El legado de Antonio Lamela, símbolo de innovación y modernidad

El pasado 1 de abril nos dejaba el reconocido arquitecto español Antonio Lamela, a los 90 años de edad. Se le recuerda por ser innovador en sus proyectos, teniendo siempre presentes los últimos avances a la hora de trabajar. Llevaba alrededor de una década dedicado al estudio de las dos ciencias que él mismo desarrolló: el Geoísmo y el Cosmoísmo, una especie de urbanismo de conformidad planetaria con los que abordó temas como la sostenibilidad.

Este prestigioso arquitecto se caracterizó por su modernidad, su inconformismo y su disposición a encontrar nuevos problemas y nuevas soluciones en cada proyecto. Sus obras más conocidas están en Madrid, su ciudad natal. Entre las más destacadas se encuentran las Torres de Colón, la reforma y ampliación del Estadio Santiago Bernabéu y la Terminal T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Desde pequeño, Lamela se sintió fascinado por las obras de gran magnitud y siempre tuvo claro que quería dedicarse a la arquitectura o la ingeniería. Siendo todavía estudiante, participó en el proceso inmobiliario de una promoción en la calle O’Donnell 33 (1955-1958), singular edificio situado en las cercanías del Parque del Retiro. De él cabe destacar que fue el primer bloque de viviendas en España que incorporó aire acondicionado central. Fue allí donde decidió instalar su estudio.

Lamela también proyectó numerosos edificios en la Costa del Sol y Mallorca, en la época del boom turístico. Asimismo, y junto a su socio José Meliá, desarrolló varios hoteles, como el Meliá Princesa (1963), frente al Palacio de Liria, en Madrid.

Anotnio Lamela y las Torres Colón | Fuente: Estudio Lamela

Anotnio Lamela y las Torres de Colón | Fuente: Estudio Lamela

En la proyección de las famosas Torres de Colón (1967-1976), Lamela introdujo en España el concepto de arquitectura suspendida. De dos grandes pilares, uno por cada torre, se va construyendo de arriba hacia abajo, colgando las plantas. Esta moderna obra ganó el premio a la mejor construcción de 1975, en el Congreso Mundial de Arquitectura y Obra Pública de Nueva York.

El Estadio Santiago Bernabéu fue ampliado y reformado desde 1988 por Lamela, hasta conseguir la estética que tiene en la actualidad. Otra obra cumbre del arquitecto, de la mano de Richard Rogers, es la Terminal T-4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (2006). La obra está basada en tres ideas: las cubiertas onduladas, las columnas en pares, y una gama de colores del arco iris que va del azul oscuro al rojo, pasando por el amarillo.

Antonio Lamela con Richard Rogers y la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas | Fuente: Estudio Lamela.

Antonio Lamela con Richard Rogers, en la T-4 de Barajas | Fuente: Estudio Lamela.

Premio Nacional de Arquitectura 1998, Antonio Lamela era miembro de la Real Academia de Doctores de España de Arquitectura y de Bellas Artes. En 2005 recibió la Medalla de oro al Mérito en el Trabajo y en 2006 el Premio “Jaime I de Sostenibilidad”.

A día de hoy, el Estudio Lamela está dirigido por su hijo Carlos, siendo una firma de arquitectura con gran reconocimiento internacional que el pasado mes de febrero inauguraba en Bruselas la Torre Astro, el edificio sostenible más alto de Europa.

Related Post

La economía circular, clave de la nueva industria de la construcción

“Producir, consumir y tirar” es y será sustituido por “reducir, reutilizar y reciclar”, conocidas también como las “3 R”. Esta es la máxima de la economía circular, el nuevo modelo de producción que busca prolongar la vida útil de los materiales y los recursos tanto como sea posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos.

La Comisión Europea promueve desde hace varios años la transición de Europa hacia una economía circular, con el firme convencimiento de que ésta impulsará la competitividad, fomentará el crecimiento económico sostenible y creará nuevos puestos de trabajo. De este modo, a finales de 2015 lanzó un paquete de medidas para impulsar este nuevo sistema alternativo de producción y consumo. Entre las decisiones adoptadas, destaca la creación de una plataforma de apoyo financiero para la economía circular con el Banco Europeo de Inversiones (BEI); asimismo, propone una mejora de la legislación relativa a ciertas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, al tiempo que ofrece orientaciones a los Estados miembros sobre la transformación de residuos en energía.

Dado que la construcción es uno de los sectores con mayor impacto ambiental y con alto porcentaje de generación de residuos, la aplicación de la economía circular es clave de la transformación de la nueva industria de la construcción.

Precisamente, la CE acaba de lanzar un Protocolo sobre los residuos de la construcción y demolición (RCDs) dado que representan uno de los mayores volúmenes de residuos en Europa. “Se produce una tonelada de residuos de construcción y demolición por persona y año, lo que significa 500 millones de toneladas anuales en toda la UE”, afirman desde el organismo europeo.

En este sentido, es reseñable poner como ejemplo a la industria cementera española, que lleva años utilizando las denominadas “materias primas secundarias”, los productos que abandonan la condición de residuos para convertirse en recursos. (Te recomendamos nos perderte un post anterior donde te contábamos que hace la industria cementera española para que sus residuos no acaben en vertederos).

Pero no sólo la economía circular debe aplicarse en la gestión de residuos de construcción y demolición, como apuntaba el recién reelegido presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, este miércoles 22 de marzo, en El Economista: “El sector de la construcción va a desempeñar un papel clave en el proceso de transición a esa economía circular, sobre todo por lo que afecta a las repercusiones medioambientales de sus procesos y a la gestión de sus residuos, pero también por lo que se refiere al comportamiento medioambiental del producto construido, fundamentalmente los edificios”.

La innovación es el aliado principal con el que cuenta la construcción para hacer posible la verdadera transición hacia la economía circular, reduciendo residuos, diseñando en origen de forma ecológica, utilizando materiales reciclados, mejorando el rendimiento de los edificios o construyendo con criterios de eficiencia energética.

Related Post

Minientrada

El 35% de los nuevos empleos creados en febrero procedían de la construcción… ¿Podemos hablar de verdadera recuperación?

La construcción se convirtió en febrero en la líder indiscutible de la creación de empleo en nuestro país. El 35% de los nuevos empleos creados procedían de este sector, que sumó al Régimen General de la Seguridad Social un total de 23.931 cotizantes.

Una de los mejores datos difundidos por el Ministerio de Empleo el pasado viernes se descubre en la tasa interanual. Los datos de febrero suponen un incremento de 47.300 afiliados desde hace un año, lo que significa un crecimiento del 7,1% en tasa interanual. De esta manera, en la actualidad hay registrados 717.011 afiliados al Régimen General en el sector de la construcción.

construccion empleo

Tradicionalmente febrero es un mes positivo para el empleo en el sector pero este ha sido especialmente bueno. Así lo ha reflejado la bolsa de empleo líder de la construcción, www.construyendoempleo.com, que el pasado mes publicó más de 114 ofertas y un total de 268 vacantes. En la actualidad, más de 72.000 trabajadores y 1.500 empresas del sector ya están registrados en esta plataforma.

De todas formas, los sindicatos del sector, CCOO de Construcción y Servicios y UGT-FICA, vuelven a advertir de la precariedad del empleo creado, y de que los números alcanzados están muy lejos de los 2 millones de personas que trabajaban en el sector en 2007.

Related Post