¿Conoces las diferencias entre casas prefabricadas y casas modulares? ¡Descúbrelas en este artículo!

El sector de la construcción está en constante revolución; por ello, cada cierto tiempo surgen nuevas técnicas y formas de construir, ya sea para ahorrar costes, aumentar la eficiencia de los procesos o para ser más respetuosos con el medio ambiente, como es el caso de las casas prefabricadas y las casas modulares, ambas cada día más de moda.

Seguro que te sonarán ambos conceptos, pero ¿son lo mismo? Aunque a priori puede parecer que sí, no te dejes confundir, existen diferencias entre ambos tipos.

Casas prefabricadas

Son construcciones realizadas en fábrica y transportadas en una sola unidad al terreno donde se emplazarán. Por su tamaño, no necesitan montaje, sólo requieren de aquellos trabajos que permitan conectar la estructura con los suministros de luz, agua, gas, saneamiento, etc.

 

Casa prefabricada de una sola pieza. Foto: web oficial oboxhousing.com

Casa prefabricada de una sola pieza. Foto: web oficial oboxhousing.com

Estas construcciones tienen precios muy variados, dependiendo de los materiales y el número de estancias, entre otros factores. Pueden ir desde los 20.000 euros a los 340.000 euros.

Casas modulares 

También son fabricadas previamente y transportadas al terreno, pero tienen varias piezas, es decir, requieren de ensamblaje. En otras palabras, son como un puzzle gigante.

Como tienen varios módulos, suelen ser más grandes que las prefabricadas y con más altura, y también permiten un mayor grado de personalización de cada “pieza”.

En este caso, las casas prefabricadas modulares requieren de técnicas y tecnologías innovadoras para unir los diferentes módulos de forma segura y eficiente, evitando cualquier tipo de fuga de aire en su aislamiento.

Las casas modulares suelen tener un aspecto similar al de las construcciones tradicionales.

Las casas modulares suelen tener un aspecto similar al de las construcciones tradicionales. Foto: web oficial hormitech.es

Las casas modulares tienen una apariencia más parecida a la de las edificaciones construidas con técnicas tradicionales. Suelen ser de hormigón; en cambio, las prefabricadas suelen ser de acero, pvc o madera. Van desde los 26.000 euros a los 360.000 €.

Pese a sus diferencias, ambos tipos de vivienda tienen grandes ventajas a las que cada vez más personas sucumben, por ejemplo:

  • Rapidez en el montaje. Las casas prefabricadas y las modulares reducen el tiempo de construcción, especialmente porque no se ven alterados por las condiciones climáticas.
  • Permite un control de gastos más estable y exhaustivo con un presupuesto fijo que no variará dependiendo de si hay o no inconvenientes durante el proceso de construcción.
  • Más económicas. Suelen generar un ahorro de entre un 20 % y un 30 % en comparación con una construcción convencional debido a que se fabrican en serie.
  • Se integran en el entorno, como es el caso de las casas prefabricadas de madera especiales para campo.
  • Son más sostenibles y ecológicas, ya que se consume menos energía durante su fabricación, se reduce el porcentaje de residuos que se generan y favorecen el ahorro energético mediante su gran eficiencia.

Fuente: Idealista.com

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>