La transformación de la industria cementera española, aplicando la economía circular

Gracias al reciclado y la valorización energética, la industria cementera evitó en 2015 el vertido de 2,3 millones de toneladas de residuos. Ésta es una de las cifras que apunta la última actualización del informe sobre “Reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España”, elaborado por el Instituto Cerdà y presentado la pasada semana en Barcelona por la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente, Fundación CEMA.

Como ya os contamos en el post: ¿Qué hace la industria cementera para que muchos de nuestros residuos no acaben en vertederos?, publicado en noviembre del pasado año, la industria cementera española ha sufrido en los últimos años una importante transformación, aplicando la economía circular para la utilización de sustitutos de materias primas o de combustibles en sus procesos productivos.

Sin embargo, España, con un coste medio de gestión de residuos de 46,2 euros por tonelada, “está aún muy alejada de otros países de nuestro entorno como Bélgica, Dinamarca, Alemania, Suecia o Austria, en los que prácticamente han desaparecido los vertederos y cuyas tasas de vertido duplican o incluso triplican los españoles”, explicó el director gerente de la Fundación Cema, Dimas Vallina, durante el acto de presentación del informe.

Informe industria cementera

Durante la presentación del informe.

“La implantación de tasas disuasorias al depósito de residuos en vertedero es la vía más efectiva para mejorar las tasas de reciclado y para convertir los residuos no reciclables en recursos, en línea con las políticas de economía circular de la UE. No debemos olvidar que la fermentación de la materia orgánica produce metano, un gas 25 veces más nocivo que el del CO2 en el avance del calentamiento global”, añadió.

De las 33 fábricas de cemento existentes en España, 29 están autorizadas para el empleo de combustibles preparados a partir de residuos. En 2015, la industria cementera española recuperó energéticamente 749.372 toneladas de residuos, evitándose así la emisión a la atmósfera de 705.000 t de CO2, equivalente a un volumen similar al que capturan anualmente 141.000 hectáreas arboladas.

El porcentaje de sustitución energética -de combustibles fósiles por residuos-, en la industria cementera española, alcanza el 23,4%, una cifra muy alejada de la obtenida por otros países de nuestro entorno líderes en protección medioambiental, como Austria (75,1%), Alemania (64,6%) o Bélgica (50%).

De esto, se puede extraer que aún queda mucho por hacer y que la respuesta la tiene la mencionada economía circular. En la Comunicación de la Comisión Europea sobre este nuevo modelo productivo sostenible, se indica textualmente que “cuando no se pueden evitar o reciclar los residuos, en la mayoría de los casos, y tanto desde el punto de vista medioambiental como económico, es preferible recuperar su contenido energético en vez de depositarlos en vertederos”. De esta manera, la industria cementera juega un papel clave en ese nuevo paradigma de la economía circular, aprovechando el poder calorífico de residuos no reciclables.

En la siguiente infografía se recogen los principales datos del informe “Reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España. Año 2015”:

infografia.ai

* Consulta el informe sobre “Reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España. Año 2015”

Related Post

¿Por qué asistir al III Congreso de Edificios Inteligentes?

Tras el éxito de las dos primeras ediciones del Congreso Edificios Inteligentes, celebradas en 2013 y 2015, llega la tercera edición de este evento, que tendrá lugar los próximos días 20 y 21 de junio, en la Sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).

Organizado por el Grupo Tecma Red, se trata del principal foro profesional en España que aborda el concepto del Edificio Inteligente desde un punto de vista integral y multidisciplinar, para acelerar y aumentar la inclusión de las mejores soluciones y sistemas tecnológicos posibles en la edificación, con el objetivo de conseguir edificios más eficientes, seguros, funcionales y accesibles.

En el Congreso se contemplará una amplia variedad de áreas temáticas y soluciones, tanto para la nueva edificación, como para la rehabilitación. Asimismo, se tratarán aspectos técnicos, normativos y oportunidades de negocio relacionados con los Edificios Inteligentes. De este modo, los asistentes podrán conocer la situación actual y la proyección futura que conlleva la implementación de los Edificios Inteligentes en España.

auditorio-2-cei-2015

El contenido del programa se compone de dieciocho ponencias, cinco mesas redondas y varios momentos de networking. El día 20 de junio, a las 9.30 horas, inaugurarán el Congreso: Franciso Javier Martín Ramiro, subdirector general Arquitectura y Edificación; José María Ezquiaga, decano del COAM; y Stefan Junestrand, director del III Congreso de Edificios Inteligentes. Por su parte, el encargado de clausurar el encuentro será José Manuel Calvo, concejal del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

El Congreso tiene el apoyo institucional del Ministerio de Economía Industria y Competitividad; del Ministerio de Fomento; del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (Ceapat); del Ayuntamiento de Madrid y del COAM. Cuenta, además, con la colaboración de cerca de 65 asociaciones, organismos e instituciones relevantes del sector de la edificación en España, entre ellas, la Fundación Laboral de la Construcción.

Consulta el programa del III Congreso de Edificios Inteligentes

Related Post

Las verdaderas barreras de la necesaria rehabilitación energética

Nos encontramos ante uno de los mayores retos del sector de la construcción impulsado por el escenario económico, social y tecnológico global. La integración de la innovación en todo el entramado de esta industria es ineludible, no ya sólo en cuanto a materiales y procesos de gestión, sino en cuanto a la manera de concebir la edificación, la interactividad entre los agentes del sector y el propio negocio.

Métodos como BIM (Building Information Modelling) son impulsados hoy por el Gobierno de España, con el fin de implantar este sistema de trabajo colaborativo en la construcción. Nuevos términos, aplicados desde hace años en otros sectores empresariales, como la metodología Lean, el aprovechamiento de los datos masivos con los sistemas Big Data, la realidad aumentada y las impresiones 3D, la robótica o la ciberseguridad, se inmiscuyen con descaro en nuestro sector, con la intención de generar la revolución de la Construcción 4.0, también llamada “la digitalización del sector de la construcción”.

Sin duda, a esta aún inmadurez tecnológica se suma el arrastre de la crisis que sufrió la construcción. En este sentido, la rehabilitación de edificios y viviendas está siendo parte de la tabla de salvación que empuja hacia arriba el sector y que, movida por los objetivos sostenibles que marca la Unión Europea, también requiere innovación que permita aplicar criterios eficientes y sostenibles.

A principios de mayo, la Fundación Laboral de la Construcción habló precisamente sobre este asunto en la jornada que organizó la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) del Ayuntamiento de Getafe, sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana», en donde el responsable de Proyectos Internacionales de la entidad paritaria, Javier González, presentó el proyecto europeo Rehabilite y destacó la importancia de promover nuevas actuaciones y vías de financiación para potenciar la rehabilitación y la eficiencia energética.

Jornada sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana».

Jornada sobre «La rehabilitación como motor de la regeneración urbana», celebrada en el Ayuntamiento de Getafe.

En este foro, en el que también participaron portavoces del Ayuntamiento de Madrid, Andimat, Gas Natural, Ferrovial o Triodos Bank, entre otras organizaciones, los expertos pusieron en evidencia otras barreras con las que se encuentra la rehabilitación energética, además de nuevos modelos de apoyo económico, tales como: la imprescindible profesionalización del sector, para garantizar intervenciones de calidad, y la indispensable concienciación del ciudadano -y el trabajo comunicativo que conlleva por parte de los agentes del sector-, sobre los beneficios de la rehabilitación energética en términos de salud, confort y calidad de vida y, muy especialmente, en ahorro económico, a medio y largo plazo.

Consciente de todo ello, la UE centra cada vez más las convocatorias de los proyectos europeos especializados en construcción, en materias de energía, innovación, sostenibilidad, financiación y economía circular, sin olvidar la particular y esencial cuestión de la formación.

Según el Informe Barcelona Building Construmat, elaborado por el Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (ITec): “De la crisis sólo saldremos rehabilitando”. Y aunque en nuestro país está siendo una palanca clave, debemos dedicar más esfuerzos, ya que “Europa está invirtiendo entre 4,4 y 5,9 más veces que España en rehabilitación”, tal y como indica el citado estudio.

Related Post