Madrid ya cuenta con su primera promoción de vivienda pública de consumo casi nulo

La primera promoción de vivienda pública de Madrid con el sello energético Passivhaus ya es una realidad. El pasado mes de octubre se inauguró ‘Carabanchel 34, que cuenta con este certificado alemán que acredita que el consumo de energía del edificio es casi nulo, proporcionando mayor calidad de vida a los vecinos y un importante ahorro de costes en su factura energética.

A través de esta promoción, propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Madrid (EMVS), se pondrán en alquiler 25 nuevos pisos de uno, dos y tres dormitorios. La promoción ya está finalizada y formará parte de la convocatoria pública que la EMVS tiene previsto lanzar antes de que acabe 2020.

Todas las viviendas de esta promoción, desarrollada a través de un proyecto del Estudio de arquitectura Ruiz-Larrea & Asociados y ejecutada por la empresa Marco Infraestructuras y Medio Ambiente, han sido construidas con un moderno sistema de habitabilidad bioclimática. Este concepto se basa en configurar el edificio de manera que se consiga el máximo soleamiento de los espacios habitables de las casas, durante la mayor parte del día. De esta manera, se puede lograr un ahorro energético que oscila entre el 70 % y el 90 % respecto a una vivienda convencional.

El edificio consta de 25 viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

El edificio consta de 25 viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

Eficiencia y aislamiento, claves en el ahorro energético

Tanto la técnica como los materiales empleados en la construcción encapsulan cada vivienda, de modo que no se produzcan pérdidas de frío ni de calor. Además, cuentan con bombas de calor de alta eficiencia en la producción de agua caliente sanitaria y calefacción, que alcanzan rendimientos del 400 %.

Los muros son más gruesos que en viviendas convencionales y las ventanas tienen triple acristalamiento. Las viviendas están orientadas hacia el sur, de modo que aprovechan la luz del sol. Asimismo, se organizan en torno a un único núcleo de comunicación vertical que da acceso a un corredor de distribución orientado al norte, de manera que todas las viviendas son pasantes con ventilación cruzada.

Por su parte, la envolvente se compone por una fachada ventilada con aislamiento térmico de lana de roca y carpinterías de altas prestaciones. Además, cuenta con sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperadores de calor. De esta manera, se obtiene una calidad óptima de aire sin derrochar la energía usada en la climatización.

Este edificio consigue un ahorro energético de entre el 70% y el 90% respecto a una vivienda convencional.

Este edificio consigue un ahorro energético de entre el 70 y el 90 % respecto a una vivienda convencional.

Con todas estas medidas, la promoción puede conseguir un importante ahorro en la factura energética, menor contaminación y mayor calidad de vida y confort, y cumplir así con los estándares impuestos por el instituto alemán Passivhaus, el sello más exigente y reconocido a nivel mundial en materia de eficiencia energética. El edificio cuenta, además, con 25 plazas de garaje en un aparcamiento subterráneo con un moderno sistema robotizado que aprovecha el espacio al máximo.

Desde la EMVS se está trabajando para terminar en los próximos años 38 promociones que pondrán en el mercado 3.200 viviendas de alquiler. Todas las promociones cumplirían con el objetivo de ‘energía positiva’, una normativa fijada en la Directiva Europea 2010/31/UE, y cuyos criterios ya se aplican por el Ayuntamiento de Madrid desde 2016. Criterios que establecen que la demanda energética media de los proyectos no supere los 20kWh (m2/año) es decir, los kilovatios hora por metro cuadrado útil año que una vivienda gasta en calefacción, en agua caliente y en aire acondicionado. En el caso de ‘Carabanchel 34′ este índice es, según el consistorio madrileño, muy inferior a los 20kWh.

Related Post

El Foro Potencia inicia un nuevo ciclo de videoconferencias para analizar presente y futuro del sector de la construcción

Tras el parón de los meses estivales, el Foro Potencia abrió la pasada semana un nuevo ciclo de videoconferencias con el que espera reunir en las próximas semanas a algunos representantes de los diferentes ámbitos de la industria de la construcción de nuestro país y convertirse en un punto de encuentro de empresas, asociaciones y profesionales del sector.

El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), y de la Fundación Laboral de la Construcción, Juan Lazcano, fue el encargado de inaugurar esta segunda tanda de conferencias on line, dirigidas por el presidente del Foro Potencia, Ricardo Cortés Sánchez.

Durante su intervención, Lazcano puso de relieve el papel de la construcción en la recuperación económica del país. En este sentido, hizo hincapié en la importancia de la inversión como una de las medidas para impulsar la actividad económica y el empleo. Justificó esta inversión en construcción e infraestructuras por su rápido retorno en términos económicos y fiscales, su generación de actividad económica inducida y su capacidad de crear empleo.

Asimismo, Lazcano señaló la oportunidad “única” que brinda la respuesta económica a la crisis del Covid-19 “para acelerar la transición ecológica, modernizar los modelos industriales tradicionales e invertir en tecnologías ecológicas e innovadoras y en infraestructuras más sostenibles y digitales”.

Además, el presidente de la CNC repasó algunas de las medidas que deberían adoptarse en materia de construcción e infraestructuras para la reconstrucción española, en línea con el programa de sostenibilidad de Naciones Unidas y la Agenda 2030 y analizó el plan de inversiones en el sector propuesto por Seopan. Plan que incluye actuaciones en el ámbito de las infraestructuras sanitarias, de saneamiento, así como de mejoras viales, entre otras. Por último, ante las preguntas de los asistentes, Lazcano señaló la labor realizada por parte de la Fundación Laboral en materia de formación de personal y de operadores de maquinaria.

Enrique Corral participará la próxima sesión del Foro Potencia

El director general de la Fundación Laboral, Enrique Corral, será el encargado de compartir sus experiencias en la próxima sesión de los encuentros virtuales del Foro Potencia a través de la ponencia “La cualificación de los profesionales de la construcción ante los retos de la Agenda 2030”, que tendrá lugar el próximo 14 de octubre a partir de las 18 horas.

A lo largo de su intervención, Corral hablará sobre la cualificación y la necesidad de la formación continua de los profesionales de la construcción ante los retos de la Agenda 2030 y un sector cada día más digitalizado.

Por su parte, la última sesión propuesta por el momento correrá a cargo de Riccardo Viaggi, Belén Bravo y Caio Lobo, director general y responsables de políticas de medioambiente y seguridad en el Comité Europeo de Equipos de Construcción (CECE), respectivamente, quienes analizarán en la ponencia “Maquinaria y equipamiento para la construcción: el papel de CECE en Europa”, la labor de la organización ante las instituciones europeas.

Intervención del director general de la Federación Europea de la Industria de la Construcción (FIEC), Domenico Campogrande, en el Foro Potencia.

Intervención del director general de la Federación Europea de la Industria de la Construcción (FIEC), Domenico Campogrande, en el Foro Potencia.

El Foro Potencia se celebra desde el mes de mayo

Con estas propuestas, el Foro Potencia completa, por el momento, una serie de encuentros que, desde el pasado mes de mayo, ya ha reunido a diferentes expertos del sector. La primera de las jornadas corrió a cargo de Rogelio Cuairán, director general de la Feria de Zaragoza, quien analizó cómo el Covid-19 está afectando al sector de los eventos, y más concretamente, a la feria de maquinaria Smopyc, que tras ser aplazada al mes de septiembre, finalmente verá la luz en mayo de 2021.

El director general de la Asociación Española de Normalización (UNE), Javier García Díaz, se encargó durante su participación en aclarar cómo la normalización afecta a la industria en lo que se refiere a la aplicación de las nuevas tecnologías. Por su parte, a lo largo de su ponencia, el director general de la Federación Europea de la Industria de la Construcción (FIEC), Domenico Campogrande, hizo un repaso por algunas de las prioridades de la industria europea de la construcción para los años 2020-2024. Asimismo, analizó los mecanismos de reconstrucción del sector para salir de la crisis.

Por último, Javier Serra Guevara, director general de Internacionalización de la Empresa de ICEX, explicó algunas de las claves de la internacionalización de las empresas españolas de infraestructuras, así como las oportunidades que esta opción ofrece y retos con los que cuenta de cara al futuro.

* Echa un vistazo a las próximas jornadas del Foro Potencia y a los vídeos de los encuentros ya realizados.

Related Post

¿Podrían convertirse los ladrillos en las futuras baterías de nuestros hogares?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis ha descubierto la manera de convertir los ladrillos en baterías para almacenar energía en nuestros hogares. La investigación, publicada recientemente en la revista Nature Communications, sienta las bases de una tecnología que, si bien todavía está dando sus primeros pasos, podría cambiar nuestra percepción del material de construcción más popular que conocemos.

Los investigadores explican el uso de los ladrillos en sus estudios gracias a su estructura porosa y su composición, rica en óxido de hierro, que le da ese color rojizo característico. La idea está en utilizar vapores químicos para reaccionar con los óxidos de hierro y rellenar los poros de los ladrillos con un plástico conductor, llamado Pedot. Este polímero es capaz de crear una red de nanofibras en el interior del ladrillo.

Esta estructura de nanofibras almacena y conduce electricidad ofreciendo una muy baja resistencia. Uno de los efectos más llamativos de estas reacciones químicas es que, durante la investigación, los ladrillos pasaron de su tradicional color rojo a un azul oscuro.

Por el momento, varios ladrillos pueden encender una luz LED. Julio D'Arcy Research Laboratory.

Por el momento, varios ladrillos pueden encender una luz LED. Julio D’Arcy Research Laboratory, Washington University in St. Louis.

Éste es el primer paso para convertir los ladrillos en supercondensadores, elementos que se pueden recargar más veces que una batería convencional antes de perder su capacidad de almacenamiento. Por ejemplo, una pared de ladrillos se podría recargar hasta 10.000 veces antes de ver reducida su capacidad

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan ahora los investigadores es aumentar la densidad de energía de estos supercondensadores. La densidad de energía de estos primeros ladrillos es de sólo el 1 % de la que ofrecen las baterías de iones de litio, pero el objetivo de los investigadores es igualar sus propiedades a un precio mucho más bajo. 

Por el momento, las investigaciones han demostrado que varios ladrillos pueden encender una luz LED, y los cálculos del equipo apuntan a que una pared de 60 ladrillos podría alimentar la iluminación de emergencia durante 50 minutos y tardaría 13 en recargarse.

Como señala para el periódico The Guardian, el profesor de Electrónica de Potencia de la Universidad de Warwick, Richard McMahon, si bien este trabajo es una “interesante demostración” de la posibilidad de almacenar energía, todavía queda “un largo camino” hasta su aplicación práctica

¿Podría tener esta tecnología algún efecto negativo en la estructura del ladrillo? Según apunta Julio D’Arcy, uno de los investigadores del estudio, para The Guardian, las reacciones llevadas a cabo sí que pueden tener un pequeño efecto debilitador de las propiedades estructurales del ladrillo, si bien D’Arcy señala que, en la actualidad, los ladrillos se utilizan esencialmente en fachadas decorativas. 

Aunque la carga almacenada por estos primeros ladrillos todavía es pequeña, el estudio considera que un muro de ladrillos conectados sí que necesitaría un revestimiento aislante. Durante la investigación se utilizó resina epoxi, que incluso permitía el funcionamiento de los ladrillos bajo el agua. 

* Echa un vistazo a la investigación completa en la Revista Nature Communications.

Fuentes: The Guardian, El Confidencial, The Conversation.

Related Post