y desarrollada por Astroland, una empresa española con sede en Cantabria.

Su vivienda futurista, llamada “CyberHut”, responde a la filosofía de conseguir un estilo de vida más sostenible y respetuoso con el medioambiente, primando además el bienestar y la seguridad.

CyberHut va adaptando sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino.

“CyberHut” adapta sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino.

La principal cualidad de esta nueva vivienda es que su estructura es móvil, es decir, se puede trasladar e instalar en diferentes sitios, ya que está desarrollada como una construcción modular.  

Además de permitir esta adecuación al medio exterior, “CyberHut” va adaptando sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino. Para ello, emplea los últimos avances en inteligencia artificial, que no sólo permiten responder a peticiones sino que, mediante su asistente virtual, se anticipa a posibles requerimientos para garantizar la mayor comodidad y confort posibles.

Algunas de las funcionalidades que ofrece en este sentido son, por ejemplo, la adquisición de un entrenador personal, la inclusión de un cocinero o la posibilidad de gestionar las finanzas personales del habitante.

CyberHut se encuentra a la venta a partir de 150.000 euros.

“CyberHut” se encuentra a la venta a partir de 150.000 euros.

50 metros llenos de posibilidades

La versión más básica de “CyberHut” tiene 50 m2 pero, en este caso, el espacio no es ningún factor determinante, ya que en estas medidas se pueden incluir las mismas prestaciones que en una vivienda de 250 metros, entre ellos gimnasio, sala de juegos, bar o incluso una huerta.

La filosofía de la empresa creadora aboga por un estilo de vida más sostenible, pero también asequible. Por ello, este tipo de vivienda no supone un gran desembolso. CyberHut ya se encuentra a la venta a partir de un precio de salida de 150.000 euros; aunque en Astroland ya se plantean un sistema de alquiler en un futuro cercano, dirigido especialmente a los jóvenes, que estaría entre 750 y 1.100 euros mensuales.

“CyberHut es una revolución, un cambio de paradigma en el mundo inmobiliario, algo así como lo que fue en su momento el iPhone para la comunicación o el Tesla para la movilidad”, explicó David Ceballos, CEO de Astroland.

Bienestar y seguridad

Por otro lado, dentro de la concepción inicial de la empresa creadora de “CyberHut”, adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad. De esta forma, su vivienda futurista se construye con materiales no cancerígenos, filtros HEPA, tratamiento de choque mediante ozono y sistemas de desionización del ambiente y de purificación del aire.

En esta construcción adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad.

En esta construcción adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad.

Asimismo, cuenta con servicios de telemedicina y aplicaciones de monitorización de constantes vitales de sus habitantes.

“CyberHut” protege a los inquilinos, ya que cuenta con sistemas de seguridad ante fenómenos externos de todo tipo, como cierre hermético, blindaje antibalas, sistemas antisísmicos y antihuracanes, detección facial de identidad, así como de un sistema propio de ciberseguridad para preservar su valioso ‘software’, el componente más valioso de estas viviendas.

 Fuente: ABC.es

Related Post

Objetivo: acelerar la acción urbana para un mundo libre de carbono

A principios de esta semana celebrábamos el Día Mundial del Hábitat, una fecha marcada el primer lunes de octubre por Naciones Unidas, para hacernos reflexionar sobre el estado de nuestros hábitats y sobre el derecho básico de todas las personas a tener una vivienda adecuada.

Este año, la cita mundial se ha centrado en la importancia de “Acelerar la acción urbana para un mundo libre de carbono”, ya que, según el órgano internacional, las ciudades son las responsables del 70 % de estas emisiones. Desde la Unión Europea (UE), también se ha tratado de dar respuesta a este problema, a través de políticas o estrategias comunitarias que aboguen por una Europa climáticamente neutra para 2050, en las que la construcción juega un papel fundamental.

Logotipo oficial del Día Mundial del Hábitat de las Naciones Unidas.

Logotipo oficial del Día Mundial del Hábitat de las Naciones Unidas.

Actualmente, la construcción representa más del 35 % del total de residuos de la UE. Por eso, desde Europa se pide al sector alargar la vida de los edificios, reducir la huella de carbono e incluir unos requisitos mínimos sobre los recursos y materiales que se emplean en las construcciones, además de fomentar la eficiencia energética. En este punto, la economía circular se ha postulado como una de las soluciones para aumentar el rendimiento y dar una segunda vida a los materiales.

Pasar de un modelo de economía lineal a uno circular supondría dar un salto hacia una industria más sostenible y cumplir con la transición verde. Sin embargo, redefinir el modelo actual y alejar la actividad económica del consumo de recursos finitos, mejorar la eliminación de residuos o apostar por el reciclaje, no es tarea fácil, ya que produce desajustes entre las necesidades del mercado laboral y la mano de obra.

¿Qué conlleva aplicar el modelo de economía circular en las obras? 

Según la Fundación Ellen MacArthur, miembro fundador de la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE), el modelo de economía circular se fundamenta en tres principios:

  1. Eliminar los residuos y la contaminación desde la fase de diseño.
  2. Mantener los productos y materiales en uso, es decir, alargar su vida útil.
  3. Regenerar los sistemas naturales.
Diagrama de sistemas de economía circular, de la Fundación Ellen MacArthur (2019).

Diagrama de sistemas de economía circular, de la Fundación Ellen MacArthur (2019).

Apostar por la circularidad de los procesos de edificación se presenta como la opción más viable para alcanzar una economía neutra en carbono, sostenible, libre de tóxicos y que reduzca los Residuos de Construcción y Demolición (RCD), tal y como aprobó el Parlamento Europeo en febrero de 2021.

El sector de la construcción necesitará un millón más de trabajadores/as para 2025

En los últimos años, la construcción ha ido ganando peso en las economías mundiales, no solo por ser un sector clave en la renovación de las ciudades, sino por ser un sector con futuro al frente del mercado laboral. Se estima que para 2025, la industria necesitará un millón de nuevos trabajadores y entre las competencias más demandadas estará la de satisfacer las necesidades de edificios ecológicos (Cedefop, 2020). Por eso, promover la formación en eficiencia energética, energías renovables y sistemas de construcción sostenible se ha convertido en el presente del sector a nivel nacional e internacional.

Infografía del proyecto Green Growth, del programa Erasmus+ de la Comisión Europea.

Infografía del proyecto Green Growth, iniciativa cofinanciada por el programa Erasmus+ de la Comisión Europea.

Desde la Fundación Laboral se trabaja diariamente para acercar el sector a ese futuro ‘verde’, a través de los proyectos europeos en los que se busca capacitar a los trabajadores/as en competencias sostenibles, como es el caso de Construction Blueprint (Erasmus+), Construye 2020+ (Horizon 2020), RCdiGREEN (Interrreg Poctefa) o CDWaste-ManagementVET (Erasmus+), así como de Green Growth, una iniciativa cofinanciada por el programa Erasmus+ de la Comisión Europea, que promueve el desarrollo de competencias para hacer frente al desafío de la economía circular en la construcción.

Junto a otras seis instituciones de Alemania, Bélgica, Italia, Eslovenia y España, la Fundación trata de proporcionar herramientas de formación basadas en los principios de economía circular y sus aplicaciones prácticas en construcción para docentes y profesionales del sector, con el objetivo de dotarles de competencias que posibiliten su aplicación práctica y ayuden a consolidar estos principios en el funcionamiento y en la cultura organizativa de los centros de Formación.

Green Growth plantea la economía circular como una materia transversal

El proyecto aporta su granito de arena para hacer frente a la crisis medioambiental, ofreciendo una estrategia formativa que sitúe la economía circular como una materia transversal en el sector, y permitiendo que los/as trabajadores/as y las pymes trabajen basándose en criterios circulares de aprovechamiento de recursos y gestión eficiente o sostenible. Así, Green Growth busca responder a las demandas ecológicas de los edificios y a la nueva normativa sobre gestión de residuos y de emisiones.

Segunda reunión del consorcio de Green Growth, celebrada en Eslovenia el 30 de setiembre y 1 de octubre.

Segunda reunión del consorcio de Green Growth, celebrada en Eslovenia el 30 de setiembre y 1 de octubre.

Los pasados 30 de septiembre y 1 de octubre, el consorcio del proyecto se reunió en Eslovenia para presentar la nueva web de Green Growth y abordar los resultados de la iniciativa europea. Actualmente, el proyecto trabaja en el desarrollo de:

  • Un Manual sobre «La economía circular en la práctica» para docentes de Formación Profesional (FP) de la construcción, en el que se incluye material pedagógico basado en casos reales.
  • Un curso sobre las competencias en economía circular que deben poseer los docentes del sector para promoverla como una materia transversal.
  • Una aplicación (app) sobre los principios circulares en las obras de rehabilitación dirigida a operarios/as y pymes.
  • Una serie de recomendaciones dirigidas a los centros de Formación para que gestionen e incluyan la economía circular como una materia transversal en sus itinerarios formativos y en la propia gestión del centro.

 

 

 

 

El apoyo de la Comisión Europea para la elaboración de esta publicación no implica la aceptación de sus contenidos, que es responsabilidad exclusiva de los autores. Por tanto, la Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

Related Post

Conoce los nueve proyectos españoles galardonados en los Premios de la Nueva Bauhaus Europea

La Comisión Europea anunció hace unos días los 20 ganadores de los Premios de la Nueva Bauhaus Europea y las Estrellas Emergentes de la Nueva Bauhaus Europea. Con este reconocimiento se ponen en valor las buenas prácticas, los ejemplos y los conceptos que ilustran la iniciativa: sostenibilidad, estética e inclusión.

La ceremonia tuvo lugar en Bruselas y se concedieron premios en 10 categorías diferentes. Dentro de cada categoría existen dos apartados paralelos: por un lado, los galardones de la Nueva Bauhaus Europea, que premia proyectos ya finalizados, y por otro lado, las Estrellas Emergentes de la Nueva Bauhaus Europea, que reconoce conceptos o ideas presentados por jóvenes menores de 30 años.

Los proyectos españoles premiados

En el apartado de Nueva Bauhaus Europea, seis diseños españoles han sido galardonados. El proyecto sevillano ‘Jardines en el aire’, impulsado por el Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS) del Ayuntamiento de Sevilla, es una iniciativa circular de renaturalización urbana en el barrio de Tres Barrios-Amate, que ha recibido este premio en la categoría ‘Edificios renovados con espíritu circular’.

Jardines en el aire

Jardines en el aire

Otro diseño español premiado fue ‘La fábrika de toda la vida’, un proyecto ubicado en Los Santos de Maimona (Badajoz), que ha permitido devolver la actividad a una antigua fábrica de cemento, convertido recientemente en un espacio colaborativo para la cultura libre. En este caso, el reconocimiento se encuentra dentro de la categoría ‘Espacios urbanos y rurales regenerados’.

La Fábrika de toda la vida

La Fábrika de toda la vida

Los premiados españoles continúan con el proyecto ‘Azotea de Xifré: Jardín Silvestre’ en la categoría ‘Patrimonio cultural conservado y transformado’. Se trata de un proyecto que ha supuesto una fantástica oportunidad para reintroducir la naturaleza en el corazón de Barcelona.

Azotea de Xifré

Azotea de Xifré

Otro jardín premiado es el del proyecto ‘Jardín Ulía’, situado en el monte Ulia, en Donostia. Este jardín comunitario se centra en transformar un antiguo vivero de plantas, en un jardín comunitario administrado por ciudadanos locales, con el objetivo de impulsar la regeneración urbana. Se encuentra dentro de la categoría ‘Lugares reinventados para reunirse y compartir’.

Jardín Ulía

Jardín Ulía

Los premiados españoles continúan con el reconocimiento al proyecto ‘Aprop Ciutat Vella’ de la categoría ‘Soluciones de vida modulares, adaptables y móviles’. En este caso se trata de un programa de vivienda asequible, rápido y de alta calidad ubicado en Barcelona. Tiene un sistema de construcción ligero, seco, modular y reversible que emplea contenedores de envío reutilizados, logrando altas tasas de eficiencia energética.

Aprop Ciutat Vella

Aprop Ciutat Vella

En la categoría ‘Modelos educativos interdisciplinarios’ ha sido premiado el proyecto ‘Grado en diseño. Universidad de Navarra’. En este caso se trata del máster en Diseño y Gestión Ambiental de Edificaciones (MDGAE), que prepara a los futuros expertos en diseño ambiental, social y económico para una nueva arquitectura. El objetivo es impactar positivamente en el medio ambiente y en el bienestar y la salud de las personas.

Grado en diseño. Universidad de Navarra

Grado en diseño. Universidad de Navarra

Por otro lado, en el apartado de Estrellas Emergentes de la Nueva Bauhaus Europea, los ganadores reciben premios de 15.000 euros para apoyar sus conceptos e ideas.

En este espacio, también ha habido proyectos españoles premiados. Es el caso de ‘Habitar en un paisaje cerrado’ dentro de la categoría ‘Técnicas, materiales y procesos de construcción’, un proyecto de Santa Margalida (Mallorca) que nace del histórico aislamiento material que han tenido las islas y que hizo que sus habitantes desarrollaran su propia cultura material a partir de los recursos limitados de la isla.

Habitar en un paisaje cerrado

Habitar en un paisaje cerrado

Un segundo proyecto premiado en este apartado es ‘Nest’ incluido en la categoría ‘Soluciones para la evolución conjunta del entorno construido y la naturaleza’ y desarrollado en Barcelona. Se trata de un sistema de fachada ecológico que se fabricaría mediante técnicas sostenibles de impresión en 3D de cerámica / arcilla. Estos paneles están diseñados para crear un entorno específico que permitirá el crecimiento pasivo o de bajo mantenimiento de las plantas.

Nest

Nest

Para terminar, el último proyecto nacional reconocido en estos premios Estrellas Emergentes de la Nueva Bauhaus Europea, fue el de ‘Espacios para reconectar a los ciudadanos con las ciudades’, dentro de la categoría ‘Movilización de la cultura, las artes y las comunidades’. Desde Barcelona, estos jóvenes menores de 30 años presentaron su propuesta donde uno de sus principales objetivos es el diseño de un Toolkit (kit de herramientas), que mejore la sostenibilidad urbana del área de Barcelona.

Espacios para reconectar a los ciudadanos con las ciudades

Espacios para reconectar a los ciudadanos con las ciudades

¿Qué es la Nueva Bauhaus Europea?

A finales de 2020, la Comisión Europea ponía sobre la mesa el proyecto ‘Nueva Bauhaus Europea’, una iniciativa creativa e interdisciplinar que abre un espacio de encuentro para diseñar futuras maneras de vivir y se sitúa en el cruce entre el arte, la cultura, la inclusión social, la ciencia y la tecnología. Ursula von der Leyen anunció este proyecto como parte del plan de recuperación del Covid-19, unido al Pacto Verde Europea.

Con el inicio del curso, la Comisión Europea ha adoptado una Comunicación que afecta directamente a los fondos de financiación del mismo. Europa destinará a la Nueva Bauhaus Europea 85 millones de euros procedentes de los programas de la UE en 2021-2022. Además, la institución ha indicado que otros programas de la UE también tendrán este proyecto marcado como “prioritario”.

Related Post