DSC03981-kwo--620x349@abc

Así es la casa del futuro: una cápsula adaptable, inteligente, ecológica, asequible ¡y española!

La gran pantalla ha jugado, en muchas ocasiones, a adivinar cómo serán las casas del futuro y, en este caso, sus ideas no han ido desencaminadas.

La vivienda del futuro será sostenible, eficiente y autónoma y, además, asequible. Esta es la propuesta planteada y desarrollada por Astroland, una empresa española con sede en Cantabria.

Su vivienda futurista, llamada “CyberHut”, responde a la filosofía de conseguir un estilo de vida más sostenible y respetuoso con el medioambiente, primando además el bienestar y la seguridad.

CyberHut va adaptando sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino.

“CyberHut” adapta sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino.

La principal cualidad de esta nueva vivienda es que su estructura es móvil, es decir, se puede trasladar e instalar en diferentes sitios, ya que está desarrollada como una construcción modular.  

Además de permitir esta adecuación al medio exterior, “CyberHut” va adaptando sus espacios dependiendo de los gustos y preferencias del inquilino. Para ello, emplea los últimos avances en inteligencia artificial, que no sólo permiten responder a peticiones sino que, mediante su asistente virtual, se anticipa a posibles requerimientos para garantizar la mayor comodidad y confort posibles.

Algunas de las funcionalidades que ofrece en este sentido son, por ejemplo, la adquisición de un entrenador personal, la inclusión de un cocinero o la posibilidad de gestionar las finanzas personales del habitante.

CyberHut se encuentra a la venta a partir de 150.000 euros.

“CyberHut” se encuentra a la venta a partir de 150.000 euros.

50 metros llenos de posibilidades

La versión más básica de “CyberHut” tiene 50 m2 pero, en este caso, el espacio no es ningún factor determinante, ya que en estas medidas se pueden incluir las mismas prestaciones que en una vivienda de 250 metros, entre ellos gimnasio, sala de juegos, bar o incluso una huerta.

La filosofía de la empresa creadora aboga por un estilo de vida más sostenible, pero también asequible. Por ello, este tipo de vivienda no supone un gran desembolso. CyberHut ya se encuentra a la venta a partir de un precio de salida de 150.000 euros; aunque en Astroland ya se plantean un sistema de alquiler en un futuro cercano, dirigido especialmente a los jóvenes, que estaría entre 750 y 1.100 euros mensuales.

“CyberHut es una revolución, un cambio de paradigma en el mundo inmobiliario, algo así como lo que fue en su momento el iPhone para la comunicación o el Tesla para la movilidad”, explicó David Ceballos, CEO de Astroland.

Bienestar y seguridad

Por otro lado, dentro de la concepción inicial de la empresa creadora de “CyberHut”, adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad. De esta forma, su vivienda futurista se construye con materiales no cancerígenos, filtros HEPA, tratamiento de choque mediante ozono y sistemas de desionización del ambiente y de purificación del aire.

En esta construcción adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad.

En esta construcción adquiere mucha importancia el bienestar y la seguridad.

Asimismo, cuenta con servicios de telemedicina y aplicaciones de monitorización de constantes vitales de sus habitantes.

“CyberHut” protege a los inquilinos, ya que cuenta con sistemas de seguridad ante fenómenos externos de todo tipo, como cierre hermético, blindaje antibalas, sistemas antisísmicos y antihuracanes, detección facial de identidad, así como de un sistema propio de ciberseguridad para preservar su valioso ‘software’, el componente más valioso de estas viviendas.

 Fuente: ABC.es

Related Post

La construcción industrializada, una gran oportunidad de desarrollo para el sector.

La construcción industrializada impulsará el alquiler sostenible, asequible y de calidad

Del mismo modo que en el resto de los ámbitos de la sociedad española, la construcción avanza hacia un modelo más sostenible. Lo hace mediante los proyectos industrializados, y en concreto, mediante herramientas como el sistema integral ÁVIT-A, que aportará métodos más respetuosos y operativos a través de la tecnología.

Esta forma de edificar se posiciona como la idónea para llevar a cabo edificios destinados al “Built to Rent”, cada vez más necesarios para dar solución a las necesidades habitacionales que plantea la sociedad hoy en día.

La construcción industrializada, una gran oportunidad de desarrollo para el sector.

La construcción industrializada, una gran oportunidad de desarrollo para el sector.

Estos sistemas permitirán construir edificios más sostenibles, reducir los plazos de edificación y aportar una fácil gestión y conservación del activo. Además, supondrán beneficios tanto para el inversor como para el inquilino, ya que, al aumentar la oferta, los precios se regularán de forma natural y estas casas serán más asequibles.

Éstas son algunas de las conclusiones a las que se ha llegado en el encuentro “Construcción Industrializada, la gran aliada del ‘Build to Rent”, organizado por El Economista, y al que han asistido diferentes empresas relacionadas con el sistema integral ÁVIT-A, desarrollado por el Grupo Avintia.

Un camino hacia la sostenibilidad

ÁVIT-A rompe con la idea de que lo sostenible es caro, ya que elimina las ineficiencias de los procesos de construcción, uniendo el trabajo y la tecnología de las mejores empresas para hacer un producto de mayor calidad pensado para el cliente.

En este sentido, la sensorización y la inteligencia que se logrará en todo el edificio permitirá reducir hasta el 30 % de los consumos. “Podremos tener mejores edificios y viviendas más confortables y más eficientes mientras que al mismo tiempo, a nivel social y de futuro, estaremos contribuyendo al planeta”, explicó Patricia Pimienta, vicepresidenta Home & Distribution de Schneider Electric Iberia.

El ‘Build to Rent’ como solución habitacional

Durante el evento, se habló de la necesidad de aumentar el parque de viviendas para alquiler o renovar el que ya existe, algo que será posible gracias a estos métodos.

Hasta ahora los diferentes agentes que intervenían en un proceso de construcción tradicional lo hacían de forma independiente y en diferentes momentos. El proyecto de construcción industrializada, ÁVIT-A, posibilitará que todos trabajen con un objetivo común para conseguir productos de mejor calidad.

“Todo ello, gracias a que permite disponer desde el principio de una dirección en la que se elija el producto que mejor va a encajar con la vivienda que se diseña”, señaló Jesús Martínez Bautista, director de Cuentas Corporativas y Prescripción de Daikin.

ÁVIT-A posibilitará la construcción de edificios más sostenibles y asequibles.

ÁVIT-A posibilitará la construcción de edificios más sostenibles y asequibles.

El importante papel de la Administración

Para facilitar la puesta en marcha de proyectos industrializados, los expertos del sector coinciden en que es necesario el apoyo de las Administraciones a través de una normativa clara y común.

“Debemos contar con un marco normativo común y certificar algunos sistemas que sean válidos en cualquier zona geográfica y que agilice los procesos, porque al final la eficiencia de este sistema es que elementos como la estructura van a ser siempre los mismos”, explicó Alberto Martos, director general de Aclimar.

En la construcción industrializada, el ADN del edificio será siempre el mismo en cuanto a tecnología, soluciones y producto. Por ello, “en un proyecto de este tipo no tiene justificación que se tarde más de un mes en dar una licencia porque está todo definido. La Administración puede ser facilitadora en este proceso, o una barrera”, concluyó Javier Bermejo, director general de Profine Iberia KÖMMERLING

Atracción de talento y mano de obra 

Además, en el encuentro también se indicó que estos proyectos tienen ventajas a la hora de atraer mano de obra, actualmente en escasez dentro del sector. “Que sean proyectos tecnológicos ayuda a atraer talento, ya que de forma natural es algo atractivo para las nuevas generaciones. Además, se trata de un trabajo reglado y con unas condiciones ambientales adecuadas y a nivel técnico la incorporación de la mujer es total”, explicó el director general de Avintia Inmobiliaria.

Fuente: El Economista 

Related Post

Los arquitectos técnicos lanzan una calculadora energética que mide el ahorro de los hogares

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha presentado la Calculadora Energética, una nuevo instrumento que permite al ciudadano conocer su gasto en energía, según el Certificado de Eficiencia Energética de su hogar, y analizar el ahorro que podría alcanzar con una vivienda más eficiente.

La herramienta, accesible a través de la web del CGATE de forma gratuita, incluye una comparativa que indica cuál es el consumo medio en función de la letra de la calificación, y permite conocer el ahorro económico que se produciría si esta fuese A o B, estableciendo una equiparación entre el gasto medio en todas las situaciones.

Un problema de desconocimiento

El principal objetivo de esta calculadora es hacer más sencillo y entendible para la población el concepto de Certificado Energético, ya que, según una encuesta realizada por la consultora GAD3 para el CGATE, cerca del 50 % de los usuarios afirman desconocerlo y “muy pocos valoran su utilidad” desde que se puso en marcha hace ocho años.

El 50 % de los usuarios afirman desconocer el Certificado de Eficiencia Energética

El 50 % de los usuarios afirman desconocer el Certificado de Eficiencia Energética.

Creemos que la falta de comprensión le ha restado importancia al certificado; por eso hemos querido simplificarlo y traducir el dato del consumo de energía primaria a cuántos euros me gasto al año en calefacción, aire acondicionado o Agua Caliente Sanitaria (ACS), que es un mensaje que entendemos todos”, explicó Juan López-Asiain, responsable del Gabinete Técnico del CGATE.

Además, aunque desde 2013 es obligatorio presentar este Certificado de Eficiencia a la hora de vender o alquilar un inmueble, son una minoría los propietarios que lo valoran más allá del propio trámite informativo. “Aunque la implantación de este documento tenía como objetivo mejorar la eficiencia energética de nuestro parque residencial, pronto se ganó la mala fama de ser un impuesto más para el ciudadano, una percepción que es errónea”, explicó Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

Uso de la herramienta

Su uso es sencillo e intuitivo y para utilizarla sólo hay que introducir tres datos que se pueden encontrar en el Certificado de Eficiencia Energética. De esta forma, la función de la herramienta es traducir estos números en gasto anual en euros.

“Nuestras viviendas tienen una ‘hipoteca oculta’, la energética, que no sólo debemos de pagar siempre, sino que, además –por el precio de la electricidad– tiende a subir”, indicó Sanz.

Related Post