La construcción industrializada de viviendas coge impulso en España

En los últimos años, la construcción industrializada de casas ha dado un paso adelante en su desarrollo en nuestro país. Si hace diez años el parque inmobiliario de este tipo de viviendas era muy escaso, cada vez son más las promotoras que apuestan por ellas.

Una de las primeras empresas que se inició en este tipo de construcción en fábricas ha sido Vía Célere. A través de Conspace, el área de industrialización que puso en marcha en 2014, la empresa fue pionera en la construcción de viviendas industrializadas desde su fábrica en Navalcarnero (Madrid). En 2015, Conspace logró producir hasta 500 unidades de sistemas modulares de baños.

Recientemente, Vía Célere ha lanzado el primer bloque de pisos 100% industrializado. En concreto, el edificio residencial, situado en Boadilla del Monte, contará con 17 viviendas y está previsto que se entregue en 2020. La compañía estima que podrá finalizar la obra en siete meses, lo que supone una reducción de un año en los plazos que representaría un modelo de construcción tradicional. A esta primera promoción de viviendas multifamiliares industrializadas, está previsto que se sume una segunda de 27 viviendas con este mismo sistema en la localidad madrileña.

Promoción de viviendas plurifamiliares de Vía Célere proyectada en Boadilla del Monte

Promoción de viviendas plurifamiliares de Vía Célere proyectada en Boadilla del Monte.

El porqué de esta tendencia en el sector está claro. Además de la importante reducción de los plazos de construcción del proyecto, son muchas otras las ventajas que presenta esta nueva forma de construir: el trabajo en una fábrica proporciona una mayor seguridad a los trabajadores, además de que ayuda a disminuir el desperdicio de materiales. Asimismo, los controles de calidad a los que se someten las cadenas de montaje de las viviendas ayudan a mejorar la calidad de los acabados, reduciendo a cero la probabilidad de error en el montaje de las piezas.

En este sentido, la aplicación de la metodología BIM (Building Information Modeling) juega un papel fundamental, ya que permite construir los edificios de forma virtual antes de hacerlos físicamente. De esta manera, cualquier incompatibilidad de sistemas o planos en el proyecto se detecta inmediatamente y se puede corregir antes de llevarlo a cabo.

Otra de las primeras empresas que apostó por este tipo de construcción en nuestro país fue Aedas Homes. La promotora gestiona en la actualidad seis promociones “Offsite” (fuera del solar) con más de cien viviendas en Madrid, Torrejón de Ardoz, Estepona (Málaga) y Boadilla del Monte. En esta última localidad, Aedas Homes tiene previsto el lanzamiento de dos nuevas promociones de hasta 13 viviendas unifamiliares. La entrega de las llaves de la primera de sus promociones “Offsite” está prevista para el próximo verano.

Interior de una de las viviendas de la promoción "Merian I" de Aedas Homes en Torrejón de Ardoz

Interior de una de las viviendas de la promoción “Merian I” de Aedas Homes en Torrejón de Ardoz.

Por su parte, SDIN (Solvia Desarrollos Inmobiliarios) ya se encargó en 2015 de la construcción de diez viviendas unifamiliares en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona). A través de un sistema modular, las viviendas fueron construidas en su mayoría en hormigón y en fábrica en un plazo de seis meses. Mediante un sistema de construcción tradicional este plazo se habría extendido a más del doble de tiempo. En la actualidad, la promotora está inmersa en dos promociones con fases industrializadas en Mollet del Vallès y Terrassa.

Entre las últimas compañías españolas que se han sumado a este tipo de construcción encontramos al Grupo Avintia y el Grupo Cándido Zamora. Ambas promotoras lanzaron el pasado mes de enero el “VIOM System”, el primer sistema industrializado para la construcción de estructura, fachadas y acabados interiores en obras de ejecución. Este modelo construye edificios a partir de su propio sistema de paneles prefabricados (EBW). Éstos incorporan las capas necesarias para resolver las prestaciones de un edificio: una capa externa que forma la fachada visible del edificio; otra intermedia, que resuelve el aislamiento térmico y acústico del edificio; y una interna que realiza sostenimiento estructural del edificio y contiene todas las instalaciones técnicas. Por último, el sistema cuenta con un acabado interior que aporta calidez y elegancia a las estancias interiores.

Otras grandes empresas del sector, como Metrovacesa o Neinor, están estudiando implantar este tipo de construcción en sus proyectos. Un proceso, que ya se vislumbra imparable, supondrá en muy poco tiempo un cambio radical en la construcción de viviendas en España.

Related Post

La importancia de la correcta instalación de las ventanas en los edificios

El Código Técnico de la Edificación (CTE), a través de sus sucesivas actualizaciones, exige cada día unas mejores prestaciones a los edificios, con el objetivo de obtener unos mayores índices de calidad y confort para los usuarios. Si bien los productos y sistemas constructivos incorporados a los edificios han ido evolucionando en ese sentido, en muchas ocasiones no se ha requerido el mismo nivel de exigencia a su puesta en obra.

Uno de los elementos más importantes para asegurar la calidad y el confort en una vivienda es la carpintería exterior. Por un lado, la correcta instalación de ventanas permite un importante ahorro energético y económico al usuario, ya que evita entradas de aire, sobrecalentamiento del ambiente, así como la formación de humedades y condensaciones. Por otro lado, se logran grandes resultados en lo que se refiere al aislamiento acústico de la vivienda.

La redacción de la norma UNE 85219:2016 de colocación de ventanas en obra fue uno de los primeros pasos en la adaptación a las exigencias del CTE. A través de esta norma, publicada en noviembre de 2016, se definen los sistemas y condiciones técnicas que deben seguirse para la colocación de las ventanas y puertas exteriores en el hueco de la obra, con la doble finalidad de proporcionar seguridad al usuario y la perdurabilidad en el tiempo de sus prestaciones.

En este sentido, la Fundación Laboral de la Construcción ha organizado, junto a la Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas (Asefave), un nuevo curso sobre instalación de ventanas. Dirigido a instaladores, la formación, bajo el título de “Curso práctico para la instalación de carpintería exterior”, busca dotar al alumnado de los conocimientos y habilidades prácticas necesarias para mejorar sus competencias en la instalación de carpintería exterior, conforme a los requisitos normativos exigidos en términos de calidad, confort y prevención de riesgos laborales.

Curso presencial abierto a demanda de nuevas convocatorias

Este curso presencial de ocho horas de duración cuenta con seis módulos diferentes, centrados en la gestión del cliente, la logística, gestión de residuos, la prevención de riesgos laborales, la instalación de la ventana según la norma UNE 85219:2016 y un último apartado, dedicado a los ensayos y pruebas de comprobación de las instalaciones.

Estos cursos presenciales de ocho horas de duración están todavía abiertos a la demanda de convocatorias

Este curso presencial, de ocho horas de duración, está todavía abierto a la demanda de convocatorias.

Las convocatorias de esta acción formativa comenzarán a impartirse en los diferentes Centros de Formación que la entidad paritaria posee por todo el territorio nacional.

El curso, considerado un estándar formativo para cubrir las necesidades de actualización de las competencias de los instaladores, será impartido por expertos profesionales y contará con un contenido eminentemente práctico. Asimismo, dicha acción se complementará con la Guía de Instalación de Ventanas, elaborada por Asefave, y que será entregada a todos los alumnos que completen el programa de formación. Además, se emitirá un diploma de aprovechamiento con los logos de la Fundación Laboral de la Construcción y Asefave al terminar el curso.

A través de esta acción formativa, los instaladores de carpintería exterior contarán con los conocimientos necesarios para garantizar la máxima calidad en el proceso de instalación y el cumplimiento de las exigencias que la normativa en materia de edificación recoge.

* Se organizarán convocatorias en abierto a partir de un mínimo de 10 solicitudes, con un número máximo de 12 alumnos por curso.

* Solicita ya una convocatoria del “Curso práctico para la instalación de carpintería exterior” en tu Centro de Formación más cercano.

 

Au

Related Post

Día Internacional de la Educación: conocemos el día a día de Juan Maroto, docente de Instalaciones eléctricas de la Fundación en Madrid

Hoy, 24 de enero, se celebra el Día Internacional de la Educación y queremos rendir homenaje a los más de 1.000 docentes de la Fundación Laboral de la Construcción, que cada día trabajan de forma incesante para construir un sector más profesional y con futuro.

Uno de estos profesores es Juan Francisco Maroto, que lleva como docente en la Fundación desde 2014. Este madrileño llegó a la entidad paritaria tras más de 30 años al frente de una empresa de telecomunicaciones y electricidad, que tuvo que echar el cierre durante la crisis. Vicepresidente de la Asociación Nacional de Formación para el Empleo (Aforen), creada para ofrecer asesoramiento a los docentes de formación para el empleo a nivel nacional, Maroto imparte en la actualidad el Certificado de Profesionalidad “ELEE0109 – Montaje Y Mantenimiento De Instalaciones Eléctricas De Baja Tensión”.

El Certificado, de 920 horas, cuenta con una amplia formación práctica a través de la constante ejecución de sesiones prácticas en el aula.

Maroto (derecha), en una de las clases del certificado de 920 horas que imparte en la Fundación Laboral en Madrid.

Este curso presencial, subvencionado por la Comunidad de Madrid a través de un programa de Formación para el Empleo, habilita a los alumnos como instaladores de baja tensión. Tras ya varias convocatorias, esta formación sigue cosechando éxitos de asistencia, manteniendo las clases completas. Ahora mismo, 15 alumnos están a punto de finalizar los estudios, que completarán en el mes de febrero en las instalaciones de la Fundación Laboral en el distrito madrileño de Vicálvaro.

Amplia formación práctica para “llevar al alumno, a la realidad que se va a encontrar”

El objetivo de este Certificado de 920 horas, como la del resto de cursos de esta modalidad formativa, no es otro que el “llevar al alumno, a la realidad que se va a encontrar en la calle”, señala el técnico. Este propósito se alcanza con una amplia formación práctica, que forma parte de un módulo de prácticas profesionales no laborales de 80 horas y la constante ejecución de sesiones prácticas en el aula.

Asimismo, el Certificado también cuenta con una formación en prevención, a través de un módulo transversal de 30 horas, vital para el monitor del curso, quien intenta “grabar a fuego los principios de la prevención”. A juicio del profesor, “los alumnos deben tener conciencia de que la electricidad mata. Si formas desde el principio en la aplicación de normas de seguridad, lo interiorizarán y lo ejecutarán”.

Sin embargo, el módulo más popular entre los alumnos es el de automatismos. “Es el que más cuesta, pero también el que más gusta. Los alumnos se dan cuenta de lo que son capaces a la hora de diseñar y construir un proyecto que, además, funciona”, señala Maroto.

Prácticas de redes subterráneas llevadas a cabo en las instalaciones de la Fundación Laboral en Vicálvaro (Madrid).

Prácticas de redes subterráneas llevadas a cabo en las instalaciones de la Fundación Laboral en Vicálvaro (Madrid).

No existe un perfil único en este tipo de formación, abierta tanto a profesionales del sector como a gente nueva en materia de electricidad, subraya el monitor.

11 de los 13 alumnos formados en este Certificado en 2017 encontraron trabajo 

En lo que respecta a las expectativas de futuro, el monitor indica que, de los 13 alumnos formados en su primer Certificado impartido en la Fundación Laboral en 2017, 11 encontraron un empleo en el sector.

Maroto incide en la necesidad de contar con una base formativa antes de emprender un trabajo a pie de obra: “Lanzar a la gente a una obra sin formación puede ser una aberración. La formación tiene que ser básica en cualquiera de los oficios que hay en la construcción”, sentencia.

Además, los alumnos son conscientes de que las empresas demandan trabajadores cada vez más especialistas, más profesionales. “Ya no vale con cursos genéricos. Hay que cualificar trabajadores. La formación tiene que dar respuesta a las necesidades de los trabajadores ante un posible puesto de trabajo”, afirma.

A raíz de la crisis vivida en los últimos años en el sector, Maroto lamenta la falta de compromiso por parte de la Administración Pública respecto a la Formación para el Empleo. “La propia Administración no se cree la formación. Por poner un ejemplo, en 2016 no hubo planes de subvención estatal o autonómica; solo hubo formación bonificada”, explica.

De los 13 alumnos formados en este Certificado impartido en 2017, 11 encontraron un empleo en el sector.

De los 13 alumnos formados en este Certificado impartido en 2017, 11 encontraron un empleo en el sector.

Por otro lado, para el profesor, “la Fundación Laboral es la Champions League dentro del mundo de la Formación para el Empleo”. Según el docente, este reconocimiento se debe a los recursos y medios que la entidad paritaria pone a disposición de los alumnos.

De sus años como docente, Maroto se muestra orgulloso de su labor: “En el aula no eres solo docente, tienes que convertirte en un hermano mayor, en un psicólogo”. Para el técnico, lo más gratificante es seguir en contacto con los alumnos que ha formado: “Mucha gente me sigue agradeciendo la formación que les di. Yo solo he hecho mi trabajo; son ellos los que realmente le han sacado provecho”.

Related Post