Descubre cómo mantener a raya el coronavirus y evitar nuevos contagios con estas infografías de Línea Prevención

A raíz de la aparición y desarrollo del Covid-19 en nuestro país, el Área de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral de la Construcción ha habilitado un espacio en el portal Línea Prevención con información clara y precisa sobre este virus. En él, encontrarás diferentes recursos informativos y enlaces de interés para conocer un poco mejor qué medidas preventivas se deben tener en cuenta para hacerle frente a este virus y recopilar, en un único lugar, las recomendaciones de otros organismos e instituciones del sector.

A través de infografías, podemos encontrar, por ejemplo, información precisa sobre este último brote de coronavirus y las seis medidas de protección básicas para hacerle frente. Entre otras medidas, se encuentran las más frecuentes y ya repetidas de forma habitual, pero muy importantes, como son lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, para eliminar el virus, evitar el contacto cercano con otras personas si se sufre una infección respiratoria, o evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

infogr4

Detalle de una de las infografías con información sobre el brote de coronavirus Covid-19.

En otra de las infografías se recogen los principales síntomas del virus como la tos, la fiebre y la sensación de falta de aire. Bajo el título “Por tu seguridad y la de todos”, este documento hace un recorrido por la principal vía de contagio del virus, como es el contacto estrecho con las secreciones producidas con la tos o el estornudo de una persona contagiada.

¿Qué podemos hacer para protegernos frente al contagio? En este sentido, la infografía recoge algunas medidas de seguridad e higiénicas que se deben tener en cuenta en el ámbito laboral. Entre las recomendaciones dirigidas a los trabajadores, se incluye la necesidad de tomarse la temperatura corporal y, en caso de superar los 38 grados, quedarse en casa, guardar la distancia de seguridad (de más de dos metros) con compañeros y demás personas en el trabajo, no compartir objetos sin haberlos limpiado antes, así como lavarse las manos frecuentemente o cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar.

Detalle de una de las infografías con aspectos generales sobre el coronavirus Covid-19.

Detalle de una de las infografías con aspectos generales sobre el coronavirus Covid-19.

Por su parte, a los empresarios se les aconseja reforzar la limpieza de aseos y zonas comunes de las zonas de trabajo, ventilar las estancias, así como reducir los viajes de trabajo o fomentar el teletrabajo en los puestos donde sea posible, entre otras medidas.

Junto a estas dos infografías, también se ha elaborado un documento con recomendaciones generales sobre el lavado de manos. Con esta sencilla acción, que debe durar entre 40 y 60 segundos para que sea efectiva, se puede prevenir la propagación de gérmenes para actuar contra las enfermedades infecciosas, como la provocada por el coronavirus. La infografía incluye los doce pasos indispensables para el correcto lavado y secado de manos.

Además de todos estos contenidos, desde Línea Prevención también se han elaborado otros dos documentos informativos que incluyen una infografía con medidas preventivas a aplicar en las empresas de construcción, tanto a pie de obra, como en las oficinas, y otra con medidas preventivas enfocadas a las obras de construcción.

También se ha incluido un apartado con enlaces de interés con aspectos importantes sobre el coronavirus Covid-19. Comunicaciones, normas, informes, vídeos y recomendaciones elaborados por organismos sanitarios y de la construcción para saber cómo actuar o qué medidas preventivas tomar en cada situación o en diferentes trabajos del sector.

Related Post

¿Cómo se pueden reducir los accidentes laborales en la construcción? Consejos para crear una cultura preventiva

La construcción es el sector económico con el mayor índice de incidencia de accidentes laborales de España. A pesar del descenso de más del 38 % registrado en los últimos diez años, este indicador, que relaciona el número de accidentes con el número de trabajadores, sigue en este sector muy por encima de otros como el agrario o la industria.

Además, desde 2014 este valor ha vuelto a crecer. En el año 2017, el índice de incidencia se quedó en los 8.057 puntos para todos los grados de lesión, un 17,7 % más que en 2014. Por Comunidades Autónomas, destaca el índice registrado en Baleares, con 11.433, a gran distancia del resto de Comunidades. Por detrás encontramos a Melilla, con 9.385 y Andalucía, con 9.209, según el informe especializado del Observatorio de la Construcción.

Instrucciones preventivas dadas a una inspectora de trabajo durante una formación en el Centro de Badalona.

Instrucciones preventivas dadas a una inspectora de trabajo durante una formación impartida por la Fundación en el Centro de Badalona.

En los últimos años, desde el sector se han realizado importantes esfuerzos para mejorar las cifras de accidentabilidad. Sin duda, una de las grandes medidas es la implantación, de manera pionera, de la formación obligatoria por oficio a los trabajadores del Convenio General del Sector de la Construcción (CGSC). No hay que olvidar tampoco que las mejoras en la evolución de las cifras han sido impulsadas por la promulgación de la Ley de Subcontratación, la mayor concienciación de grandes promotores públicos y privados, la mejora de procesos y medios por parte de grandes y medianas empresas constructoras, el aumento de la presión por parte de la Inspección de Trabajo o la mayor experiencia de los técnicos de prevención de obras y coordinadores de seguridad y salud.

Para seguir mejorando los datos, reforzar estas acciones y crear una cultura preventiva real en el sector, aquí van una serie de consejos:

  • Integrar la prevención desde el proyecto. Es decir, conseguir que la PRL se integre en el diseño de un edificio y que esté presente en el futuro mantenimiento del mismo. Todo este proceso pasaría por la implicación de promotores, proyectistas o colegios profesionales. Además, la llegada de la construcción 4.0 a través del uso de la metodología BIM o de prefabricados pueden ayudar a conseguirlo. También hay que destacar la importancia de la planificación por parte de todos, sobre todo en las obras sin proyecto.
  • Fomentar la integración de la prevención en la planificación de la obra. Es decir, pensar cómo ejecutar los trabajos de manera segura, controlar los procesos y asegurarse de que todos los trabajadores conocen estos procedimientos.
Una de las citas de la campaña de "Seguridad + Cerca de la Escuela" en la Comunidad Valenciana.

Una de las citas de la campaña de “Seguridad + Cerca de la Escuela” realizada en la Comunidad Valenciana.

  • Mejorar la formación en seguridad y salud de todos los que forman parte de una obra. Para lograrlo, se podría aumentar dicha formación en los estudios universitarios del sector o en la formación dirigida a profesionalizar a los trabajadores. De este modo, se deberían aumentar las plazas formativas de FP y Certificados de Profesionalidad del sector, integrando producción y prevención en origen. El avance hacia una cultura preventiva eficaz parte de la concienciación a los más pequeños, sobre la importancia de la prevención en cualquier trabajo. Un ejemplo de esta medida está en la campaña ‘Seguridad más cerca de la escuela’ de la Fundación Laboral, en la que el pasado año participaron más de 4.400 niños y niñas de primaria. Asimismo, se debe apostar por una formación más práctica y periódica o por la sensibilización de trabajadores y empresarios, incluyendo nuevas herramientas como los ‘juegos serios’.
  • Divulgar las novedades técnicas. Administraciones públicas, servicios de prevención y la propia Fundación Laboral deben dar a conocer a los empresarios, o servicios de prevención las últimas máquinas y equipos de trabajo del mercado, para que puedan ser utilizadas a pie de obra de forma segura.
  • Ofrecer un mayor apoyo y concienciación a las pymes, para que puedan integrar la seguridad y la salud en sus procesos constructivos, ya sea a través de asesoramiento en seguridad y salud, visitas informativas a obras o jornadas de divulgación de novedades.

Además de la seguridad, se tendrá que hacer frente a los nuevos retos de la salud a los que se encamina la construcción: los riesgos ergonómicos (para evitar uno de los accidentes más habituales en el sector: el sobreesfuerzo) o higiénicos (enfermedades profesionales relacionadas con el trabajo con sílice cristalina, o consecuencia del polvo, ruido o vibraciones), así como los aspectos psicosociales (estrés).

* Echa un vistazo al informe “Accidentabilidad en la Construcción 2017″, elaborado por el Observatorio Industrial de la Construcción.

Autor: David Sáez, director del Área de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral de la Construcción.

 

 

Related Post

Tecnoestrés: ¿cómo afectan las nuevas tecnologías a nuestra salud?

La aparición de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha supuesto una revolución en nuestras vidas, no solo en el ámbito personal, sino también en el laboral, donde están cada día más presentes. Según la “Encuesta sobre el uso de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y del comercio electrónico en las empresas” realizada por el INE, en el primer trimestre de 2018, el 99,22% de las empresas españolas con diez o más empleados disponía de conexión a internet y el 78,22% tenían conexión y página web. Sin embargo, a pesar de los beneficios que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a trabajadores y empresas en su día a día, el excesivo o inadecuado uso de las TIC puede generar en las personas un estado de excitación o tensión que en el ámbito laboral se ha denominado “tecnoestrés”.

El tecnoestrés es un riesgo laboral psicosocial cuyos efectos negativos sobre la salud del trabajador se relacionan con, entre otros, sentimientos de fatiga mental, ansiedad, adicción o problemas de sueño. Los factores que influyen en la aparición de tecnoestrés están íntimamente relacionados con el esfuerzo de adaptación que los trabajadores tienen que realizar a los nuevos métodos de trabajo con herramientas tecnológicas, y al uso continuado, y a veces excesivo, de las TIC, dentro y fuera del trabajo.

TECNOESTRES11

Imagen que ilustra uno de los carteles informativos del último proyecto de la Fundación Laboral sobre el ‘tecnoestrés’.

En este sentido, la Fundación Laboral de la Construcción ha puesto a disposición del sector un conjunto de recursos que desarrollan el concepto de ‘tecnoestrés’ en el sector de la construcción, los principales factores que lo causan, los daños que produce en la salud de los trabajadores, así como algunas medidas preventivas para minimizar sus efectos 

El principal objetivo de estos recursos, que incluyen un folleto, trípticos, carteles informativos y un vídeo, es ofrecer a empresarios, formadores, técnicos de prevención y trabajadores herramientas de aprendizaje y sensibilización sobre los riesgos laborales derivados de los trabajos en obras de construcción, con el fin de disminuir la siniestralidad laboral asociada a los mismos.

Recursos para trabajadores y empresas para minimizar sus efectos

Como resultado de esta iniciativa, la Fundación Laboral ha elaborado un folleto con el título de “Tecnoestrés en el sector de la construcción: concepto, consecuencias y medidas preventivas”, en el que se hace un análisis del uso de las TIC en el sector de la construcción, así como de los factores que influyen en la aparición del ‘tecnoestrés’ y sus consecuencias sobre el trabajador y la empresa.

TECNOESTRES10

Portada del folleto informativo “Tecnoestrés en el sector de la construcción: concepto, consecuencias y medidas preventivas”.

Además, en él se ofrecen consejos para evitar que la introducción de las TIC suponga un riesgo laboral para los trabajadores. Se recomienda, entre otras medidas, que la empresa planifique la implantación de la tecnología en los procesos productivos o que proporcione al trabajador formación y apoyo en el proceso de cambio hacia el uso de las TIC. Asimismo, se aconseja al trabajador no abusar del uso de las TIC y separar el ámbito personal del laboral.

Por otro lado, se han editado seis carteles con los que se presenta, no solo el papel de las nuevas tecnologías en el ambiente de trabajo y su papel como nuevo riesgo laboral, sino que también se ofrecen consejos preventivos para evitar las consecuencias negativas del uso inadecuado o excesivo de las TIC.

Como complemento a estos recursos, se han elaborado seis trípticos informativos que recogen conceptos clave de esta patología, factores causantes, consecuencias y medidas preventivas. Por último, se ha elaborado un vídeo con los puntos clave en la gestión del ‘tecnoestrés’.

Estos recursos forman parte del proyecto “Riesgos emergentes consecuencia del uso de nuevas tecnologías en el sector de la construcción. Tecnoestrés (AS2018-0100)”, financiado por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales F.S.P, en el marco de la convocatoria de acciones sectoriales 2018.

 * Puedes acceder a todos estos recursos en la página web de Línea Prevención.

Related Post