Un paseo por los oficios históricos

Antes de que la realeza, la nobleza, el clero y la burguesía ocuparan palacios y edificios emblemáticos en la Edad Media y en la Edad Moderna, fueron otros los primeros que pisaron sus suelos. Constructores, albañiles, pintores, canteros y carpinteros europeos, entre otros gremios, desarrollaron sus habilidades y competencias en paralelo al crecimiento de la arquitectura.

La muestra de lo que fueron capaces de hacer aquellos maestros a través de sus oficios artesanales quedó plasmada en extraordinarias obras, muchas de las cuales han resistido el paso del tiempo. Pero el transcurso de los años no garantiza el devenir digno de lo material ni tampoco de los conocimientos.

Con la distancia de los siglos, el patrimonio arquitectónico muere si no se cuida, y eso es una pérdida que deja huérfana a la humanidad. De ello se percató Europa y, consciente de que su riqueza estaba en peligro de extinción, se firmó la Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico el 26 de septiembre de 1975. Este documento pone en alza el capital espiritual, cultural, económico y social del patrimonio arquitectónico como “valores irremplazables”, que favorecen el equilibrio de las sociedades y que posee “un valor educativo determinante”.

Además, aboga por la “conservación integrada”, que exige la puesta en marcha de medios jurídicos, administrativos, financieros y técnicos, así como por la colaboración indispensable de todas las partes para su éxito y su preservación como bien común de nuestro continente.

El cuidado de una herencia común
Construction Inheritance es una aplicación web, creada gracias al trabajo e investigación de seis instituciones de formación profesional procedentes de España, Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Portugal, como resultado final del proyecto homónimo liderado por la Fundación Laboral de la Construcción.

La herramienta ofrece un recorrido virtual de 360º por el Palazzo Calò Carducci de la ciudad italiana de Bari, un palacete datado entre los siglos XV y principios del XVIII, que fue rehabilitado para uso residencial y turístico por la empresa Garibaldi.

portada2

Este caso recuperado ha servido al proyecto Construction Inheritance como modelo pedagógico para la transmisión de competencias profesionales que se estaban perdiendo y que se han aplicado en la restauración del palacio. De hecho, la plataforma permite la opción de escoger en un listado completo y conocer en profundidad aquellas competencias y conocimientos que están en riesgo de ser “perdidos”.

A lo largo del tour -que se puede realizar en español, alemán, francés, italiano, portugués e inglés-, el visitante puede encontrar información ampliada sobre las diferentes intervenciones de rehabilitación tradicional que se realizan en cimentaciones y estructuras, fachada, cubierta, instalaciones y acabados.

planta3

La experiencia interactiva nos acerca a la realidad de las estancias del inmueble, donde se encuentran paradas informativas -en forma de ventanas emergentes- sobre las actuaciones de los oficios tradicionales que participan en una restauración.

Gracias a un plano y a un menú desplegable de niveles, el usuario puede desplazarse por las plantas y dependencias del palacio y conocer en todo momento su posicionamiento.

plano_niveles

Tanto para alumnos como para docentes, así como para cualquier persona interesada, este recurso educativo permite aprender o enseñar competencias profesionales clave para la rehabilitación del patrimonio en Europa que, con la jubilación de profesionales de la construcción y la pujante industrialización de los procesos constructivos, estaban siendo abocadas al olvido.

Un paseo por los oficios históricos, a través de Construction Inheritance, regala además la solemnidad que merecen estos quehaceres. Una visita que, envuelta en un imaginado repiqueteo de las herramientas de aquellos artesanos, se puede realizar al ritmo del elegante minué o de la alegre gavota que seguramente bailaban sus moradores originarios: los nobles Cecilia Carducci e Ignazio Calò.

Related Post

¡Aprende, jugando! Conocimientos y competencias que salvan vidas

La tendencia de la ‘gamificación’ se ha instalado también en la industria de la construcción. El aprendizaje a través del juego toma un papel relevante en la adquisición de conocimientos, que se “universaliza” gracias a la tecnología y la innovación, facilitando el abordaje de una formación más entretenida, dinámica y participativa.

En el caso de materias fundamentales como Seguridad y Salud, la aplicación de estas técnicas y herramientas aporta un acercamiento más motivador hacia conocimientos que pueden contribuir a salvar la vida de los trabajadores.

La ‘ludificación’ –término que recomienda Fundéu BBVA, la Fundación del Español Urgente, como traducción del anglosajón gamification- es la aplicación de mecánicas de juego a entornos no lúdicos que refuerzan el aprendizaje, puesto que requieren la implicación del usuario para el autoaprendizaje. Según los Fundamentos de la Gamificación del profesor Oriol Borrás Gené de la Universidad Politécnica de Madrid, este vehículo de formación cuenta con las siguientes ventajas:

• Activa la motivación por el aprendizaje.
• Retroalimentación constante.
• Aprendizaje más significativo permitiendo mayor retención en la memoria al ser más atractivo.
• Compromiso con el aprendizaje y fidelización o vinculación del estudiante con el contenido y con las tareas en sí.
• Resultados más medibles (niveles, puntos y medallas).
• Genera competencias adecuadas y alfabetiza digitalmente.
• Aprendices más autónomos.
• Genera competitividad a la vez que colaboración.
• Capacidad de conectividad entre usuarios en el espacio on line.

Esta manera de aprender plantea juegos, fases, objetivos, resolución de problemas y situaciones, en las que la persona debe implicarse para superar la evaluación final.

En el caso de los ‘juegos serios’ (por su traducción del inglés, serious games) o ‘juegos formativos’, el aprendizaje va ligado al entretenimiento y se plantea con videojuegos, simuladores o aplicaciones para móviles.

H&S Games es una aplicación para sistemas Android, descargable de manera gratuita desde Google Play, para la mejora del aprendizaje de competencias básicas en materia de Seguridad y Salud, mediante juegos educativos. Nacida de una iniciativa europea liderada por la Fundación Laboral de la Construcción, han participado para su desarrollo instituciones de Alemania, Finlandia, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Rumanía.

foto_app

Las instituciones socias han plasmado en este juego educativo las competencias básicas en Prevención de Riesgos Laborales en las obras de construcción acordadas como más relevantes en los siete países colaboradores. Asimismo, han compartido la necesidad de que esta herramienta sea lo más accesible posible, por lo que está disponible en español, inglés, alemán, italiano, holandés, rumano y finés.

Con ello, se pretende, además, contribuir en la disminución de la siniestralidad laboral en el sector de la construcción.

Con el fin de llegar al público más amplio posible, esta app visual e intuitiva es muy sencilla de utilizar. Consta de diversos tipos de juegos –pregunta-respuesta, detección de fallos sobre protecciones colectivas e individuales, toma de decisiones en escenarios reales, competición, etc.- que el usuario va superando, hasta completar su autoaprendizaje con un toque de entretenimiento.

La aplicación móvil H&S Games ha tenido muy presentes a las personas inmigrantes y los problemas a los que se enfrentan, por lo que con estos juegos educativos,  en los que prima lo visual como elemento clave del aprendizaje, estos trabajadores pueden superar la barrera del idioma, que les puede hacer más complicada la asimilación de conocimientos, y mejorar así más fácilmente su cultura preventiva.

Pero se trata de una app que, además de por alumnos y profesores, también puede ser utilizada por cualquier otra persona interesada en Seguridad y Salud.

Related Post

¿Está tu vivienda preparada para el frío?

No estamos preparados para el frío que nos viene. No nosotros, sino nuestras viviendas, nuestros hogares. No disponen de un sistema de calefacción adecuado para cada necesidad particular.

La consultora PwC ha analizado el gasto medio anual para calentar una casa (de 90 metros cuadrados). ¿Sabías que el gasto anual en calefacción de gas natural le supone a una familia entre 760 y 928 euros? ¿Y que si es una calefacción eléctrica el desembolso alcanza los 1.960 y hasta 2.168 euros anuales?

Por eso queremos dejarte una serie de consejos y pautas fundamentales para poder ahorrar en la factura de la calefacción. El invierno está cerca y debemos tomar medidas.

Por un lado, debemos saber qué sistema de calefacción es el idóneo para nuestra casa, dentro de las posibilidades que ofrece el mercado:

  • Sistema de caldera de gas con radiadores de agua: es el más utilizado. El calor se produce mediante la quema de combustible (ya sea gas natural, gas propano o gasóleo C), en una caldera situada en un espacio específico dentro del edificio o vivienda, y se distribuye a los radiadores a través de conductos de agua. Precio medio de la instalación: 3.126 euros, mientras que si el combustible es de gasóleo C, el precio medio llega a los 3.881 euros.
  • Sistema de calefacción eléctrica. Su elección se debe a que su instalación es muy sencilla, segura y no necesita mantenimiento. No es la mejor opción para calentar grandes espacios. El precio medio de la instalación de un sistema de calefacción eléctrica de calor azul es de 1.875 euros, aunque puede variar dependiendo de factores como la calidad de los materiales.
  • Sistema de suelo radiante (eléctrico, por agua o por fibra de carbono). Está emergiendo y es el sistema más confortable para zonas con un clima muy frío, ya que el calor es uniforme en toda la vivienda y no reseca el ambiente. El precio medio de la instalación es de 6.577 euros. La desventaja es que, si la instalación no está hecha, requiere hacer obras, puesto que hay que levantar el suelo y ello subiría el precio hasta los 15.000 euros.

Captura

  • Calefacción de pellets. Se basa en biocombustible formado por pequeños cilindros elaborados a partir de serrín natural seco y comprimido, con un elevado poder calorífico. Es la alternativa más ecológica. El único inconveniente es el precio de este tipo de calefacciones, ya que es mucho más caro que una caldera o una estufa convencional. No obstante, tras su instalación el gasto de consumo medio mensual puede estar perfectamente por debajo de los 70 euros.

Por otro lado, tras elegir el sistema que más se acerque a las necesidades y características de nuestro hogar, llega el momento de seguir unas pautas en cuanto a eficiencia energética:

  1. Aislamiento correcto del hogar. Cualquier elemento en contacto con el exterior puede representar un punto de pérdida de calor.
  2. Calcular la potencia necesaria para conseguir una temperatura adecuada. Ni más ni menos.
  3. Mantener una temperatura de confort adecuada para el interior de una vivienda de 21º ¡Una subida de 1º eleva el consumo hasta un 8%!
  4. Realizar revisiones periódicas de la instalación. El hecho de contactar con un técnico de mantenimiento a tiempo nos ayuda a ahorrar hasta un 15% de energía.

Esperamos que estos consejos y pautas eficientes hayan sido útiles y puedas ponerlos en práctica en tu hogar de cara a la próxima factura de consumo de calefacción.

 

Fuentes: El Mundo, PwC y Habitissimo.

Related Post