Soluciones concretas y eficaces para reducir la siniestralidad laboral

En la Fundación Laboral de la Construcción llevamos casi 25 años trabajando por un sector más seguro. Nuestro objetivo es instaurar una verdadera cultura preventiva. Para ello, fomentamos la prevención de riesgos laborales en todos los ámbitos y niveles de las obras de construcción.

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, queremos recordar a todos los trabajadores y empresas del sector los servicios y herramientas que tienen a su disposición. Línea Prevención, Gesinprec, la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC), la formación preventiva, los proyectos y estudios en el área de la PRL y las visitas de asesoramiento a obras, son las soluciones concretas y eficaces que ofrecemos para reducir la siniestralidad laboral.

¿Quieres saber más? Descárgate el folleto de Servicios de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral de la Construcción.

 

Related Post

Minientrada

Los costes económicos de una buena gestión de la seguridad y salud en el trabajo

Desde la Fundación Laboral de la Construcción no nos cansaremos de ensalzar los beneficios de una buena gestión de la seguridad y salud laboral. Hace unos meses, os recomendábamos el reportaje publicado por Euronews sobre “La economía detrás de la salud y la seguridad laboral”, donde nuestro director general, Enrique Corral, hablaba de la “necesidad de convencer al empresario de la rentabilidad de la prevención”.

La ‘rentabilidad de la prevención’ es precisamente el concepto en torno al que gira el nuevo proyecto de la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA), cuyo título es ‘Costes y beneficios de la seguridad y la salud en el trabajo’, que pretende demostrar que una buena gestión de la prevención de riesgos laborales en la empresa va asociada a mejoras en el rendimiento y la rentabilidad.

La EU-OSHA está trabajando para desarrollar un modelo económico de costes para poder hacer cálculos fiables de los beneficios de la seguridad y salud en el trabajo.

La agencia parte de una serie de ventajas intrínsecas en la adopción de una estrategia nacional sólida en PRL:

  • Mejora de la productividad por el menor número de bajas por enfermedad.
  • Reducción de los costes de asistencia sanitaria.
  • Mantenimiento en el empleo de los trabajadores de mayor edad.
  • Impulso de métodos y tecnologías de trabajo más eficientes.
  • Disminución del número de personas que tienen que reducir su jornada laboral para cuidar de algún familiar.

Estemos muy atentos a los resultados de este estudio a gran escala que identificará y evaluará cada estrategia de los Estados miembros, para desarrollar un modelo de cálculo de costes que nos dé una razón más para creer en los beneficios de una buena gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Related Post

X Aniversario de la Ley de Subcontratación: 10 años acreditando en prevención a los trabajadores del sector

Se cumple estos días el décimo aniversario de la promulgación de la Ley reguladora de la Subcontratación en el Sector de la Construcción. Tal como reza su artículo primero, el objetivo de esta ley era mejorar las condiciones de trabajo en el sector, en general, y las condiciones de seguridad y salud de sus trabajadores, en particular.

Para lograr ese objetivo, la ley incide en tres elementos esenciales:

  1. La limitación de la cadena de subcontratación en las obras.
  2. La documentación de la subcontratación y la acreditación y registro de empresas.
  3. La acreditación de la formación preventiva de los trabajadores.

En el ámbito de este tercer elemento, la Fundación Laboral de la Construcción ha desempeñado un papel muy importante. Como desarrollo de lo previsto en la Ley, los agentes sociales, a través del iV Convenio General del Sector de la Construcción, establecieron en 2007 los programas formativos específicos por oficios y puestos de trabajo y definieron un sistema de acreditación de esa formación preventiva, la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC), encargando su gestión a la Fundación.

Quizás sea buen momento para hacer balance de esa gestión, recopilando algunos datos de estos últimos años. Por ejemplo, la Fundación ha impartido formación preventiva regulada en el CGSC a 650.000 trabajadores desde el año 2007 hasta hoy. Otro dato: se han expedido más de 750.000 tarjetas.

Pero también deberíamos ir haciendo balance de resultados en relación con el objetivo de la Ley. Un buen indicador puede ser la evolución de los índices de siniestralidad en el sector.

Tabla de la evolución de los índices de siniestralidad en el sector.

Tabla de la evolución de los índices de siniestralidad en el sector.

Gráfica de la evolución de los índices de siniestralidad en el sector.

Gráfica de la evolución de los índices de siniestralidad en el sector.

Como podemos observar en el cuadro y en el gráfico, tanto el número de accidentes en el sector como el índice de incidencia se fueron reduciendo paulatinamente entre los años 2006 y 2013. Es cierto que el número de trabajadores del sector fue descendiendo también, pero el dato que nos importa realmente es el del índice de incidencia, que es el número de accidentes por cada 100.000 trabajadores. Y es muy significativo que el índice se redujo en más de un 50% durante esos años.

Pero también es verdad que en los años 2014 y 2015 se ha producido un repunte de ese índice.

Dos conclusiones podemos extraer de este análisis: la primera, que se ha demostrado que el trabajo conjunto de los agentes del sector a través de la negociación colectiva puede producir efectos muy beneficiosos para la mejora de las condiciones de trabajo; y la segunda, que no debemos bajar la guardia ahora que parece que el sector comienza a reactivarse.

 

Related Post