20 años después, el 5 de marzo nos recuerda la importancia de la Eficiencia Energética

Esta semana hemos celebrado el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Desde 1998, el 5 de marzo viene marcado como un día para recordar la importancia de la eficiencia energética.

Pero aunque han pasado 20 años desde la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética, celebrada en Austria en 1998, poco se ha avanzado en este terreno y, según los expertos, estamos aún muy lejos de ser una sociedad eficiente.

Si nos ceñimos a la eficiencia energética en los edificios, en España nos encontramos con que el 84% de sus construcciones son energéticamente ineficientes y son responsables del 31% del consumo de energía.

Basándonos en el estudio realizado por la Alianza Europea de Compañías por la eficiencia energética en los edificios, EuroACE, creada hace 20 años, si nos vamos a Europa, las estadísticas no son más halagüeñas: entre el 70 y el 90% de sus edificaciones consumen gran cantidad de energía y no aprovechan las ventajas de las energías renovables. El 40% del consumo total de energía en Europa corresponde a los edificios.

Clasificación de la eficiencia energética de los edificios

Clasificación de la eficiencia energética de los edificios

Desde la Agencia Internacional de la Energía se alerta, además, de que antes de 2050 la demanda global de energía aumentará un 50%. Y ¿qué se puede hacer frente a esto? ¿En qué se está trabajando en estos momentos?

El pasado 31 de enero, desde la Unión Europea se alcanzó un acuerdo para modificar y complementar las medidas previstas en la Directiva 2010/31/UE de Eficiencia Energética de Edificios, así como la legislación europea que regula la eficiencia energética de los productos.

Se persigue una búsqueda de mejora de la eficiencia energética de los edificios europeos y como objetivos se marcan: la descarbonización del parque inmobiliario europeo actual, promover trabajos de renovación rentables, introducir indicadores de inteligencia para los edificios, simplificar las inspecciones de los sistemas de calefacción y aire acondicionado, y fomentar la electromovilidad mediante la creación de plazas de aparcamiento para vehículos eléctricos.

El siguiente paso es que, tras la aprobación formal del Reglamento por parte del Consejo y del Parlamento, la Directiva sea publicada en el Diario Oficial de la UE y entre en vigor 20 días más tarde. El periodo de trasposición de este acto legislativo es de 20 meses. De esta manera, la Unión Europea trabaja en la consecución de sus objetivos de eficiencia energética para 2020 y 2030.

En líneas generales podemos decir que vamos por el buen camino, hacia una concienciación por el “menor consumo” energético. El ciudadano de a pie no debe olvidar, además, que una sociedad establecida en torno a una mayor eficiencia energética tiene efecto en el ahorro del consumo y, por ende, en el bolsillo. La clasificación de eficiencia energética de un edificio va desde la “A”, la más alta (supone gastar hasta 10 veces menos) y la “G”, la más baja (con un mayor consumo de energía y más gasto que la media). Actualmente, en España la mayoría de edificios tienen una calificación E, F o G.

Fuente informativa: CiC Construcción.

Related Post

¿Qué debo tener en cuenta si quiero cambiar las ventanas de mi vivienda?

Si vas a cambiar tus ventanas y tienes mucho ruido exterior, tienes excesivas infiltraciones de aire por la ventana, la pared está mojada por condensaciones de agua, el sol incide directamente sobre tus ventanas y pasas frío o calor…

… debes saber que las ventanas tienen una documentación que proporciona el fabricante y que indica sus características técnicas relativas a:

Ruido exterior. El aislamiento acústico viene recogido en su documentación en forma de prestación acústica de decibelios (dB). Cuanto mayor sea su valor, menor ruido entrará del exterior.

Infiltraciones de aire. La permeabilidad del aire de una ventana viene indicada en su documentación, sgeún una clase que puede variar de 1 a 5. Cuanto mayor sea este valor, menor cantidad de aire podrá pasar por las juntas de apertura de su carpintería.

Condensaciones de agua. Al instalar ventanas más estancas se puede eliminar una ventilación esencial para mantener las condensaciones en las paredes, podemos incorporar un sistema que permita la entrada controlada de una pequeña cantidad de aire: mediante un airdeador o microventiltación.

Exposición directa al sol. Se pueden utilizar vídeos con control solar en los casos en que se quiera proteger de la radiación directa, como pueda ser el caso de ventanas con orientación al sur y oeste sin protección de otro tipo como toldos, lamas, etc.

Aislamiento térmico. Cuando mayor sea el valor de la transmitancia témrica (W/m2+k), peor será su aislamiento térmico (perderemos calor en invierno y lo perderemos en verano). Los acristalamientos dobles o triples con cámaras de aire tienen mejores prestaciones térmicas. Instala vidrio bajo emisivos antes que aumentar el espesor de la cámara, ya que la reducción de la transmitancia es mucho mayor y se evitan dobles imágenes por reflexión. La orientación norte es siempre favorable a este tipo de acristalamiento, ya que no recibe radiación solar directa.

consejos eficiencia energetica ventanas

* Este y otros consejos forman parte de la campaña de sensibilización y difusión nacional enmarcada dentro del proyecto europeo Build Up Skills Spain ‘Construye2020′. Desde el pasado 1 de junio, la unidad móvil de la ‘Ruta Construye 2020′ recorre 15 ciudades españolas con un doble objetivo: informar a los usuarios sobre buenas prácticas y consejos útiles sobre rehabilitación y eficiencia energética, y presentar las diferentes acciones de formación y productos que se han creado bajo el proyecto Construye 2020.

* Descárgate el cartel de Buenas Prácticas en Rehabilitación Energética de Edificios.

 

Related Post