Tecnoestrés: ¿cómo afectan las nuevas tecnologías a nuestra salud?

La aparición de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha supuesto una revolución en nuestras vidas, no solo en el ámbito personal, sino también en el laboral, donde están cada día más presentes. Según la “Encuesta sobre el uso de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y del comercio electrónico en las empresas” realizada por el INE, en el primer trimestre de 2018, el 99,22% de las empresas españolas con diez o más empleados disponía de conexión a internet y el 78,22% tenían conexión y página web. Sin embargo, a pesar de los beneficios que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a trabajadores y empresas en su día a día, el excesivo o inadecuado uso de las TIC puede generar en las personas un estado de excitación o tensión que en el ámbito laboral se ha denominado “tecnoestrés”.

El tecnoestrés es un riesgo laboral psicosocial cuyos efectos negativos sobre la salud del trabajador se relacionan con, entre otros, sentimientos de fatiga mental, ansiedad, adicción o problemas de sueño. Los factores que influyen en la aparición de tecnoestrés están íntimamente relacionados con el esfuerzo de adaptación que los trabajadores tienen que realizar a los nuevos métodos de trabajo con herramientas tecnológicas, y al uso continuado, y a veces excesivo, de las TIC, dentro y fuera del trabajo.

TECNOESTRES11

Imagen que ilustra uno de los carteles informativos del último proyecto de la Fundación Laboral sobre el ‘tecnoestrés’.

En este sentido, la Fundación Laboral de la Construcción ha puesto a disposición del sector un conjunto de recursos que desarrollan el concepto de ‘tecnoestrés’ en el sector de la construcción, los principales factores que lo causan, los daños que produce en la salud de los trabajadores, así como algunas medidas preventivas para minimizar sus efectos 

El principal objetivo de estos recursos, que incluyen un folleto, trípticos, carteles informativos y un vídeo, es ofrecer a empresarios, formadores, técnicos de prevención y trabajadores herramientas de aprendizaje y sensibilización sobre los riesgos laborales derivados de los trabajos en obras de construcción, con el fin de disminuir la siniestralidad laboral asociada a los mismos.

Recursos para trabajadores y empresas para minimizar sus efectos

Como resultado de esta iniciativa, la Fundación Laboral ha elaborado un folleto con el título de “Tecnoestrés en el sector de la construcción: concepto, consecuencias y medidas preventivas”, en el que se hace un análisis del uso de las TIC en el sector de la construcción, así como de los factores que influyen en la aparición del ‘tecnoestrés’ y sus consecuencias sobre el trabajador y la empresa.

TECNOESTRES10

Portada del folleto informativo “Tecnoestrés en el sector de la construcción: concepto, consecuencias y medidas preventivas”.

Además, en él se ofrecen consejos para evitar que la introducción de las TIC suponga un riesgo laboral para los trabajadores. Se recomienda, entre otras medidas, que la empresa planifique la implantación de la tecnología en los procesos productivos o que proporcione al trabajador formación y apoyo en el proceso de cambio hacia el uso de las TIC. Asimismo, se aconseja al trabajador no abusar del uso de las TIC y separar el ámbito personal del laboral.

Por otro lado, se han editado seis carteles con los que se presenta, no solo el papel de las nuevas tecnologías en el ambiente de trabajo y su papel como nuevo riesgo laboral, sino que también se ofrecen consejos preventivos para evitar las consecuencias negativas del uso inadecuado o excesivo de las TIC.

Como complemento a estos recursos, se han elaborado seis trípticos informativos que recogen conceptos clave de esta patología, factores causantes, consecuencias y medidas preventivas. Por último, se ha elaborado un vídeo con los puntos clave en la gestión del ‘tecnoestrés’.

Estos recursos forman parte del proyecto “Riesgos emergentes consecuencia del uso de nuevas tecnologías en el sector de la construcción. Tecnoestrés (AS2018-0100)”, financiado por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales F.S.P, en el marco de la convocatoria de acciones sectoriales 2018.

 * Puedes acceder a todos estos recursos en la página web de Línea Prevención.

Related Post

Conoce la evolución de los accidentes de trabajo en el sector de la construcción, según el Observatorio Industrial de la Construcción

El Observatorio Industrial de la Construcción acaba de publicar una completa Infografía con indicadores de accidentabilidad de trabajo en la construcción correspondiente a 2017, con los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De sus gráficos se desprende que el índice de incidencia de accidentes de trabajo en la construcción (número de accidentes mortales producidos por cada 100.000 trabajadores) aumentó un 6% en 2017, aunque se aprecia un descenso del 15% en los últimos 10 años.

En términos absolutos, el número de accidentes de trabajo con baja en el sector se situó en 2017 en 61.375, un 14,6% más que el año anterior. Respecto a las características de los mismos, la infografía revela un aumento del 5,4% y un 6,3% en frecuencia y gravedad de éstos, respectivamente.

La infografía recoge los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

La infografía recoge los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En comparación con el resto de los sectores productivos, la construcción sigue encabezando el ranking del índice de incidencia de accidentes mortales con un 9,97, seguido del sector agrario, con un índice de incidencia del 9,85.

Respecto al número de accidentes por Comunidad Autónoma, Andalucía (11.001), Cataluña (9.786) y la Comunidad de Madrid (9.435) lideran las primeras filas, mientras que Baleares (10.882,9), Andalucía (8.722,4) y La Rioja (8.648,7) son las Comunidades con mayor índice de incidencia.

* Descárgate la Infografía de Indicadores de accidentabilidad de trabajo en la construcción.

Related Post

Por tu salud, ¡muévete!

Desde el Servicio de Prevención de la Fundación Laboral de la Construcción llevamos ya un año realizando una campaña interna de divulgación e información, en la que mensualmente intentamos contribuir a la mejora de los hábitos y conductas de todos los trabajadores que formamos parte de esta entidad paritaria.

El objetivo es aportar consejos de buenas prácticas relacionadas con la seguridad y salud en el sector de la construcción adaptados, en la medida de lo posible, al quehacer de nuestro día a día.

Este mes, nos hemos centrado en el sedentarismo, y bajo el lema ‘Por tu salud, muévete‘, queremos difundir este consejo, no sólo a los trabajadores de nuestra Fundación, sino a los de todo el sector, sobre todo a los trabajadores de oficinas.

“Evita el sedentarismo. Siempre que puedas, acude andando al trabajo o emplea vehículos alternativos que favorezcan una mejor forma física (bicicleta). Procura evitar el ascensor, a favor del uso de las escaleras. Hazlo por tu salud”.

Aparca bicis de los Centros de Formación de Murcia y Madrid.

Aparca-bicis de los Centros de Formación de la Fundación de Murcia y Madrid.

La falta de actividad física se encuentra entre los principales factores de riesgo de muerte prematura a nivel mundial. Se trata de una causa de muerte evitable y asociada a unos estilos de vida inadecuados.

El incremento del sedentarismo tiene que ver, entre otros, con el excesivo empleo de medios mecánicos para ascender o descender en el interior de los edificios, así como en el caso del transporte público o privado, para desplazarnos diariamente a nuestros centros de trabajo.

De esta manera, aquí os dejamos unos sencillos consejos preventivos que pueden mejorar vuestra condición física y vuestra salud frente al temido sedentarismo:

  • Caminar: siempre que sea posible, como mínimo diez minutos al día. Podemos bajar del transporte público una o dos paradas antes de llegar a nuestro destino y terminar el recorrido andando. Os podéis descargar alguna aplicación saludable que contabiliza pasos y minutos de actividad. Ponte un objetivo diario y trata de alcanzarlo.
  • Organiza reuniones breves de pie. Favorece la activación del cuerpo, y que éstas sean más breves que las reuniones habituales.
  • Si el trabajo requiere que pases mucho tiempo sentado, levántate cada dos horas, camina y estírate para desentumecer los músculos. Envía menos e-mails y visita a tus compañeros en sus puestos de trabajo.
  • Sube las escaleras en vez de coger el ascensor.
  • Los fines de semana, o en tu tiempo libre, alterna actividades sedentarias con otras que impliquen movimiento.

Por último, no dejéis de ver este vídeo del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo, en el que se muestran los beneficios que supone modificar pequeños hábitos cotidianos, dentro de nuestro entorno laboral:

 

Related Post