KEOPS, un proyecto para desarrollar cemento y hormigón sostenible.

Un nuevo proyecto desarrollará cemento y hormigón sostenible a partir de residuos de la construcción

El Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial (CETIM) colaborará, durante los próximos tres años, con cinco empresas y organismos, con el objetivo de obtener cementos y hormigones más ecológicos y respetuosos con el medioambiente.

El proyecto, apodado ‘KEOPS’, tiene como propósito impulsar e implantar estrategias de economía circular en el sector. Para ello, llevará a cabo la transformación de residuos, provenientes de la construcción y demolición (RCD), así como con escorias siderúrgicas, en nuevas materias primas.

KEOPS permitirá la revalorización de residuos que actualmente cuentan con un alto impacto negativo en el medioambiente.

KEOPS permitirá la revalorización de residuos que actualmente cuentan con un alto impacto negativo en el medioambiente.

Proceso innovador

El plan apuesta por reemplazar el cemento Portland y los áridos naturales, por estos materiales alternativos, mediante el tratamiento y la transformación de los RCDs. Un proceso que permitirá la revalorización de residuos del sector, que actualmente tienen un alto impacto medioambiental y se generan en gran volumen.

KEOPS fomentará el uso y la reintegración en la cadena de valor de precursores, áridos y bases cementantes procedentes de los desechos. Además, estudiarán nuevos aditivos diseñados para la mejora del proceso productivo y de las propiedades de los materiales desarrollados.

Este innovador proyecto también tiene prevista la puesta en marcha de una aplicación blockchain, que permita registrar la trazabilidad de los precursores y áridos, con el objetivo de poder verificar su procedencia y los procesos a los que han sido sometidos.

Integrantes del proyecto

KEOPS estará dirigido por un consorcio de cinco empresas: ADEC Global, Cromogenia, Cementos Cruz, Extraco y Prefhorvisa. Además, estará apoyado por CETIM en la investigación, formulación y obtención de los nuevos materiales geopoliméricos, y por la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC), en el acondicionado de los residuos de construcción y demolición y escorias siderúrgicas.

Asimismo, CETIM llevará a cabo una evaluación económica y medioambiental de los nuevos productos para garantizar su viabilidad en ambas áreas.

* Fuentes: Construible.es y CETIM

Related Post

¿Qué hace la industria cementera para que muchos de nuestros residuos no acaben en vertederos?

Durante los últimos años, la gestión de residuos en España no ha evolucionado de la misma manera que lo ha hecho en la Unión Europea (UE). Según los datos de Eurostat, más de la mitad de los residuos municipales gestionados en España en 2014 (el 55%, concretamente) terminaron en un vertedero, frente a la media de la UE del 28%. Nuestro país sigue muy alejado de países como Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca Holanda, Suecia o Suiza, los vertederos prácticamente han desaparecido.

Entre las acciones que propone llevar a cabo la Comisión Europea, tendentes al apoyo de la economía circular en cada etapa de la cadena de valor, destaca la del impulso de las denominadas “materias primas secundarias”, es decir, productos que abandonan la condición de residuos para convertirse en recursos.

En este sentido, es destacable la labor de la industria cementera española y su importante transformación, situando la sostenibilidad como eje principal de su cambio. ¿En qué ha consistido ese cambio? En la aplicación de la mencionada economía circular para la utilización de sustitutos de materias primas o de combustibles en los procesos productivos. Te lo explican en este vídeo:

De este modo, en 2014 se evitó el vertido de 1,5 millones de toneladas de residuos, una cantidad equivalente a 23 estadios de fútbol llenos, según el informe sobre “Reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España”, elaborado por el Instituto Cerdà y presentado recientemente por la Fundación CEMA. Entre 2004 y 2014, el consumo total de materias primas alternativas empleadas por la industria cementera en España ascendió a 40,3 millones de toneladas.

Además, gracias al uso de combustibles alternativos en lugar de tradicionales o fósiles, se evitó la emisión a la atmósfera de 628.055 toneladas de CO2 en 2014, un dato equivalente a las producidas por 346.800 automóviles en un año. Actualmente, esta práctica conocida como “valorización” o “recuperación energética”, es llevada a cabo por 29 de las 33 fábricas de cemento operativas en nuestro país. En el total del periodo 2004-2014, se utilizaron un total de 5,6 millones de toneladas de combustibles alternativos.

En la siguiente infografía se recogen los principales datos del informe “Reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España”:

 

Infografía Fundación Cema

Related Post