Coordinación, nuevos procesos y calidad de datos, cuestiones clave tras el V Congreso de Ciudades Inteligentes

Madrid acogió el pasado miércoles, 26 de junio, la quinta edición del Congreso Ciudades Inteligentes al que asistieron cerca de 500 congresistas. El evento fue organizado por la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD) y Grupo Tecma Red -con apoyo institucional de Red.es-, y sirvió para trasladar “el alto grado de madurez” de los proyectos de las ciudades españolas, conocer las últimas iniciativas puestas en marcha por administraciones y empresas en colaboración público-privada, así como “confirmar el avance del sector para dotar de inteligencia también a los territorios rurales”.

Considerado “el foro de referencia profesional sobre las ciudades inteligentes a nivel nacional“, este año se caracterizó por la calidad y la actualidad de las temáticas abordadas por los 38 ponentes expertos, procedentes de diversas administraciones públicas y empresas del sector. Los temas clave fueron: las tecnologías habilitadoras, la innovación urbana, la financiación de los proyectos y, sobre todo, los retos a los que nos enfrentamos en nuestro desarrollo futuro.

Un momento de la inauguración del V Congreso de Ciudades Inteligentes.

Un momento de la inauguración del V Congreso de Ciudades Inteligentes.

Durante el Congreso, celebrado en el Espacio La Nave del Ayuntamiento de Madrid, quedó patente entre los asistentes “la importancia de la coordinación estratégica entre todos los actores involucrados, las ventajas de una replicabilidad de los proyectos, la necesidad de definir nuevos procesos y la calidad de los datos, con un objetivo de mejora de los servicios públicos”.

Avance y consolidación: ‘ciudades/territorios inteligentes’

Asimismo, se analizaron los retos tecnológicos, económicos y sociales de la implantación del concepto de ‘ciudad/territorio inteligente’ en nuestro país, y se hizo hincapié en las tecnologías habilitadoras digitales necesarias y en las cuestiones prioritarias para el desarrollo económico urbano y rural y sus implicaciones sociales. También se abordaron las barreras y oportunidades de la financiación y sostenibilidad de las inversiones en los proyectos de ‘ciudad/territorio inteligente’, así como el papel de las nuevas tecnologías en la implementación de la Agenda Urbana 2030 de Desarrollo Sostenible.

Auditorio. Cerca de 500 congresistas asistieron a esta última edición del Congreso de Ciudades Inteligentes, en Madrid

Auditorio. Cerca de 500 congresistas asistieron a esta última edición del Congreso de Ciudades Inteligentes, en Madrid.

El V Congreso de Ciudades Inteligentes acogió, además, la exposición oral de las 12 ponencias seleccionadas por el Comité Técnico, de entre las 101 presentadas en el “Llamamiento de Comunicaciones y Proyectos de Ciudad Inteligente”, sobre áreas temáticas como: Tecnologías Habilitadoras, Inteligencia Artificial e IoT, así como la Movilidad Urbana, la Innovación, la Seguridad y los Destinos Turísticos Inteligentes, entre otras. Además, los congresistas disfrutaron de la exposición de los Proyectos de Ciudad Inteligente presentados por los ayuntamientos de Mataró, Rivas Vaciamadrid y Sant Feliu de Llobregat.

El evento fue inaugurado por el director general de Red.es, David Cierco Jiménez de Parga, y por el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Carlos Daniel Casares Díaz, junto con la directora del Congreso Ciudades Inteligentes, Inés Leal, quien anunció la celebración del VI Congreso en 2020, y animó a continuar trabajando hasta entonces para seguir avanzando en los objetivos planteados durante el evento.

Clausura del V Congreso de Ciudades Inteligentes.

Clausura del V Congreso de Ciudades Inteligentes.

Related Post

Europa invertirá 97 millones de euros en la mejora de la eficiencia energética de edificios residenciales

La Comisión Europea invertirá 97 millones de euros en el desarrollo de proyectos para la mejora de la eficiencia energética de edificios residenciales públicos y privados. En concreto, este presupuesto del organismo europeo se destinará al programa de ayuda a la energía local europea ELENA (European Local ENergy Assistance), que se encargará de la financiación de los proyectos. Por su parte, el Banco Europeo de Inversiones proporcionará asistencia financiera y asesoría técnica al proyecto y actuará como punto de contacto.

Esta medida se toma apenas dos meses después del acuerdo que alcanzaron en diciembre los Estados miembros de la UE, para reducir el consumo de energía en un 32,5% para 2030 en el conjunto de la Unión. Según la Comisión Europea, para cumplir este objetivo se deberán destinar “inversiones masivas”, sobre todo en lo que respecta a los edificios residenciales, que representan alrededor del 40% de la demanda total de energía en la Unión Europea.

Los edificios residenciales representan alrededor del 40% de la demanda total de energía en la Unión Europea.

Los edificios residenciales representan alrededor del 40% de la demanda total de energía en la Unión Europea.

Objetivo: incrementar el confort y reducir la factura de la luz

Los servicios se dirigirán principalmente a propietarios y comunidades de vecinos y consistirán en el apoyo al desarrollo de proyectos de eficiencia energética, con el objetivo de incrementar el confort de los usuarios y reducir la factura de energía. Asimismo, se ofrecerá asistencia a organizaciones financieras, para que puedan configurar y facilitar instrumentos financieros y productos de préstamo para llevar a cabo mejoras de eficiencia energética en el sector residencial. Además, las entidades públicas también podrán contar con ayudas para el desarrollo de nuevos programas de rehabilitación energética a gran escala.

Según el comisario europeo para la Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, las inversiones logradas gracias a este tipo de medidas serán capaces de abaratar la factura energética de los beneficiados, mejorar sus condiciones de vida y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, Arias Cañete ha señalado que desde la organización europea se sufragará hasta el 90% del coste del desarrollo de los proyectos energéticos beneficiados por ELENA.

El programa ELENA, volcado en la renovación energética de edificios residenciales

Se trata de una iniciativa conjunta del BEI y la Comisión Europea en el marco del programa Horizonte 2020. ELENA otorga subvenciones para asistencia técnica centrada en la implantación y desarrollo de programas de eficiencia energética, energía renovable distribuida y transporte urbano.

Creado en 2009, el principal objetivo de este programa es la renovación energética de edificios residenciales públicos y privados. Hasta el momento, el mecanismo ELENA se ha hecho con más de 130 millones de euros de la Unión Europea, generando un volumen de inversión estimado de 5.000 millones de euros.

Related Post

La biomasa, elemento clave para el fomento de la economía circular

La economía circular cuenta con un aliado de peso: la biomasa. Con un aporte del 6% a la energía consumida en España, su evolución no deja de crecer en nuestro país.

En los últimos cinco años, el uso de la biomasa térmica se ha incrementado de manera constante, por encima de los 1.000 MWt por año. Tal ha sido su evolución que para la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), desde el punto de vista energético, la biomasa de calefacción se ha convertido ya en “un elemento indispensable en cualquier estrategia de fomento de la economía circular”.

Dentro de los múltiples recursos medioambientales de los que se aprovecha la biomasa, la comercialización del hueso de aceituna como biocombustible genera un negocio de 50,7 millones de euros anuales, con más de 323.000 toneladas vendidas. Según los expertos, si esta cantidad fuera sustituida por combustible fósil, habría que desembolsar 145 millones de euros en gasoil de calefacción o 71,6 millones de euros en gas. En la actualidad, el hueso de aceituna es utilizado como biocombustible de calefacción en más de 100.000 hogares, principalmente situados, según Avebiom, en Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Planta de biomasa. Fuente: Avebiom

Planta de biomasa. Fuente: Avebiom

Esta evolución ha hecho que en los últimos días los productores de hueso de aceituna de España, junto a Avebiom, hayan solicitado formalmente al Ministerio de Agricultura que normalice el uso de este producto como biocombustible, además de que sea catalogado como “subproducto energéticamente valorizable”. Esta declaración daría cobertura legal a los protocolos que se llevan a cabo en el proceso de la cadena comercial de los huesos.

En este impulso de la biomasa, el Ayuntamiento de Valladolid, a través de su Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, y en colaboración con Avebiom, está desarrollando Proyectos de Fomento de la Economía Circular en el municipio. La campaña contempla, entre otras medidas, la distribución de hasta 40.000 ejemplares informativos sobre biomasa y biocombustibles. Asimismo, se organizarán jornadas, entre el 15 y el 19 de octubre para conocer el papel de la biomasa en la economía circular, así como las mejores soluciones térmicas para todo tipo de viviendas.

Related Post