¿Cómo van a evolucionar nuestras casas a raíz de la crisis del coronavirus?

Tras más de un mes de confinamiento debido a la crisis causada por el Covid-19, se están poniendo de manifiesto necesidades de mejora en nuestras viviendas. Pasar más tiempo del habitual en casa ha hecho que se detecten problemas relacionados con la iluminación, accesibilidad, salubridad o el confort. Además, la falta de terrazas o de espacios útiles para el teletrabajo revela defectos que hasta ahora no se habían percibido en los inmuebles.

¿Qué es lo que más se debería valorar en una vivienda? Para el arquitecto Carlos Lamela, en los hogares debería primar la “luz natural, la ventilación y una movilidad sencilla y cómoda” en todo tipo de vivienda, señala para El País. En este mismo sentido se expresa para este diario la coordinadora de salud y arquitectura del Colegio de Arquitectos de Cataluña, Sonia Hernández-Montaño, quien cree que cuando termine esta crisis se valorarán más las vistas, la flexibilidad en la distribución o la presencia de zonas exteriores privadas.

Crece la demanda de viviendas con zonas exteriores

Esta es una tendencia que ya se está dejando ver. Las zonas exteriores de una vivienda están siendo ampliamente demandadas en las últimas semanas. Según el portal inmobiliario Fotocasa, desde el pasado 18 de marzo se ha incrementado en un 40 % la búsqueda de casas con balcón, terraza y jardín. Desde el portal aseguran que si bien estos filtros no eran prioritarios antes del confinamiento, ahora sí se están considerando importantes a la hora de buscar un nuevo hogar.

Elementos como las terrazas, balcones o jardines se están convirtiendo en elementos importantes. Fuente: Suyu. Unsplash.

Elementos como las terrazas, balcones o jardines se están convirtiendo en elementos importantes. Fuente: Suyu. Unsplash.

Desde Idealista también se ha percibido esta tendencia. Su jefe de Estudios, Fernando Encinar, ha señalado que, desde que se decretó el estado de alarma en España, el porcentaje de búsquedas de vivienda en capitales de provincia ha caído desde el 44,1 % hasta el 38,8 %, dirigiéndose a otros municipios más pequeños. Según Encinar, estos datos muestran que muchos españoles se han dado cuenta de que “viven en una vivienda que no les gusta y que preferirían vivir en zonas menos céntricas a cambio de disponer de más metros cuadrados, mayor luminosidad, jardines o terrazas”.

En este sentido, las terrazas están siendo otras de las grandes protagonistas de esta crisis, si bien durante años han sido elementos a eliminar por los propietarios para ganar metros cuadrados de interior. Una práctica que, según Carlos Lamela, sería un error, ya que las terrazas protegen las fachadas del sol y de la lluvia. En este sentido, el arquitecto Julio Touza prevé en El País que estos espacios “van a ganar protagonismo en tamaño y calidad” después de la crisis.

Según Fotocasa, se ha incrementado en un 40 % la búsqueda de casas con balcón, terraza y jardín. Fuente: Izhak Agency. Unsplash.

Según Fotocasa, se ha incrementado en un 40 % la búsqueda de casas con balcón, terraza y jardín. Fuente: Izhak Agency. Unsplash.

Cerca de un 8 % de las viviendas no tienen vistas a la calle

Más complicado lo van a tener quienes vivan en pisos interiores. Alrededor de un 7,9 % de los hogares españoles no tiene vistas a la calle, según un estudio de Idealista. Este porcentaje sería mayor en las grandes ciudades. Por ejemplo, Madrid es la ciudad con más viviendas de este tipo, con hasta un 20,3 % de las casas. Le siguen Bilbao, Cádiz o Zaragoza, todas por encima del 10 % de los hogares. En el otro extremo de la tabla, Albacete, Cuenca, Murcia u Ourense, este tipo de viviendas no llega al 2 % del total.

¿Qué se va a pedir a la vivienda una vez se haya superado esta crisis? Gonzalo Pardo, director de Gon Architects de la plataforma Houzz, asegura que la vivienda del futuro deberá ser transformable, y deberá resaltar la multifuncionalidad de los espacios. Según el arquitecto, esta cualidad cobra más sentido en momentos como este, en los que todas nuestras actividades se realizan en casa, desde hacer deporte a trabajar. De esta manera, prevé que en las futuras casas se habilitarán espacios para el teletrabajo, pero que serán reconfigurables a lo largo del día en función de las diferentes necesidades de las personas.

En materia de salubridad, el director del área de Accesibilidad de UIC Barcelona School of Architecture, Enrique Rovira-Beleta, señala en El País que se cambiará la visión de los hogares y “las normativas se modificarán para conseguir que el espacio de las viviendas existentes esté mejor distribuido, iluminado y ventilado”. Cambios que podrían traducirse en mayores huecos de ventanas o agrandando pasillos y puertas para el paso de una silla de ruedas, señala Rovira-Beleta.

Related Post

Descubre cómo mantener a raya el coronavirus y evitar nuevos contagios con estas infografías de Línea Prevención

A raíz de la aparición y desarrollo del Covid-19 en nuestro país, el Área de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral de la Construcción ha habilitado un espacio en el portal Línea Prevención con información clara y precisa sobre este virus. En él, encontrarás diferentes recursos informativos y enlaces de interés para conocer un poco mejor qué medidas preventivas se deben tener en cuenta para hacerle frente a este virus y recopilar, en un único lugar, las recomendaciones de otros organismos e instituciones del sector.

A través de infografías, podemos encontrar, por ejemplo, información precisa sobre este último brote de coronavirus y las seis medidas de protección básicas para hacerle frente. Entre otras medidas, se encuentran las más frecuentes y ya repetidas de forma habitual, pero muy importantes, como son lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, para eliminar el virus, evitar el contacto cercano con otras personas si se sufre una infección respiratoria, o evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

infogr4

Detalle de una de las infografías con información sobre el brote de coronavirus Covid-19.

En otra de las infografías se recogen los principales síntomas del virus como la tos, la fiebre y la sensación de falta de aire. Bajo el título “Por tu seguridad y la de todos”, este documento hace un recorrido por la principal vía de contagio del virus, como es el contacto estrecho con las secreciones producidas con la tos o el estornudo de una persona contagiada.

¿Qué podemos hacer para protegernos frente al contagio? En este sentido, la infografía recoge algunas medidas de seguridad e higiénicas que se deben tener en cuenta en el ámbito laboral. Entre las recomendaciones dirigidas a los trabajadores, se incluye la necesidad de tomarse la temperatura corporal y, en caso de superar los 38 grados, quedarse en casa, guardar la distancia de seguridad (de más de dos metros) con compañeros y demás personas en el trabajo, no compartir objetos sin haberlos limpiado antes, así como lavarse las manos frecuentemente o cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar.

Detalle de una de las infografías con aspectos generales sobre el coronavirus Covid-19.

Detalle de una de las infografías con aspectos generales sobre el coronavirus Covid-19.

Por su parte, a los empresarios se les aconseja reforzar la limpieza de aseos y zonas comunes de las zonas de trabajo, ventilar las estancias, así como reducir los viajes de trabajo o fomentar el teletrabajo en los puestos donde sea posible, entre otras medidas.

Junto a estas dos infografías, también se ha elaborado un documento con recomendaciones generales sobre el lavado de manos. Con esta sencilla acción, que debe durar entre 40 y 60 segundos para que sea efectiva, se puede prevenir la propagación de gérmenes para actuar contra las enfermedades infecciosas, como la provocada por el coronavirus. La infografía incluye los doce pasos indispensables para el correcto lavado y secado de manos.

Además de todos estos contenidos, desde Línea Prevención también se han elaborado otros dos documentos informativos que incluyen una infografía con medidas preventivas a aplicar en las empresas de construcción, tanto a pie de obra, como en las oficinas, y otra con medidas preventivas enfocadas a las obras de construcción.

También se ha incluido un apartado con enlaces de interés con aspectos importantes sobre el coronavirus Covid-19. Comunicaciones, normas, informes, vídeos y recomendaciones elaborados por organismos sanitarios y de la construcción para saber cómo actuar o qué medidas preventivas tomar en cada situación o en diferentes trabajos del sector.

Related Post

Teletrabajo: ¿qué riesgos laborales existen cuando trabajamos desde casa y cómo podemos prevenirlos?

Con motivo de la crisis derivada del virus Covid-19, son muchos los trabajadores que tienen que realizar su actividad laboral en modalidad de teletrabajo. Para prevenir los posibles riesgos que podemos encontrar a la hora de trabajar desde nuestras viviendas, la Fundación Laboral de la Construcción ofrece una serie de consejos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar la actividad laboral conforme a la modalidad de teletrabajo. Dentro de esta modalidad lo más importante es saber cuáles son los principales riesgos ergonómicos, psicosociales y de seguridad que existen cuando trabajamos desde casa y cómo los podemos prevenir.

Riesgos ergonómicos. Los principales riesgos ergonómicos que pueden afectar al trabajador derivan del propio ambiente de trabajo, como puede ser el no disponer de buenas condiciones de iluminación, así como de los problemas en la postura. En este sentido, los principales riesgos residen en mantener posturas estáticas, así como en el diseño del puesto de trabajo que, en este caso, se tiene que adaptar al espacio disponible y mobiliario de la vivienda. También se deben tener en cuenta los propios hábitos posturales del trabajador, que pueden dar lugar a posturas inadecuadas de cuello, espalda, mano y/o muñeca.

Ante estos factores de riesgo, los técnicos de prevención recomiendan tener en cuenta diferentes aspectos y elementos en el diseño ergonómico del puesto, como es hacer un correcto uso de la pantalla, la mesa de trabajo, la silla y el teclado. A la hora de trabajar con estos elementos, se recomienda buscar mantener una postura correcta y evitar, no solo los esfuerzos corporales y mantener posturas inadecuadas, sino también posibles problemas de reflejos y visión. Algunos de estos consejos pasan por ajustar la luminosidad y contraste del monitor, contar con espacio suficiente en la mesa de trabajo para colocar todos los elementos, contar con una silla estable, con apoyo en la zona lumbar y apoyabrazos, así como dejar un espacio suficiente con el teclado para apoyar los brazos y las manos.

puestodetrabajoprl

Infografía sobre una correcta colocación de los elementos en el puesto de trabajo.

Asimismo, se aconseja mantener unas óptimas condiciones de iluminación para evitar la fatiga visual: contar, siempre que sea posible, con iluminación natural, complementándola con iluminación artificial cuando no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas; realizar pausas para descansar la vista; o colocar la pantalla de forma perpendicular a las ventanas, para evitar deslumbramientos o reflejos.

Además, para evitar el cansancio postural, se recomienda distribuir y regular los elementos del puesto de forma que permitan adoptar una posición adecuada, así como realizar pausas que permitan un cambio de postura y realizar, periódicamente, ejercicios de estiramiento.

Riesgos psicosociales: Los riesgos que puede sufrir el trabajador por causa de factores de riesgo psicosocial derivan, principalmente, de las características de las tareas y/o funciones del empleado, y de la estructura y organización del trabajo. En este caso excepcional, también hay que tener en cuenta la influencia de compaginar la actividad laboral con el cuidado de hijos menores en un mismo entorno físico. ¿Qué riesgos existen? En estos casos se habla de que existan funciones mal definidas, falta de claridad a la hora de conseguir objetivos, riesgo de aislamiento físico y social por parte del trabajador e, incluso, sensación de ansiedad ante el uso de las TIC.

estiramientos prl

Ejercicio de estiramiento recomendado para evitar el cansancio postural.

Para evitar estos riesgos se aconseja establecer formalmente procedimientos de contacto entre los trabajadores (por correo electrónico o reuniones por videoconferencia), con el objetivo de prevenir el aislamiento del teletrabajador y fomentar el sentimiento de pertenencia a la empresa; delimitar las horas de trabajo y disponibilidad del empleado para evitar una sobrecarga de trabajo (especialmente cuando se compagine éste con el cuidado de los hijos), así como establecer métodos formalizados de trabajo: a quién reportar, de qué forma, cuándo, etc., de forma que el trabajador tenga una red de apoyo por parte de la empresa. También sería conveniente que, desde la empresa, se facilitase apoyo técnico al teletrabajador para resolver cualquier error informático.

Riesgos de seguridad. Respecto al lugar físico destinado para desarrollar la actividad laboral dentro del domicilio del trabajador es recomendable que cumpla con una serie de aspectos relacionados con la seguridad para prevenir riesgos como caídas y golpes contra objetos, contactos eléctricos, cortes con objetos, etc.

Ante estos peligros, se recomienda, entre otras medidas, que el trabajador mantenga las zonas de paso despejadas de objetos o cables; no dejar abiertos cajones, armarios o muebles con los que se pueda golpear; prestar atención cuando se utilicen elementos cortantes, como cúter o tijeras; o no sobrecargar la toma de corriente con múltiples conexiones y ladrones.

¿Cómo podemos gestionar psicológicamente la cuarentena?

Esta situación de necesidad de aislamiento hace que surjan emociones al enfrentarnos a algo nuevo e incierto, y para lo que no estábamos preparados. De cara a ayudar a gestionar estas emociones, el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COPM) ha elaborado un decálogo para la gestión psicológica de la cuarentena. Las acciones recogidas por el órgano colegial incluyen: comprender la realidad; entender que permanecer en casa es lo correcto; planificar la nueva situación; informarse adecuadamente; mantener los contactos; aprovechar el momento; sacar tiempo para la creatividad y para hacer deporte en casa; observar el estado de salud de los demás y cuidar nuestro estado de ánimo.

En este sentido, el psicólogo y colaborador del COPM, Ovidio Peñalver, ha elaborado este vídeo donde, de forma cercana y empática, proporciona una serie de guías sobre cómo actuar en estos momentos.

Por otro lado, el COPM también ha publicado unas recomendaciones psicológicas para que los niños y niñas, de entre 4 y 10 años, puedan afrontar de manera adecuada este brote, así como unas recomendaciones para que los propios padres sepan cómo hacerles llegar la información. De esta manera, el organismo recomienda aclararles todas las dudas que tengan, pero al mismo tiempo darles seguridad y confianza y utilizar un lenguaje adaptado a su edad y a sus conocimientos.

* Echa un vistazo al decálogo para la gestión psicológica de la cuarentena, elaborado por el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. 

* ¿Cómo explicar a los niños el brote y la cuarentena? No te pierdas estas recomendaciones.

Related Post