¿Qué es la ‘piedra seca’? Conoce esta técnica de construcción milenaria, declarada recientemente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La técnica de ‘piedra seca’ es un proceso de construcción caracterizado por la ausencia de mortero o argamasa. Con un origen ancestral, esta técnica es una de las primeras aproximaciones del hombre a la construcción a través de la piedra.

Para saber más sobre esta técnica, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2018, hablamos con Juan Manuel Coira, arquitecto y técnico de Formación de la Fundación Laboral en Galicia, y conductor del taller práctico sobre ‘piedra seca’, celebrado recientemente dentro del XI Foro Juvenil del Patrimonio Mundial, en el Centro de Formación en Materia de Rehabilitación de Santiago de la entidad paritaria.

Tal y como apunta Coira, en este tipo de construcción las piedras se colocan “sin labrar más que lo necesario, buscando la máxima estabilidad de la estructura a través de la elección de la pieza adecuada y su colocación en la posición óptima”. Para ello es fundamental que el maestro cantero se esfuerce en aparejar y equilibrar cada pieza durante el proceso de construcción, combinando entre sí piezas de diferentes tamaños.

Un joven labra la piedra durante el taller práctico sobre Piedra seca celebrado recientemente en el Centro de Santiago.

Un joven labra la piedra durante el taller práctico sobre ‘piedra seca’, celebrado recientemente en el Centro de Santiago de la Fundación.

“Unas pocas reglas y un par de herramientas básicas” serían todo lo necesario para llevar a cabo esta técnica. El técnico de la Fundación destaca el “martillo de asiento, una piqueta pequeña y un par de palancas”, como los elementos esenciales. Asimismo, el arquitecto tampoco renunciaría a utilizar “maceta, punteros y cinceles” para rematar las zonas de las puertas, esquinas o dinteles de la estructura.

Estructuras robustas y de fácil mantenimiento

Gracias a la forma en la que se lleva a cabo este proceso de construcción,  las estructuras presentan una robustez que solo se puede ver afectada por variaciones de su entorno. Es decir, aunque la ausencia de argamasa en el proceso de construcción obliga al cantero a aparejar y equilibrar cada piedra que sea colocada, la estructura levantada no dependerá posteriormente de la degradación natural de la argamasa por la acción del agua o de la vegetación.

Construcciones levantadas con la técnica de la piedra seca. Fuente: Xunta de Galicia.

Construcciones levantadas con la técnica de la piedra seca. Fuente: Xunta de Galicia.

Entre otras características que hacen de esta técnica una buena solución en múltiples aplicaciones, el arquitecto destaca “el fácil trabajo de mantenimiento o reconstrucción parcial” de estas estructuras, debido a que todo el material empleado es aprovechable. Asimismo, el técnico de la Fundación señala “el alto nivel de permeabilización” de este tipo de muros, lo que lo convierte en un buen elemento de contención de tierras.

Si bien también existen ejemplos del uso de esta técnica en zonas urbanas, su mayor desarrollo se ha dado en las regiones rurales, donde este tipo de construcciones constituyen un ejemplo de arquitectura tradicional, presente, principalmente, en muros de cierre, cultivos en terrazas o construcciones auxiliares. Sin embargo, en otras partes del mundo, las aplicaciones de esta técnica se han ampliado, lo que ha dado lugar a “construcciones tradicionales tan conocidas como pueden ser los trullos de la región italiana de Apulia”, comenta Coira.

El uso de esta técnica ha sido común en diversos lugares de la fachada mediterránea, aunque la manera de llevarla a cabo varía en función de la zona geográfica, adaptándose a las condiciones climatológicas y geológicas del terreno. De esta manera, las construcciones levantadas mediante esta técnica se convierten en un reflejo de las formas de vida tradicionales del lugar al mismo tiempo que ayudan a construir el paisaje.

Muro construido en piedra seca en Tabeirós. Fuente: Tabeirós Montes.

Muro construido en piedra seca en Tabeirós. Fuente: Tabeirós Montes.

Esta diversidad en el proceso es patente, sin ir más lejos, en Galicia, donde, se pueden encontrar zonas con abundancia de piedras esquistosas, que dan lugar a “muros compactos y homogéneos”, así como zonas graníticas, con piedras duras y de tamaños diversos, lo que genera muros “menos uniformes y con más huecos entre las piedras”.

La Unesco reconoció a la técnica de ‘piedra seca’ como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2018

Este proceso de construcción fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2018, cuando la Unesco dio su visto bueno a la candidatura presentada por ocho países europeos: Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia y Suiza, además de España. En nuestro país, la candidatura estuvo impulsada por ocho Comunidades Autónomas: Galicia, Aragón, Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Extremadura y las Islas Baleares.

Este reconocimiento internacional pone en valor la función histórica de la construcción en ‘piedra seca’ como garante del desarrollo sostenible y de la diversidad cultural existente en el viejo continente. Asimismo, desde la Unesco se destaca el respeto de esta técnica por el entorno natural, a través del uso de materiales locales, lo que facilita la integración visual de la edificación con el paisaje.

Muro separador de terrenos en Foxo de lobo do Campo (O Covelo). Fuente: Concello do Covelo.

Muro separador de terrenos en Foxo de lobo do Campo (O Covelo). Fuente: Concello do Covelo.

De acuerdo con la institución cultural, los muros de ‘piedra seca’ juegan también un importante papel en la prevención de corrimientos de tierras, inundaciones y avalanchas, así como en la lucha contra la erosión y desertificación de terrenos. En este sentido, Coira destaca el papel activo que juegan los muros en “la mejora de la biodiversidad del entorno”, como una de las múltiples ventajas que presenta esta técnica de construcción.

En la actualidad, tal y como apunta el arquitecto, esta técnica de construcción es prácticamente “testimonial”, si bien se mantienen numerosos ejemplos de estructuras levantadas a través de esta técnica a lo largo de los años. Construcciones que, a juicio de Coira, “necesitarán reparaciones o mantenimiento”, lo que servirá para dar continuidad al uso de esta técnica.

En los últimos tiempos, instituciones, asociaciones y maestros canteros se han esforzado por dar a conocer esta técnica, fomentar la preservación del patrimonio existente y transmitir los secretos de este proceso a las futuras generaciones. Un ejemplo claro de ello es el logro de haber conseguido un reconocimiento internacional por parte de la Unesco.

Related Post

SIMA 2019 confirma el nuevo ciclo del sector, en su edición más “pedagógica”

Hoy ha dado comienzo una nueva edición de SIMA. Hasta el próximo 2 de junio, el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid, pretende afianzar su posición como una de las ferias inmobiliarias con la mayor oferta de viviendas y servicios inmobiliarios en nuestro país.

Con cerca de 300 expositores y 14.500 metros cuadrados de exposición, este foro económico reunirá a las principales empresas del sector inmobiliario y de la construcción, con una oferta de viviendas que se espera que alcance los 35.000 inmuebles. Unas cifras de negocio que reflejan el optimismo con el que la organización afronta un nuevo ciclo para el sector, que prevé que estará caracterizado por un fuerte incremento de la actividad promotora y una consolidación de la demanda residencial.

La edición 2019 de SIMA se propone no sólo atender a las necesidades de oferta y demanda residenciales de inversores y empresas, dando por concluido el stock acumulado durante los años de crisis en nuestro país. SIMA busca impulsar en esta edición su dimensión educativa mediante nuevos espacios y actividades, para dar respuesta a las preguntas de inversores y compradores.

SIMA atrae cada año a miles de inversores y pequeños compradores. Fuente: SIMA

SIMA atrae cada año a miles de inversores y pequeños compradores. Fuente: SIMA

Una edición que pone el foco en los espacios educativos

“SIMA Academy” es una de las grandes novedades del espacio para este año. Con un amplio programa de conferencias divulgativas, “SIMA Academy” espera ayudar al público a conocer cuestiones clave del proceso de compra de una vivienda, como pueden ser los trámites y temas legales o en materia de impuestos o hipotecas. A lo largo de los cuatro días de la exposición se sucederán diferentes ponencias y charlas que esperan, ante todo, solucionar las principales dudas de los pequeños inversores y compradores particulares.

Otro de los espacios educativos de esta nueva edición será “SIMAlab”. A través de este espacio, SIMA y el certificado internacional en construcción BREEAM España esperan mostrar los beneficios prácticos de la sostenibilidad y la tecnología aplicadas a la vivienda. Al igual que el pasado año, la Feria de Madrid acogerá “La casa sostenible”, un ejemplo real que mostrará, de manera participativa y divulgativa, los beneficios de una vivienda diseñada con criterios de sostenibilidad, innovación y tecnología.

En el espacio "SIMA te asesora" los visitantes podrán resolver sus dudas de manera indiviualizada con expertos del sector. Fuente: SIMA.

En el espacio “SIMA te asesora”, los visitantes podrán resolver sus dudas de manera individualizada, con expertos del sector. Fuente: SIMA.

Además, otra de las principales apuestas de la última edición de la feria será su espacio de consulta, “SIMA te asesora”, donde los visitantes podrán acudir a expertos de las principales instituciones colegiales y sectoriales para solucionar sus dudas, en materia inmobiliaria y de manera individualizada.

Además de todos estos espacios educativos, SIMA 2019 acogerá hoy una nueva edición de los premios ASPRIMA-SIMA, un reconocimiento público de las mejores iniciativas del sector inmobiliario en nuestro país en materia de eficiencia energética o RSC.

SIMApro, la feria profesional del sector que aspira a consolidarse

Al igual que en ediciones anteriores, de manera paralela celebra una nueva edición de SIMApro, el evento profesional de SIMA. Un espacio que espera reunir a las principales empresas del sector en España para ofrecerles una red de networking con inversores, profesionales y otras empresas.

SIMApro comenzó ayer con la Conferencia Inmobiliaria de Madrid, cuya sesión inaugural reunió a diferentes representantes públicos y privados para abordar el presente y futuro de la vivienda para analizar las posibles soluciones, medidas y planes para mejorar el acceso a la vivienda, innovar y mejorar la eficiencia de los procesos de edificación.

“La innovación y la adopción de nuevas tecnologías son clave para crear un modelo transversal de gestión que confíe en el talento para lograr cambios profundos que impulsen la rentabilidad y la satisfacción del cliente residencial”. Ésta fue una de las principales conclusiones de la primera jornada.

sima pro

Mesa redonda de la primera jornada de SIMApro.

Entre las novedades de SIMApro para este año destaca “#FRIDAYFUNDAY: The Customer Experience”, un nuevo espacio de análisis y debate profesional que, a lo largo de la mañana del 31 de mayo, intentará arrojar luz sobre un contexto donde el negocio está cada vez más articulado en torno al cliente. Para ello, contará con la presencia de empresarios y expertos en marketing, que mostrarán sus ideas sobre las claves del proceso de compra y venta en el sector inmobiliario.

Asimismo, se mantendrán algunos de los espacios que más éxito tuvieron durante la última edición, como el “Internacional Second Home Summit”, que tomará el pulso a los cambios que se están viviendo a la hora de comercializar con compradores extranjeros. Asimismo, SIMATech pondrá el foco un año más en la situación actual del Proptech en España y Europa.

El punto final de la nueva edición de SIMApro llegará con un análisis de las principales oportunidades de inversión en España y Portugal, a través de la jornada “Iberian Investment Hotspots”.

Con esta nueva edición, que dio inicio ayer miércoles y se prolongará hasta mañana, SIMApro espera superar sus cifras de 2018, donde más de 2.500 asistentes y 150 ponentes se dieron cita en las más de 50 sesiones y actividades programadas.

* Consulta el programa completo de actividades de SIMA SIMApro 2019. *

Related Post

Las Antiguas Escuelas Solvay en Torrelavega son hoy un nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral

El pasado 19 de marzo se inauguró el nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral de la Construcción de Cantabria en Torrelavega. Un centro ubicado en las Antiguas Escuelas de la empresa química Solvay, un edificio con un valioso patrimonio arquitectónico de 1.000 m2 de superficie, construido en 1914, y cuya historia va unida desde entonces a la del municipio cántabro.

Situado en una parcela de 6.650 m2, se espera que en este Centro se formen cada año alrededor de 1.000 alumnos en acciones formativas relacionadas con la construcción, el medio ambiente y el sector químico. Asimismo, en estas instalaciones se ofrecerá formación dirigida a perfiles técnicos, Certificados de Profesionalidad de Nivel 3, enfocados en cursos de Oficina Técnica, como por ejemplo metodología BIM (Building Information Modeling).

centro formacion fundacion escuelas solvay

Fachada principal del nuevo Centro de Formación de Torrelavega.

La vuelta a los orígenes de un edificio con vocación formativa

Con un nuevo uso formativo, el edificio vuelve a sus orígenes. Este conjunto arquitectónico, referente de la arquitectura española de la primera mitad del siglo XX, fue construido en 1914 como escuelas para los hijos de los trabajadores del complejo fabril de la empresa química belga Solvay, en la localidad de Barreda, perteneciente a Torrelavega. Como todas las construcciones de la compañía en el municipio, la fachada de ladrillo cara vista de las Antiguas Escuelas de Solvay se caracteriza por su estilo centroeuropeo, construida por obreros belgas y alemanes siguiendo el modelo de diseño y edificación imperante en el corazón del continente.

Las labores de rehabilitación del complejo para convertirlo en Centro de Formación para los profesionales del sector se iniciaron en octubre de 2018. Con una duración de cinco meses, se han centrado, principalmente, en la reparación de las filtraciones existentes en la cubierta, la completa reforma y adaptación de los baños para personas con movilidad reducida, así como realización de la red de saneamiento de aguas pluviales y fecales. En materia de acondicionamiento, se han abierto nuevos espacios en el interior del recinto, se han sustituido las puertas de paso para facilitar la evacuación en caso de incendio y se han reparado faltas y desconchones en las paredes, entre otras actuaciones.

Soportal del nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral en Torrelavega (Cantabria)

Soportal del nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral en Torrelavega (Cantabria)

Aula de química del nuevo Centro de Formación.

Aula de química del nuevo Centro de Formación.

Sin embargo, a pesar de los trabajos que han dado una nueva vida a este complejo, se han mantenido algunos de los detalles que permiten conservar su esencia centenaria. De esta manera, se han restaurado suelos, rodapiés, puertas, carpintería exterior, así como los aleros o los techos de los soportales. También se ha realizado una limpieza en profundidad de la fachada de ladrillo.

Uno más de los muchos edificios del complejo Solvay en Torrelavega

Las Antiguas Escuelas de Solvay eran uno más de los muchos edificios que formaban parte del complejo creado por la empresa en el municipio cántabro. Además del complejo formativo, el conjunto empresarial contaba con la fábrica, con viviendas para los trabajadores, un casino, una sala de cine e, incluso, un hospital, situado dentro del recinto fabril.

Aula del nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral en Torrelavega (Cantabria)

Aula del nuevo Centro de Formación de la Fundación Laboral en Torrelavega (Cantabria)

Sala de Epis del nuevo Centro de Formación

Sala de Epis del nuevo Centro de Formación

Operativo desde 1908, el complejo de Solvay en la localidad cántabra es, desde entonces, el mayor y más antiguo centro de la empresa en nuestro país. En su construcción se emplearon cuatro años y una inversión de diez millones de pesetas. Dedicada a la producción de carbonato sódico, bicarbonato sódico y sal, la compañía ha provisto desde esta planta a todo tipo de empresas de la industria del vidrio, la papelera, la del detergente, la farmacéutica o la alimentaria. Actualmente, la planta emplea a casi 400 trabajadores y genera un volumen de ventas superiores a los 1.400 millones de euros anuales.

* Echa un vistazo a las imágenes del 25 Aniversario de la Fundación Laboral en Cantabria y descubre el nuevo Centro de Formación de Torrelavega en las Antiguas Escuelas Solvay *

Related Post