Teletrabajo: ¿qué riesgos laborales existen cuando trabajamos desde casa y cómo podemos prevenirlos?

Con motivo de la crisis derivada del virus Covid-19, son muchos los trabajadores que tienen que realizar su actividad laboral en modalidad de teletrabajo. Para prevenir los posibles riesgos que podemos encontrar a la hora de trabajar desde nuestras viviendas, la Fundación Laboral de la Construcción ofrece una serie de consejos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar la actividad laboral conforme a la modalidad de teletrabajo. Dentro de esta modalidad lo más importante es saber cuáles son los principales riesgos ergonómicos, psicosociales y de seguridad que existen cuando trabajamos desde casa y cómo los podemos prevenir.

Riesgos ergonómicos. Los principales riesgos ergonómicos que pueden afectar al trabajador derivan del propio ambiente de trabajo, como puede ser el no disponer de buenas condiciones de iluminación, así como de los problemas en la postura. En este sentido, los principales riesgos residen en mantener posturas estáticas, así como en el diseño del puesto de trabajo que, en este caso, se tiene que adaptar al espacio disponible y mobiliario de la vivienda. También se deben tener en cuenta los propios hábitos posturales del trabajador, que pueden dar lugar a posturas inadecuadas de cuello, espalda, mano y/o muñeca.

Ante estos factores de riesgo, los técnicos de prevención recomiendan tener en cuenta diferentes aspectos y elementos en el diseño ergonómico del puesto, como es hacer un correcto uso de la pantalla, la mesa de trabajo, la silla y el teclado. A la hora de trabajar con estos elementos, se recomienda buscar mantener una postura correcta y evitar, no solo los esfuerzos corporales y mantener posturas inadecuadas, sino también posibles problemas de reflejos y visión. Algunos de estos consejos pasan por ajustar la luminosidad y contraste del monitor, contar con espacio suficiente en la mesa de trabajo para colocar todos los elementos, contar con una silla estable, con apoyo en la zona lumbar y apoyabrazos, así como dejar un espacio suficiente con el teclado para apoyar los brazos y las manos.

puestodetrabajoprl

Infografía sobre una correcta colocación de los elementos en el puesto de trabajo.

Asimismo, se aconseja mantener unas óptimas condiciones de iluminación para evitar la fatiga visual: contar, siempre que sea posible, con iluminación natural, complementándola con iluminación artificial cuando no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas; realizar pausas para descansar la vista; o colocar la pantalla de forma perpendicular a las ventanas, para evitar deslumbramientos o reflejos.

Además, para evitar el cansancio postural, se recomienda distribuir y regular los elementos del puesto de forma que permitan adoptar una posición adecuada, así como realizar pausas que permitan un cambio de postura y realizar, periódicamente, ejercicios de estiramiento.

Riesgos psicosociales: Los riesgos que puede sufrir el trabajador por causa de factores de riesgo psicosocial derivan, principalmente, de las características de las tareas y/o funciones del empleado, y de la estructura y organización del trabajo. En este caso excepcional, también hay que tener en cuenta la influencia de compaginar la actividad laboral con el cuidado de hijos menores en un mismo entorno físico. ¿Qué riesgos existen? En estos casos se habla de que existan funciones mal definidas, falta de claridad a la hora de conseguir objetivos, riesgo de aislamiento físico y social por parte del trabajador e, incluso, sensación de ansiedad ante el uso de las TIC.

estiramientos prl

Ejercicio de estiramiento recomendado para evitar el cansancio postural.

Para evitar estos riesgos se aconseja establecer formalmente procedimientos de contacto entre los trabajadores (por correo electrónico o reuniones por videoconferencia), con el objetivo de prevenir el aislamiento del teletrabajador y fomentar el sentimiento de pertenencia a la empresa; delimitar las horas de trabajo y disponibilidad del empleado para evitar una sobrecarga de trabajo (especialmente cuando se compagine éste con el cuidado de los hijos), así como establecer métodos formalizados de trabajo: a quién reportar, de qué forma, cuándo, etc., de forma que el trabajador tenga una red de apoyo por parte de la empresa. También sería conveniente que, desde la empresa, se facilitase apoyo técnico al teletrabajador para resolver cualquier error informático.

Riesgos de seguridad. Respecto al lugar físico destinado para desarrollar la actividad laboral dentro del domicilio del trabajador es recomendable que cumpla con una serie de aspectos relacionados con la seguridad para prevenir riesgos como caídas y golpes contra objetos, contactos eléctricos, cortes con objetos, etc.

Ante estos peligros, se recomienda, entre otras medidas, que el trabajador mantenga las zonas de paso despejadas de objetos o cables; no dejar abiertos cajones, armarios o muebles con los que se pueda golpear; prestar atención cuando se utilicen elementos cortantes, como cúter o tijeras; o no sobrecargar la toma de corriente con múltiples conexiones y ladrones.

¿Cómo podemos gestionar psicológicamente la cuarentena?

Esta situación de necesidad de aislamiento hace que surjan emociones al enfrentarnos a algo nuevo e incierto, y para lo que no estábamos preparados. De cara a ayudar a gestionar estas emociones, el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COPM) ha elaborado un decálogo para la gestión psicológica de la cuarentena. Las acciones recogidas por el órgano colegial incluyen: comprender la realidad; entender que permanecer en casa es lo correcto; planificar la nueva situación; informarse adecuadamente; mantener los contactos; aprovechar el momento; sacar tiempo para la creatividad y para hacer deporte en casa; observar el estado de salud de los demás y cuidar nuestro estado de ánimo.

En este sentido, el psicólogo y colaborador del COPM, Ovidio Peñalver, ha elaborado este vídeo donde, de forma cercana y empática, proporciona una serie de guías sobre cómo actuar en estos momentos.

Por otro lado, el COPM también ha publicado unas recomendaciones psicológicas para que los niños y niñas, de entre 4 y 10 años, puedan afrontar de manera adecuada este brote, así como unas recomendaciones para que los propios padres sepan cómo hacerles llegar la información. De esta manera, el organismo recomienda aclararles todas las dudas que tengan, pero al mismo tiempo darles seguridad y confianza y utilizar un lenguaje adaptado a su edad y a sus conocimientos.

* Echa un vistazo al decálogo para la gestión psicológica de la cuarentena, elaborado por el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. 

* ¿Cómo explicar a los niños el brote y la cuarentena? No te pierdas estas recomendaciones.

Related Post

¿Cómo se pueden reducir los accidentes laborales en la construcción? Consejos para crear una cultura preventiva

La construcción es el sector económico con el mayor índice de incidencia de accidentes laborales de España. A pesar del descenso de más del 38 % registrado en los últimos diez años, este indicador, que relaciona el número de accidentes con el número de trabajadores, sigue en este sector muy por encima de otros como el agrario o la industria.

Además, desde 2014 este valor ha vuelto a crecer. En el año 2017, el índice de incidencia se quedó en los 8.057 puntos para todos los grados de lesión, un 17,7 % más que en 2014. Por Comunidades Autónomas, destaca el índice registrado en Baleares, con 11.433, a gran distancia del resto de Comunidades. Por detrás encontramos a Melilla, con 9.385 y Andalucía, con 9.209, según el informe especializado del Observatorio de la Construcción.

Instrucciones preventivas dadas a una inspectora de trabajo durante una formación en el Centro de Badalona.

Instrucciones preventivas dadas a una inspectora de trabajo durante una formación impartida por la Fundación en el Centro de Badalona.

En los últimos años, desde el sector se han realizado importantes esfuerzos para mejorar las cifras de accidentabilidad. Sin duda, una de las grandes medidas es la implantación, de manera pionera, de la formación obligatoria por oficio a los trabajadores del Convenio General del Sector de la Construcción (CGSC). No hay que olvidar tampoco que las mejoras en la evolución de las cifras han sido impulsadas por la promulgación de la Ley de Subcontratación, la mayor concienciación de grandes promotores públicos y privados, la mejora de procesos y medios por parte de grandes y medianas empresas constructoras, el aumento de la presión por parte de la Inspección de Trabajo o la mayor experiencia de los técnicos de prevención de obras y coordinadores de seguridad y salud.

Para seguir mejorando los datos, reforzar estas acciones y crear una cultura preventiva real en el sector, aquí van una serie de consejos:

  • Integrar la prevención desde el proyecto. Es decir, conseguir que la PRL se integre en el diseño de un edificio y que esté presente en el futuro mantenimiento del mismo. Todo este proceso pasaría por la implicación de promotores, proyectistas o colegios profesionales. Además, la llegada de la construcción 4.0 a través del uso de la metodología BIM o de prefabricados pueden ayudar a conseguirlo. También hay que destacar la importancia de la planificación por parte de todos, sobre todo en las obras sin proyecto.
  • Fomentar la integración de la prevención en la planificación de la obra. Es decir, pensar cómo ejecutar los trabajos de manera segura, controlar los procesos y asegurarse de que todos los trabajadores conocen estos procedimientos.
Una de las citas de la campaña de "Seguridad + Cerca de la Escuela" en la Comunidad Valenciana.

Una de las citas de la campaña de “Seguridad + Cerca de la Escuela” realizada en la Comunidad Valenciana.

  • Mejorar la formación en seguridad y salud de todos los que forman parte de una obra. Para lograrlo, se podría aumentar dicha formación en los estudios universitarios del sector o en la formación dirigida a profesionalizar a los trabajadores. De este modo, se deberían aumentar las plazas formativas de FP y Certificados de Profesionalidad del sector, integrando producción y prevención en origen. El avance hacia una cultura preventiva eficaz parte de la concienciación a los más pequeños, sobre la importancia de la prevención en cualquier trabajo. Un ejemplo de esta medida está en la campaña ‘Seguridad más cerca de la escuela’ de la Fundación Laboral, en la que el pasado año participaron más de 4.400 niños y niñas de primaria. Asimismo, se debe apostar por una formación más práctica y periódica o por la sensibilización de trabajadores y empresarios, incluyendo nuevas herramientas como los ‘juegos serios’.
  • Divulgar las novedades técnicas. Administraciones públicas, servicios de prevención y la propia Fundación Laboral deben dar a conocer a los empresarios, o servicios de prevención las últimas máquinas y equipos de trabajo del mercado, para que puedan ser utilizadas a pie de obra de forma segura.
  • Ofrecer un mayor apoyo y concienciación a las pymes, para que puedan integrar la seguridad y la salud en sus procesos constructivos, ya sea a través de asesoramiento en seguridad y salud, visitas informativas a obras o jornadas de divulgación de novedades.

Además de la seguridad, se tendrá que hacer frente a los nuevos retos de la salud a los que se encamina la construcción: los riesgos ergonómicos (para evitar uno de los accidentes más habituales en el sector: el sobreesfuerzo) o higiénicos (enfermedades profesionales relacionadas con el trabajo con sílice cristalina, o consecuencia del polvo, ruido o vibraciones), así como los aspectos psicosociales (estrés).

* Echa un vistazo al informe “Accidentabilidad en la Construcción 2017″, elaborado por el Observatorio Industrial de la Construcción.

Autor: David Sáez, director del Área de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral de la Construcción.

 

 

Related Post

Hacia una nueva Estrategia Europea de Salud y Seguridad 2021-2027

El Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) aprobó el pasado 10 de diciembre instar a la Comisión Europea a adoptar un nuevo marco estratégico en materia de seguridad y salud en el trabajo para el periodo 2021-2027. En el documento presentado, la institución enfatiza en la importancia de la salud y la seguridad en el trabajo, el bienestar y la protección de los trabajadores para contribuir al crecimiento económico y a la competitividad de la UE.

Con esta petición, el Consejo busca afianzar los avances conseguidos por la directiva 2014-2020 que, entre otros logros, ha servido para orientar a los Estados a desarrollar unas políticas nacionales de salud y seguridad en el trabajo mejores y más eficaces.

A través de la directiva marco se establece un ámbito para la salud y la seguridad en el trabajo, con el fin de introducir medidas destinadas a promover su mejora, estableciendo principios generales relativos a la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores de la UE.

Para los próximos seis años, el organismo europeo pide que se preste una especial atención a los desafíos futuros del mundo laboral. Retos que pasan por los cambios que se están sucediendo en materia de digitalización e inteligencia artificial o el alto porcentaje que suponen las microempresas y las pymes en el tejido empresarial (con cuotas superiores al 90%). Asimismo, desde el Consejo se pide un especial cuidado de los riesgos psicosociales y el estrés laboral, los trastornos musculoesqueléticos o la exposición de los trabajadores a sustancias peligrosas, como los nanomateriales, los carcinógenos u otros elementos tóxicos. También demanda tener en cuenta la dimensión de género en los planes de salud y seguridad en el trabajo.

Estrategia Europea seguridad y salud laboral

Alumnos de la Fundación Laboral de la Construcción.

Medidas concretas para la Comisión Europea, los Estados miembros y los interlocutores sociales

De forma más concreta, el Consejo de la UE también insta a la Comisión Europea a seguir mejorando los requisitos mínimos en materia de salud y seguridad, y a actualizar la legislación en este ámbito, además de a abordar los desafíos que supondrán las nuevas formas de trabajo. Asimismo, le insta a proponer valores límite vinculantes para las sustancias cancerígenas o peligrosas, entre otras medidas.

Por otro lado, el organismo europeo sugiere que las inspecciones nacionales del trabajo estén dotadas de recursos suficientes, así como una actualización en la formación de los inspectores, poniendo el foco en las nuevas tecnologías y las nuevas formas de trabajo. De la misma manera, solicita fortalecer la capacidad de trabajo mediante estrategias y medidas nacionales, con el objetivo de lograr una vida laboral inclusiva para los trabajadores de todas las edades.

De igual forma, invita a los Estados miembros y a la CE a utilizar los fondos comunitarios para la aplicación eficiente de la seguridad y salud en el trabajo en pymes y microempresas, a través de la educación y la formación. También les anima a mejorar la cooperación entre expertos en seguridad y salud, empleo y las autoridades competentes para tener una visión más amplia de oportunidades, desafíos y necesidades en materia de orientación y tratamiento de los trabajadores.

Por último, el documento destaca la importancia de la participación de los interlocutores sociales en la mejora de las condiciones de trabajo, al contar con un conocimiento objetivo de las necesidades reales que existen. De esta manera, les solicita seguir desempeñando un papel activo en la aplicación y mejora de la seguridad y la salud en el trabajo, en cooperación con las autoridades. También pide que faciliten apoyo y formación a empresarios y trabajadores, para que se puedan detectar, evaluar y controlar riesgos en el trabajo, así como participar en el impulso de la promoción de una cultura de prevención.

Related Post