Madrid ya cuenta con su primera promoción de vivienda pública de consumo casi nulo

La primera promoción de vivienda pública de Madrid con el sello energético Passivhaus ya es una realidad. El pasado mes de octubre se inauguró ‘Carabanchel 34, que cuenta con este certificado alemán que acredita que el consumo de energía del edificio es casi nulo, proporcionando mayor calidad de vida a los vecinos y un importante ahorro de costes en su factura energética.

A través de esta promoción, propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Madrid (EMVS), se pondrán en alquiler 25 nuevos pisos de uno, dos y tres dormitorios. La promoción ya está finalizada y formará parte de la convocatoria pública que la EMVS tiene previsto lanzar antes de que acabe 2020.

Todas las viviendas de esta promoción, desarrollada a través de un proyecto del Estudio de arquitectura Ruiz-Larrea & Asociados y ejecutada por la empresa Marco Infraestructuras y Medio Ambiente, han sido construidas con un moderno sistema de habitabilidad bioclimática. Este concepto se basa en configurar el edificio de manera que se consiga el máximo soleamiento de los espacios habitables de las casas, durante la mayor parte del día. De esta manera, se puede lograr un ahorro energético que oscila entre el 70 % y el 90 % respecto a una vivienda convencional.

El edificio consta de 25 viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

El edificio consta de 25 viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

Eficiencia y aislamiento, claves en el ahorro energético

Tanto la técnica como los materiales empleados en la construcción encapsulan cada vivienda, de modo que no se produzcan pérdidas de frío ni de calor. Además, cuentan con bombas de calor de alta eficiencia en la producción de agua caliente sanitaria y calefacción, que alcanzan rendimientos del 400 %.

Los muros son más gruesos que en viviendas convencionales y las ventanas tienen triple acristalamiento. Las viviendas están orientadas hacia el sur, de modo que aprovechan la luz del sol. Asimismo, se organizan en torno a un único núcleo de comunicación vertical que da acceso a un corredor de distribución orientado al norte, de manera que todas las viviendas son pasantes con ventilación cruzada.

Por su parte, la envolvente se compone por una fachada ventilada con aislamiento térmico de lana de roca y carpinterías de altas prestaciones. Además, cuenta con sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperadores de calor. De esta manera, se obtiene una calidad óptima de aire sin derrochar la energía usada en la climatización.

Este edificio consigue un ahorro energético de entre el 70% y el 90% respecto a una vivienda convencional.

Este edificio consigue un ahorro energético de entre el 70 y el 90 % respecto a una vivienda convencional.

Con todas estas medidas, la promoción puede conseguir un importante ahorro en la factura energética, menor contaminación y mayor calidad de vida y confort, y cumplir así con los estándares impuestos por el instituto alemán Passivhaus, el sello más exigente y reconocido a nivel mundial en materia de eficiencia energética. El edificio cuenta, además, con 25 plazas de garaje en un aparcamiento subterráneo con un moderno sistema robotizado que aprovecha el espacio al máximo.

Desde la EMVS se está trabajando para terminar en los próximos años 38 promociones que pondrán en el mercado 3.200 viviendas de alquiler. Todas las promociones cumplirían con el objetivo de ‘energía positiva’, una normativa fijada en la Directiva Europea 2010/31/UE, y cuyos criterios ya se aplican por el Ayuntamiento de Madrid desde 2016. Criterios que establecen que la demanda energética media de los proyectos no supere los 20kWh (m2/año) es decir, los kilovatios hora por metro cuadrado útil año que una vivienda gasta en calefacción, en agua caliente y en aire acondicionado. En el caso de ‘Carabanchel 34′ este índice es, según el consistorio madrileño, muy inferior a los 20kWh.

Related Post

El proyecto de casas sostenibles de dos alumnos cántabros de la Fundación Laboral gana el programa e2 de FP

¿Cuál es el secreto para convertir nuestra vivienda en una casa eficiente? Dos alumnos de la Fundación Laboral de Cantabria han desarrollado Ecolabaru, un proyecto para la creación de una empresa de consultoría energética que ha sido elegido como el Mejor Proyecto emprendedor de la VII edición del programa e2 en Formación Profesional, organizado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) con el apoyo de la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo del Gobierno de Cantabria.

Este proyecto ha sido diseñado por Francisco Martínez y David Pla, alumnos del segundo curso del Ciclo Superior de FP de “Técnico superior en Energías Renovables”, que la Fundación Laboral de la Construcción imparte en su Centro de Revilla de Camargo, en Cantabria. Junto a ellos, también han sido galardonadas tres alumnas del IES Foramontanos: Sara Bueno Romano, Noemí Martín Gutiérrez y Carla Pajarín Tirador.

Ecolabaru centra su asesoramiento en la reducción del consumo de energía a través de la eficiencia energética y del uso de energías renovables, tanto en obras de reforma como en viviendas nuevas. En este sentido, la elección de materiales, la orientación de la vivienda o el tipo de aislamiento o ventanas son acciones sencillas que pueden suponer un gran ahorro energético y económico. ¿Qué ofrece Ecolabaru que no ofrecen sus competidores? Seguimiento y monitorización de la instalación, además de informes anuales que demuestren el ahorro prometido.

Francisco Martínez y David Pla han formado parte de Ecolabaru, el proyecto ganador del certamen.

Francisco Martínez y David Pla han formado parte de Ecolabaru, el proyecto ganador del certamen.

Como explican Francisco y David, a través de esta iniciativa “se llevaría a cabo un seguimiento del ahorro y se propondrían medidas para reducir el consumo”. Como apuntan ambos estudiantes, Ecolabaru surge, en gran medida, “por el despilfarro de energía que hay en la mayoría de casas, en las que existe un problema de emisiones de CO2 a la atmósfera”.

A través de este proyecto, los alumnos de la Fundación Laboral han podido poner en práctica diferentes aspectos de lo aprendido durante sus estudios en materia de energías renovables y ampliar sus conocimientos en este tipo de casas eficientes. También han contado con la colaboración de profesores y docentes de la entidad paritaria.

Estudiantes de segundo del Ciclo Superior de Energías Renovables de la Fundación Laboral han participado en el certamen.

Estudiantes de segundo del Ciclo Superior de Energías Renovables de la Fundación Laboral que han participado en el certamen.

Como señalan Francisco y David, este trabajo también les ha servido para “mejorar sus capacidades de trabajo en grupo”. Los estudiantes de la Fundación Laboral han colaborado durante cuatro meses con alumnas de Administración y Finanzas del IES Foramontanos. De esta manera, Ecolabaru es fruto de la colaboración y el esfuerzo de alumnos que han unido sus conocimientos en diferentes disciplinas para ponerlos en práctica.

En total, han sido más de 50 los estudiantes cántabros que han participado en la VII edición del programa e2 en Formación Profesional, entre ellos, estudiantes de segundo del Ciclo Superior de Energías Renovables.

Related Post

El papel clave de la construcción en la ‘Europa climáticamente neutra’ del año 2050

La Unión Europea (UE) indica que el camino hacia una economía climáticamente neutra exigirá una acción de los países miembros en siete ámbitos estratégicos: eficiencia energética; despliegue de energías renovables; movilidad limpia, segura y conectada; industria competitiva y economía circular; infraestructuras e interconexiones; bioeconomía y sumideros naturales de carbono; captura y almacenamiento de carbono para hacer frente a las emisiones restantes.

En palabras del comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete: «Europa dispone actualmente del marco más ambicioso y puntero del mundo en clima y energía. Hemos consensuado toda la legislación para alcanzar nuestros objetivos de 2030, y objetivos mayores en materia de energías renovables y eficiencia energética», así como inversiones en energía limpia y la planificación a largo plazo para una Europa climáticamente neutra de aquí al año 2050.

En la Semana Europea ‘Verde’ que se está celebrando, la construcción sostenible se convierte en un aliado esencial para que Europa pueda alcanzar los objetivos en materia de clima y energía. De hecho, a partir de enero de 2021, las construcciones nuevas serán edificios de consumo de energía casi nulo y el parque edificatorio existente tendrá que rehabilitarse y ajustarse a la normativa europea a mayor velocidad.

La construcción sostenible será fundamental para que Europa pueda alcanzar los objetivos en materia de clima y energía.

La construcción sostenible será fundamental para que Europa pueda alcanzar los objetivos en materia de clima y energía.

Un planeta limpio para todos

Esta transformación energética a 30 años vista requiere de una transformación económica y social, y de la transformación en la que está ya inmersa la industria de la construcción, tal y como apunta la Comunicación de la Comisión Europea (CE) «Un planeta limpio para todos».

En este recorrido, que llevará a construir mejores ciudades para vivir y trabajar, se percibe cómo la aplicación de la economía circular, la eficiencia energética y las energías renovables en la edificación, sumadas a la transformación de procesos de trabajo, con metodologías como Building Information Modeling (BIM) y Lean Construction, toman un protagonismo singular.

Líneas de actuación, en las que la Fundación Laboral de la Construcción lleva trabajando desde hace años y en las que avanza con proyectos europeos en curso, como Construction Blueprint, H&S BlueprintConstruye 2020+Bus.Trainers, Net-UbiepWatter SkillsRehabiliteTransToWork o el ya finalizado Lean.Co.

Sin duda alguna, para la neutralidad climática que Europa persigue para 2050, harán falta más elementos como inversiones, soluciones tecnológicas e innovaciones, armonización de acciones en los distintos ámbitos clave (política industrial, financiación, educación, empleo o investigación), y cualificación y capacitación de los profesionales. Sin olvidar el ciclo de vida de la edificación, desde el inicio hasta la demolición y gestión de residuos de construcción.

Related Post