Las verdaderas barreras de la necesaria rehabilitación energética

Nos encontramos ante uno de los mayores retos del sector de la construcción impulsado por el escenario económico, social y tecnológico global. La integración de la innovación en todo el entramado de esta industria es ineludible, no ya sólo en cuanto a materiales y procesos de gestión, sino en cuanto a la manera de concebir la edificación, la interactividad entre los agentes del sector y el propio negocio.

Métodos como BIM (Building Information Modelling) son impulsados hoy por el Gobierno de España, con el fin de implantar este sistema de trabajo colaborativo en la construcción. Nuevos términos, aplicados desde hace años en otros sectores empresariales, como la metodología Lean, el aprovechamiento de los datos masivos con los sistemas Big Data, la realidad aumentada y las impresiones 3D, la robótica o la ciberseguridad, se inmiscuyen con descaro en nuestro sector, con la intención de generar la revolución de la Construcción 4.0, también llamada “la digitalización del sector de la construcción”.

Sin duda, a esta aún inmadurez tecnológica se suma el arrastre de la crisis que sufrió la construcción. En este sentido, la rehabilitación de edificios y viviendas está siendo parte de la tabla de salvación que empuja hacia arriba el sector y que, movida por los objetivos sostenibles que marca la Unión Europea, también requiere innovación que permita aplicar criterios eficientes y sostenibles.

A principios de mayo, la Fundación Laboral de la Construcción habló precisamente sobre este asunto en la jornada que organizó la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) del Ayuntamiento de Getafe, sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana», en donde el responsable de Proyectos Internacionales de la entidad paritaria, Javier González, presentó el proyecto europeo Rehabilite y destacó la importancia de promover nuevas actuaciones y vías de financiación para potenciar la rehabilitación y la eficiencia energética.

Jornada sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana».

Jornada sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana», celebrada en el Ayuntamiento de Getafe.

En este foro, en el que también participaron portavoces del Ayuntamiento de Madrid, Andimat, Gas Natural, Ferrovial o Triodos Bank, entre otras organizaciones, los expertos pusieron en evidencia otras barreras con las que se encuentra la rehabilitación energética, además de nuevos modelos de apoyo económico, tales como: la imprescindible profesionalización del sector, para garantizar intervenciones de calidad, y la indispensable concienciación del ciudadano -y el trabajo comunicativo que conlleva por parte de los agentes del sector-, sobre los beneficios de la rehabilitación energética en términos de salud, confort y calidad de vida y, muy especialmente, en ahorro económico, a medio y largo plazo.

Consciente de todo ello, la UE centra cada vez más las convocatorias de los proyectos europeos especializados en construcción, en materias de energía, innovación, sostenibilidad, financiación y economía circular, sin olvidar la particular y esencial cuestión de la formación.

Según el Informe Barcelona Building Construmat, elaborado por el Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (ITec): “De la crisis sólo saldremos rehabilitando”. Y aunque en nuestro país está siendo una palanca clave, debemos dedicar más esfuerzos, ya que “Europa está invirtiendo entre 4,4 y 5,9 más veces que España en rehabilitación”, tal y como indica el citado estudio.

Related Post

El legado de Antonio Lamela, símbolo de innovación y modernidad

El pasado 1 de abril nos dejaba el reconocido arquitecto español Antonio Lamela, a los 90 años de edad. Se le recuerda por ser innovador en sus proyectos, teniendo siempre presentes los últimos avances a la hora de trabajar. Llevaba alrededor de una década dedicado al estudio de las dos ciencias que él mismo desarrolló: el Geoísmo y el Cosmoísmo, una especie de urbanismo de conformidad planetaria con los que abordó temas como la sostenibilidad.

Este prestigioso arquitecto se caracterizó por su modernidad, su inconformismo y su disposición a encontrar nuevos problemas y nuevas soluciones en cada proyecto. Sus obras más conocidas están en Madrid, su ciudad natal. Entre las más destacadas se encuentran las Torres de Colón, la reforma y ampliación del Estadio Santiago Bernabéu y la Terminal T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Desde pequeño, Lamela se sintió fascinado por las obras de gran magnitud y siempre tuvo claro que quería dedicarse a la arquitectura o la ingeniería. Siendo todavía estudiante, participó en el proceso inmobiliario de una promoción en la calle O’Donnell 33 (1955-1958), singular edificio situado en las cercanías del Parque del Retiro. De él cabe destacar que fue el primer bloque de viviendas en España que incorporó aire acondicionado central. Fue allí donde decidió instalar su estudio.

Lamela también proyectó numerosos edificios en la Costa del Sol y Mallorca, en la época del boom turístico. Asimismo, y junto a su socio José Meliá, desarrolló varios hoteles, como el Meliá Princesa (1963), frente al Palacio de Liria, en Madrid.

Anotnio Lamela y las Torres Colón | Fuente: Estudio Lamela

Anotnio Lamela y las Torres de Colón | Fuente: Estudio Lamela

En la proyección de las famosas Torres de Colón (1967-1976), Lamela introdujo en España el concepto de arquitectura suspendida. De dos grandes pilares, uno por cada torre, se va construyendo de arriba hacia abajo, colgando las plantas. Esta moderna obra ganó el premio a la mejor construcción de 1975, en el Congreso Mundial de Arquitectura y Obra Pública de Nueva York.

El Estadio Santiago Bernabéu fue ampliado y reformado desde 1988 por Lamela, hasta conseguir la estética que tiene en la actualidad. Otra obra cumbre del arquitecto, de la mano de Richard Rogers, es la Terminal T-4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (2006). La obra está basada en tres ideas: las cubiertas onduladas, las columnas en pares, y una gama de colores del arco iris que va del azul oscuro al rojo, pasando por el amarillo.

Antonio Lamela con Richard Rogers y la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas | Fuente: Estudio Lamela.

Antonio Lamela con Richard Rogers, en la T-4 de Barajas | Fuente: Estudio Lamela.

Premio Nacional de Arquitectura 1998, Antonio Lamela era miembro de la Real Academia de Doctores de España de Arquitectura y de Bellas Artes. En 2005 recibió la Medalla de oro al Mérito en el Trabajo y en 2006 el Premio “Jaime I de Sostenibilidad”.

A día de hoy, el Estudio Lamela está dirigido por su hijo Carlos, siendo una firma de arquitectura con gran reconocimiento internacional que el pasado mes de febrero inauguraba en Bruselas la Torre Astro, el edificio sostenible más alto de Europa.

Related Post

Más de 1.200 profesionales del sector se han formado ya gratuitamente con nosotros en nuevos materiales y técnicas constructivas. ¿Te apuntas?

Desde hace casi 25 años, la Fundación Laboral de la Construcción ofrece formación para conseguir un sector más profesional y fomentar el empleo en él, y desde hace 18 meses organiza jornadas gratuitas en colaboración con los principales fabricantes de materiales de construcción, con el objetivo de impulsar la formación en nuevos materiales y técnicas constructivas, a técnicos y operarios del sector, para que estén a la última en materias relacionadas con la rehabilitación y la eficiencia energética.

A día de hoy, ya se han celebrado más de 50 de estas jornadas prácticas, en colaboración con una veintena de fabricantes, que han permitido que más de 1.200 trabajadores hayan podido aprender las técnicas más punteras empleadas en rehabilitación de edificios y mejorar su profesionalidad, adquiriendo nuevas competencias y habilidades de manera totalmente gratuita.  

Jornada Madrid SATE 11feb16 (2)

La duración aproximada de estas jornadas es de cinco horas, que son eminentemente prácticas. Siempre se diseñan unos contenidos teóricos específicos para que los conceptos queden claros antes de proceder a ejecutar la práctica. Además, los asistentes pueden disponer de la presentación teórica a posterori para poder refrescar los conocimientos adquiridos.

¿Cuál es el valor añadido de este tipo de jornadas? En realidad son muchos. Para comenzar, es el proprio fabricante quien, de primera mano, muestra sus técnicas y soluciones. La duración de las jornadas es óptima para trabajadores en activo que no disponen de muchas horas, pero al ser una formación intensiva es eficaz. Otro aspecto positivo es que se centran en temáticas concretas, por lo que el trabajador se especializa. Por todo ello, las valoraciones recibidas por parte de los asistentes han sido muy positivas y muchos de ellos han mostrado su interés por participar en otras jornadas.

Este proyecto reporta numerosos beneficios tanto a los profesionales como a las empresas. Por un lado, los trabajadores reciben formación de calidad que les permite aumentar su cualificación, especializarse en una temática e incluso mejorar su empleabilidad. Por otro, las empresas pueden acercarse los trabajadores del sector y enseñarles su know-how y sus principales avances en materiales y técnicas innovadoras… Porque, ¿de qué sirve tener el material más puntero si no sabes cómo colocarlo adecuadamente?

Queremos aprovechar este post de hoy para agradecer a estas empresas punteras de materiales de la construcción de nuestro país, por haber querido embarcarse con nosotros en este proyecto del que nos sentimos tan orgullosos, y que forma parte de nuestro afán por profesionalizar este sector desde el prisma de la innovación. Gracias por acompañarnos a: Grupo Puma, Ibermapei, Sika, Danosa, Basf, Weber, Schlüter-Systems, Texsa, Uponor, Leica, Thyssenkrupp Infrastructure, Lafarge Holcim,  Anhydritec, FYM-HeidelbergCement, Sempergreen, Cemex, Propamsa y Aipex.

* Consulta las jornadas programadas para los próximos meses

* Si quieres saber más sobre estas jornadas, puedes escribir a cursos@fundacionlaboral.org o llamar al teléfono gratuito: 900 81 33 55.

 

Related Post